Jan Konopásek, músico de jazz y trotamundos

07-05-2016

En este espacio regular de los sábados en Radio Praga, dedicado a la música clásica y jazz nacionales, podrán conocer la vida y obra de Jan Konopásek, uno de los mejores saxofonistas y flautistas de jazz checos. En los años 60 tocaba junto con otro destacado músico checo de jazz, Karel Velebný, así como en la orquesta de Karel Krautgartner y más tarde, tras radicarse en Estados Unidos, tocaba en las bandas de Oliver Nelson, Buddy Rich y otros destacados músicos. Les deseamos una agradable escucha y esperamos que la música que hemos seleccionado para esta ocasión resulte de su agrado.

Jan Konopásek, foto: Jiří Plocek, ČRoJan Konopásek, foto: Jiří Plocek, ČRo Jan Konopásek vivió una vida bastante agitada. Fue elogiado en su país por su maestría musical, luego fue prohibido transmitir sus actuaciones en radio y televisión por haber emigrado al extranjero, para más tarde todavía ser ovacionado nuevamente, tras regresar a su tierra natal después de los cambios democráticos de 1989.

En abril de 2016, Konopásek fue galardonado con el Premio de Gustav Brom, por su aporte a la música jazz, concedido por la Radiodifusión Checa de Brno conjuntamente con el festival Jazzfest Brno. Esta distinción fue la merecida culminación de la carrera profesional del músico. Pero aún así, e independientemente de tener más de 80 años de edad, de vez en cuando Konopásek se deja convencer, se pone a tocar, y su música emociona a cualquiera que la escuche.

Los primeros pasos en la música

Al igual que otros futuros destacados intérpretes, también Jan Konopásek comenzó a familiarizarse con los instrumentos musicales en su infancia, recibiendo más de diez años clases privadas de piano. Pero más tarde abandonó ese instrumento, optó por el saxófono y centró su atención en la música jazz. Sin embargo, como afirma, el piano le ayudó a identificarse con la música y conocer su profundidad, al tiempo que desarrolló en él una sensibilidad melódica y la capacidad de una imaginación musical armónica.

Los exitosos años 60

A comienzos de los años 60, junto con otro destacado músico de jazz, Karel Velebný, Konopásek actuaba en clubes de Praga, programas de radio y de televisión con la popular orquesta de Karel Krautgartner. Ese período fue uno de los de mayor actividad profesional en la vida de Konopásek.

Karel Krautgartner, foto: archivo de la Radiodifusión ChecaKarel Krautgartner, foto: archivo de la Radiodifusión Checa Sin embargo, pasado algún tiempo la orquesta tuvo que ser disuelta por orden de la policía secreta, que le acusaba de propagar la cultura de Occidente. Konopásek, junto con otros músicos crearon entonces el elenco Studio 5, que pronto se ganó gran popularidad entre los amantes del jazz. Fue entonces que Konopásek aprendió a tocar también la flauta, para enriquecer la composición de ese elenco.

Más tarde le fue permitido a Krautgartner crear una nueva orquesta y el Studio 5 formó parte de ésta, aunque actuaba igualmente en forma independiente, en clubes y otros escenarios, así como acompañando las representaciones del teatro de títeres de Spejbl y Hurvínek. En ese período Konopásek conoció al renombrado músico eslovaco de origen gitano, el trompetista Laco Deczi, que propagaba la interpretación del jazz al estilo de los músicos estadounidenses, lo que encantó a Konopásek, quien invitó a Deczi a la colaboración.

Los años del exilio

Laco Deczi, foto: Petr VidomusLaco Deczi, foto: Petr Vidomus En el año 1965 Jan Konopásek emigró a través de la entonces Yugoslavia a Italia y posteriormente vivió cinco años en Alemania. En 1971 se trasladó a Estados Unidos, donde se quedó a vivir por veinte años. Los comienzos en ese país fueron bastante duros para Konopásek. De músico altamente apreciado y aplaudido en su país de origen pasó a ser alguien totalmente desconocido, una persona que pasaba desapercibida. Pero tuvo suerte y le ayudaron amigos músicos que había conocido antes, que le abrieron camino a cuerpos musicales como Lionel Hampton Orchestra, Woody Herman Thundering Herd y otras. Los ejemplos musicales de Konopásek han sido Oliver Nelson, Gerry Mulligan y Thad Jones.

De vuelta en casa

Foto: SupraphonFoto: Supraphon Después de los cambios democráticos en Europa del Este a finales de los años ochenta, Jan Konopásek decidió regresar a la entonces Checoslovaquia, a donde llegó en 1991, a pesar de que sus amigos músicos trataron de convencerlo que se quedara en Norteamérica. Según afirma Konopásek, esa fue su tercera emigración. Primero se marchó en 1965 a Alemania, y posteriormente en 1971 a Estados Unidos. Y en 1991 volvió a su tierra natal. Aquí el renombrado músico se queda ya para siempre, como dice.

07-05-2016