Los checos encantados con la naturaleza suramericana

10-02-2006

Con la apertura de las fronteras, tras la Revolución de Terciopelo, los checos comenzaron a viajar a los países antes prohibidos. Y no solamente a los de Europa Occidental, sino también a regiones consideradas exóticas. Los primeros viajes eran más bien para hacer turismo, sin embargo, con el tiempo, los checos comenzaron a viajar con fines más específicos. En esta edición de "A toda marcha" conversaremos con Lukás y Eva, dos biólogos que visitaron Argentina y Perú.

PerúPerú ¿Qué te motivó de ir a Argentina, Lukás?

"Al principio un colega entomólogo dijo que quería ir a Argentina para observar abejas, como parte de sus estudios, y quería que le acompañasen algunos amigos. Para mí Argentina era una oportunidad excelente de ver la naturaleza y pescar pececillos de acuario en un arroyo".

¿Y por qué viajaste tú a Perú, Eva?

"El Jardín Botánico de Praga emprendió una expedición a Perú en la que yo participé. Para mí fue un viaje de negocios. Realizamos una investigación botánica en varias zonas del país. Yo concretamente cerca de la ciudad de Atalaya en la provincia Ucayali y también en los alrededores de la ciudad Oxapampa en el Parque Nacional Yanachaga-Chemillén".

¿Qué es lo que más te gustó?

Foto: Shao, Creative Commons 3.0Foto: Shao, Creative Commons 3.0 "Varios son los temas que me llamaron la atención. En primer lugar, la naturaleza, ya que es completamente diferente de la nuestra en las partes tropicales. Sin embargo, según íbamos desplazándonos hacia el sur, la naturaleza se parecía cada vez más a la de la República Checa, así que nos sentimos como en casa. La Patagonia por ejemplo es semejante a los Alpes".

"Claro que lo que más me gustó en Perú fue la naturaleza. Tuvimos suerte de visitar la selva y las llanuras, luego - en localidades más altas - entramos en el bosque lluvioso tropical. La naturaleza peruana es extraordinariamente rica y bella. Hay un sinfín de especies de plantas, nosotros, desgraciadamente tuvimos la oportunidad de estudiar sólo una parte de ellas".

Ambos biólogos se llevaron una excelente impresión de los habitantes de Perú y Argentina, tanto por su amabilidad como por su cordialidad. Eva además añade que le gustaron mucho los mercados locales. Según sostiene, ofrecen mercancía que no se puede ver en ninguna parte de Europa Central.

¿Hubo algo que te decepcionó?

"Creo que no hubo muchas cosas que me decepcionasen. No me gustó que los lugares famosos hayan estado llenos de turistas".

"No se puede hablar de decepción, ya que hay un fenómeno conocido por todos en los países tropicales, se trata de la devastación de la naturaleza. Especialmente cuando la selva se transforma en pastizales para el ganado. Por otro lado, entiendo que resulta necesario".

¿Te gustaría volver a Sudamérica o visitar otro país tropical?

"Argentina, aunque es un país suramericano, tiene un clima más bien subtropical. A mí me gustaría visitar un país de la zona puramente tropical como Venezuela, Bolivia o Costa Rica. El principal motivo es siempre el mismo, ver la naturaleza".

"Me gustaría regresar a Perú, me encantó. Además faltan muchas zonas que no ha logrado ver, incluyendo los antiguos monumentos peruanos y varios lugares en la alta montaña. En cuanto a los viajes que realizaré en el futuro, estaré muy contenta si logro visitar otro país tropical este año. Todo indica que será un país de África".

En "A toda marcha" conversamos con Eva y Lukás sobre sus visitas a América del Sur. ¿Qué opinan Uds. amigos?

10-02-2006