Las galletas de Navidad checas, una delicia para grandes y chicos

03-12-2004

En la mayoría de los hogares checos se percibe ya el ambiente navideño. Abuelas, tías, madres, hijas, y amas de casa en general han empezado a preparar las galletas de Navidad, que son deleite de grandes y chicos. Los hornos arrojan aromas fantásticos que evocan la llegada de la mejor época del año.

En A Toda Marcha conversamos hoy con algunas vecinas de Praga que nos relatan sus aventuras con las galletas navideñas, indispensables en la dieta de los checos para las festividades de Navidad y de Año Nuevo.

Zdenka, es una chica moderna, que combina la tradición con la oferta del mercado que ofrece galletas navideñas industriales.

"Nosotros preparamos unos tres o cuatro tipos de galletas, se trata de la base, digamos los que nos gustan más. Pero yo siempre ordeno unos seis o siete tipos más en una pastelería"

Los galletitas de Navidad que se comen en la República Checa son sumante variadas, tanto en sabores como en formas. Hay galletitas de vainilla, chocolate, rellenas, bañadas con azúcar, con mermelada, de matequilla, unas son más secas, otras cremosas, en fin una maravilla.

"No puedo imaginar la Navidad sin galletas navideñas, se trata de un tradición muy fuerte inculcada en todos nosotros. Antes hacíamos más de diez tipos de galletitas, pero ahora ya no tenemos tanto tiempo, la vida es mucho más agitada".

Como les decía las galletitas son de muchos sabores y también de muchas formas. Las galletitas se preparan en moldes, o bien se moldean manualmente, y se adornan con azúcar, chocolate, y un sin fin de ornamentos para repostería. En muchos casos se trata de "pequeñas obras de arte".

Lenka, es especialista en informática, y nos reveló que no tiene mucho tiempo para preparar las galletas, pero que tiene una receta infalible.

"En casa preparo únicamente tres tipos de galletitas navideñas, porque el resto los hace mi abuelita, que me da muchas galletas y muy variadas, ella dice que no quiere que la nieta pase un vergüenza en Navidad".

Además de las galletas de Navidad, algunas familias preparan también pan de especias, arrollados, pasteles y otra repostería muy fina. Pero las galletas de Navidad a veces superan su temporada y se siguen comiendo durante el resto del año. Claro que se trata de una excepción, no es la norma.

"Tengo que confesar que en nuestro caso comemos galletas de Navidad casi todo el año, y cuando no tenemos galletas comemos algún pastel o algo dulce, porque nos gusta muchísimo"

Milada, representa a la generación que se esfuerza por mantener viva la antigua tradición de las galletas navideñas checas.

"Yo trato de seguir la tradición, digamos al pié de la letra, y es por eso que preparo entre 20 y 24 tipos de galletas de Navidad, es algo fabuloso, que además de gustarnos sirve para unir aún más a la familia"

Las recetas de las galletas de Navidad se heredan de generación en generación, y muchas veces sirven de artículo de trueque entre las vecinas y familiares.

"Yo no me imagino Navidad sin enormes platos repletos de galletas navideñas, tal y como las preparaban mi madre y mi abuela. Esas viejas recetas son parte de nuestra herencia familiar".

Además de las galletas los checos comen una serie de platos diferentes y cuentan con ricas e interesantes tradiciones. Les invitamos para escuchen los programas especiales que sobre el tema preparó Radio Praga.

03-12-2004