El verano favorece a los festivales al aire libre

11-07-2008

En la República Checa, verano es la época de los festivales al aire libre, los que por estos días proliferan en el país. Sobre sus atractivos conversamos en este A Toda Marcha con Michal Šesták, organizador del festival České Hrady.cz.

Rock, pop, folk, jazz: los festivales veraniegos ofrecen un cóctel explosivo de varios géneros musicales. En la República Checa se celebran decenas de estas actividades y su popularidad va en aumento, afirma Michal Šesták, organizador, desde hace cuatro años, del festival České Hrady.cz.

“Por primera vez organizamos el festival en 2004 y el número de visitantes se ha ido elevando cada año. Creo que los festivales veraniegos son un fenómeno de esta época y, para la gente joven, una manera de pasar el tiempo libre en verano”, sostiene Šesták.

Entradas a bajos precios, una atmósfera relajada y la posibilidad de conocer lugares bonitos y, a la vez, disfrutar de la música: son los mayores atractivos de los festivales de verano. Según Michal Šesták, a los checos les gusta mucho divertirse al aire libre ya que, debido al clima frío, tienen pocas oportunidades de hacerlo durante el año.

“Cuando hace buen tiempo, nadie tiene ganas de estar encerrado en un club, sino que quiere salir fuera, al aire libre. Creo que es el principal motivo porque la gente va a los festivales de música”, subrayó Šesták.

Como crece la popularidad de los festivales veraniegos en el país, aumenta también su número y los organizadores tienen que esforzarse por ganarse al público. Por eso la agencia Nedomysleno, de Michal Šesták, tuvo la singular idea de organizar los festivales en destacados monumentos históricos checos. České hrady.cz es una serie de festivales que se celebran cada año en los distintos castillos del país. Este año tendrán lugar en Točník, Kunětická hora, Švihov y Bezděz. Michal Šesták explica cómo surgió la idea y de dónde sacó la inspiración.

“Soy un gran aficionado a la banda irlandesa U2. Hace cinco años conseguí un DVD de una gira suya por Irlanda. Un concierto tuvo lugar en las cercanías de un castillo antiguo y visualmente era muy bonito. No es que copie la idea del todo, pero me sirvió de inspiración”, señaló Šesták.

Kunětická hora, foto: CzechTourismKunětická hora, foto: CzechTourism Los festivales naturalmente cuentan con la participación de muchas bandas e intérpretes tanto locales como extranjeros. Cuanto más populares sean, mejor. Michal Šesták sostiene que en principio no es fácil conseguir para su festival a estrellas, pero si deciden venir acaban divirtiéndose igual o más que los visitantes.

“Los intérpretes también se divierten en nuestros festivales. Nos esforzamos por ofrecerles un buen servicio, tanto desde el punto de vista técnico como del confort personal. Me permito decir que el proyecto nuestro está entre los preferidos por los músicos checos”, recalcó Šesták.

ŠvihovŠvihov En agosto de cada año, la isla de Óbuda, situada en el corazón de la capital húngara Budapest, se convierte en el escenario de un singular espectáculo: el festival Sziget, el más grande de Europa. Durante una semana, en 120 hectáreas, y durante las 24 horas al día, sus visitantes pueden disfrutar de cerca de mil eventos artísticos. El año pasado, el festival fue visitado por unas 370 mil personas, es decir, 50 mil cada día.

En comparación con Sziget, incluso el mayor festival de música checo, Rock for People, con unos 25 mil visitantes, resulta insignificante. Michal Šesták afirma que los festivales locales no se pueden comparar con actividades semejantes realizadas en otros países europeos, ya sea por la escasa población de la República Checa o por la falta de apoyo por parte de las autoridades checas.

BezdězBezděz “Muchos festivales en el extranjero pueden permitirse ofrecer entrada libre, ya que las autoridades de su país subvencionan parcial o completamente estas actividades culturales. Ello se refleja también en la calidad de servicio a los visitantes”, afirmó Šesták.

Y antes de despedirnos, invitamos a todos nuestros oyentes que actualmente se encuentran en la República Checa a asistir al primer festival de la serie de České hrady.cz, que se celebrará este fin de semana en el castillo Točník, Bohemia Central.

11-07-2008