Ay, ¿Qué pasa con mi cabeza?

06-01-2006

La Noche Vieja, es la más festejada del año tanto por niños como por adultos. Hay muchos modos de su celebración: Se puede ver la televisión, comer tapas y bocadillos o lanzar cohetes artificiales. Sin embargo, la actividad más frecuente de los festejantes es beber alcohol. Su consumo abusivo puede llevar a consecuencias poco agradables. A pesar de todo, en la Noche Vieja muchas personas no resisten a la tentación de las bebidas espirituosas. Sobre la Noche Vieja y las costumbres para luchar contra la resaca conversamos en esta edición de "A toda marcha" con Jirí y Petra, dos estudiantes universitarios de Praga.

Jirí, ¿cómo celebras la Nochevieja y la llegada del Año Nuevo?

"Suelo celebrar la Nochevieja con mis amigos, sea en un chalet de montañas, sea en un piso o en un bar donde hay mucha gente. En general, la reunión con los amigos en la Nochevieja se parece a cualquier otra fiesta, con excepción de la hora en que se acerca la medianoche. Es cuando todos guardamos la tradición, contamos los últimos segundos del año que termina y lanzamos fuegos artificiales. El resto de la noche se pasa en tranquilidad - se charla y se bebe".

¿Y tú Petra? ¿Cómo pasas la Nochevieja?

"Cuando era menor, solía pasar la Nochevieja con mis amigos. Siempre había mucha gente en la celebración con algunas personas que ni siquiera conocía. Se festejaba en un apartamento y se bebía mucho cuando nos acostábamos a las altas horas de la noche y el día siguiente nos sentíamos muy mal".

En los últimos años, no obstante, Petra cambió un poco sus costumbres y pasa la Nochevieja con más moderación entre gente que conoce como son sus amigos, su familia y su novio.

Tras las celebraciones de la Nochevieja, muchas personas sufren una consecuencias desagradables - como la resaca.

Jirí, ¿cómo luchas contra la resaca del día siguiente a la Nochevieja?

Foto: www.czechtourism.czFoto: www.czechtourism.cz "Creo que no merece la pena luchar contra la resaca. Por eso no lo hago y simplemente duermo cuanto puedo el día siguiente. De vez en cuando tomo una cerveza para mitigar las consecuencias del alcohol o veo la tele todo el día".

¿Y cómo evitas la resaca tú, Petra?

"Tener resaca resulta siempre mal para mí. Estoy de mal humor y enfadada conmigo misma y me siento avergonzada. Se puede hacer poco para evitar la resaca, sin embargo tras pasar una noche muy alegre, intento dormir bien y por la mañana bebo un café cargado o un caldo de pollo. Cuando no tengo que ir al trabajo, doy un paseo para refrescar mi cabeza".

Petra afirma haber comprobado que lo peor en las fiestas muy animadas no es el consumo excesivo de bebidas alcohólicas, sino la falta de sueño en las horas en que uno normalmente duerme. Cree entonces que para paliar la resaca es necesario sobre todo dormir bien.

¿Podéis definir la peor resaca?

"La peor resaca es el fruto de la combinación de diversas bebidas alcohólicas. Y especialmente en la Nochevieja, cuando se suele beber champán. Luego, cuando la noche se prolonga se consume mucha cerveza y bebidas espirituosas que todavía empeoran la situación".

"Creo que la peor resaca se coge tras las fiestas imprevistas. Se bebe sin tino y excesivamente y muchas veces diferentes tipos de bebidas alcohólicas, sin comer antes. Tampoco me sientan las invitaciones a beber chupitos, hechas por mis amigos".

Jirí, ¿qué crees que es lo peor en la resaca?

"Lo peor en la resaca es el dolor de cabeza y la posterior depresión cuando me doy cuenta de que olvidé o no hice muchas cosas en el tiempo libre".

Petra, ¿qué haces para mitigar las consecuencias negativas de la fiesta?

"La mejor preparación antes de ir de fiesta es comer bien, ya que la comida, con excepción de platos con grasa, ayuda a absorber el alcohol. Bien comida, puedo beber más de lo normal. Si estoy pasada de copas prefiero que haga frío, ya que se me despeja mejor la cabeza cuando doy un paseo".

En "A toda marcha" conversamos con Jirí y Petra sobre la Nochevieja y la resaca. Y cuáles son sus experiencias, amigos?

06-01-2006