Mozart fue agasajado en Praga por aristócratas de logias masónicas

27-12-2008

En el siglo XVIII, la afiliación de destacados compositores a logias masónicas no fue un fenómeno excepcional en el centro de Europa. A los 28 años se puso el mandil masónico Wolfgang Amadeus Mozart. Como música circunstancial para las logias masónicas compuso a lo largo de su vida una decena de obras. La pertenencia a la masonería jugó un papel positivo en la relación de Mozart hacia Praga porque ya en Viena había conocido a varios miembros de logias praguenses. Los musicólogos opinan que precisamente miembros de logias masónicas de Praga prepararon el terreno para la fabulosa acogida que la capital checa dispensó al compositor.

Mozart estuvo por primera vez en Praga a principios de 1787 para dirigir personalmente su ópera "Las Bodas de Fígaro" que obtuvo un gran éxito. El compositor, gratamente sorprendido, escribió que había escuchado a vendedores del Mercado del Carbón silbar arias tomadas de "Fígaro".

Durante su primera estancia en Praga, Mozart estuvo alojado en el Barrio Pequeño, al pie del Castillo de Praga, en el palacio del conde Johann Joseph Thun, jefe de una respetada familia aristocrática cuyos miembros eran destacados masones praguenses. Todo indica que el conde encabezó el grupo de personalidades que se encargó de preparar para el compositor condiciones extraordinariamente favorables y divulgar su obra a través de la prensa de la época.

Con anterioridad a su viaje a Praga, Mozart utilizó para una de sus composiciones masónicas un libreto escrito por Franz Petrán, capellán del conde Thun. La cantata de Mozart, titulada Die Maurerfreude- Alegría Masónica, fue estrenada en 1785 en la logia vienesa de La Esperanza Coronada en homenaje al geólogo Ignatz von Born con motivo de su condecoración por el emperador José II. El científico destacó como descubridor de novedosos métodos metalúrgicos.

Teatro de los EstamentosTeatro de los Estamentos Antes de mudarse a Viena, Born figuró en Praga entre los fundadores de la llamada Sociedad Erudita, precursora de la Academia Checa de Ciencias.

Según algunos historiadores, Born sirvió de inspiración a Mozart para crear el personaje de Sarastro de la ópera "La Flauta Mágica".

En el transcurso de su primera visita a Praga, en 1787, Wolfgang Amadeus Mozart frecuentó los salones de su mecenas masónico, el conde Pachta, miembro de la logia de Las Tres Estrellas Coronadas. A la misma pertenecía también el conde Clam- Gallas que residía en un lujoso palacio en la Ciudad Vieja de Praga. Mozart y Clam-Gallas se conocieron por intermedio de la cantante Josefina Dusková, amiga de ambos.

Entre los melómanos aristocráticos que admiraban la obra de Wolfgang Amadeus Mozart encontramos al conde Nostic. En el Teatro de los Estamentos cuya construcción fue sufragada por él, tuvo lugar, el 29 de octubre de 1787, el estreno mundial de la célebre ópera de Mozart "D.Giovanni".

El Teatro de los Estamentos sería escenario, en 1791, del estreno mundial de la ópera "La Clemenza di Tito", de Mozart. Tres miembros de la comisión teatral de los estamentos checos que encargaron al empresario Guardasoni la escenificación de la obra con motivo de la coronación de Leopoldo II, eran masones.

Los tres eran altos funcionarios de la administración del Estado y ostentaban el título de conde.

También algunos de los amigos artísticos más cercanos que Mozart encontró en Praga, pertenecían a logias masónicas. Por ejemplo, el actor y director teatral Karl Wahr que fue el primero en escenificar en Praga la ópera de Mozart "El Rapto del Serrallo".

Karl Wahr fue miembro de la logia masónica de Las Nueve Estrellas que contaba en sus filas también al músico Jan Krtitel Kuchar, clavicembalista en el Teatro de los Estamentos y autor de varias versiones para piano de óperas de Mozart.

La obra más destacada de Mozart, relacionada con la masonería, es la ópera "La Flauta Mágica". El compositor y el autor del libreto incorporaron a la obra ideas y rituales masónicos. Es curioso que Praga fue una de las primeras ciudades donde esta ópera fue escenificada después de su estreno en Viena, el 30 de septiembre de 1791.

Además, "La Flauta Mágica" tuvo en la capital checa una mayor repercusión que en cualquier otra ciudad europea, lo que se refleja en el hecho de que en 1794 se presentó en tres versiones: la original alemana, la italiana y la checa.

Wolfgang Amadeus Mozart falleció el 5 de diciembre de 1791. Praga le rindió el último homenaje en un acto fúnebre, celebrado en el templo de S. Nicolás, al que asistieron 4 mil personas. Entre los organizadores del evento figuró, entre otros, el abogado Johann Nepomuk Vignet, miembro de la logia de Las Tres Estrellas Coronadas.

27-12-2008