Ljuba Hermanová, la actriz que engañó al tiempo

15-03-2003

Esta vez les invitamos a un mundo de bellas melodías que interpretará para Uds. la legendaria actriz y cantante checa Ljuba Hermanová, una gran amorosa y una hermosa mujer de inusual vitalidad y optimismo. Y también una mujer que conocía sortilegios para engañar al tiempo ya que cantó prácticamente hasta su muerte a la edad de 83 años.

La temperamental y sonriente Ljuba Hermanová, nacida en 1913, fue una actriz universal. Actuó en operetas, en películas, en el escenario de vanguardia del Teatro Liberado de Praga y en musicales.

A finales de los años cincuenta fue cofundadora del teatro de bolsillo Na Zábradlí y en la última etapa de su carrera interpretó chansons poéticas de los mejores letristas nacionales.

Ljuba Hermanová tenía 16 años cuando fue elegida en Praga reina de belleza. En ese mismo año empezó a actuar en el legendario teatro Arena, en el barrio praguense de Smíchov. Su debú fue anecdótico. El director del teatro la contrató para un espectáculo tras comentar lacónicamente:" Sus bellas piernas revelan que Ud. tiene talento."

El papel para el que fue contratada era un poco extraño: tras intepretar una canción romántica la señorita Ljuba debía arrojarse a una piscina. La joven cantó maravillosamente y tampoco tirarse al agua fue para ella el menor obstáculo. Cabe recordar que a lo largo de toda su vida y hasta una edad muy avanzada Ljuba Hermanová asombraba a los espectadores con sus exhibiciones gimnásticas en el escenario.

Tras cosechar éxitos en operetas en el Teatro Nacional Eslovaco de Bratislava y en Viena, Ljuba Hermanová fue invitada al elenco del escenario de vanguardia Teatro Liberado, de Praga. La hermosa estrella provocó una conmoción entre los varones del teatro. De Ljuba se enamoraron los fundadores y actores del Teatro Liberado, Jirí Voskovec y Jan Werich, el compositor y director de la orquesta teatral Jaroslav Jezek, el director administrativo y el secretario. Los enamorados fundaron un club de admiradores de Ljuba Hermanová.

Jaroslav Jezek dedicó a Ljuba Hermanová la bella canción "La vida es una casualidad" que la artista interpretó con Hana Vítová en la película "El dinero o la vida", rodada por Jirí Voskovec y Jan Werich.

A finales de los treinta, Ljuba Hermanová actuó en comedias musicales, pero en marzo de 1939 al iniciarse la ocupación de las tierras checas por la Alemania nazi, la artista tuvo que abandonar el teatro por motivos raciales.

Las leyes raciales de Nuremberg eran inexorables. El padre de Luba Hermanová era un judío convertido al catolicismo y los nazis lo deportaron al gueto de Terezín.

Ljuba Hermanová, foto: ÈTKLjuba Hermanová, foto: ÈTK Terminada la contienda mundial, la artista empezó a actuar en musicales. En 1948 el teatro de Voskovec y Werich escenificó en Praga el musical estadounidense "Finian´s Rainbow". Ljuba Hermanová deslumbró al público en el papel de la temperamental Belinda. Del citado musical les ofrecemos la grabación histórica de la versión checa de la canción "Necessity". La grabación fue realizada en abril de 1948. Acompañan a Ljuba Hermanová las hermanas Allan y la Orquesta de Karel Vlach.

La era de los teatros de bolsillo que surgieron en Praga a finales de los años cincuenta y principios de los sesenta abrió a Ljuba Hermanová nuevas posibilidades. La actriz se convirtió en una intérprete de chansos de extraordinaria calidad. En el célebre teatro Na Zábradlí actuó en la pieza "Mil clarinetes" y la revista "Nueve sombreros para Praga".

Los mejores letristas escribían la letra de las canciones interpretadas por Ljuba Hermanová. Václav Havel fue coautor de su primer recital en el teatro Na Zábradlí. El dramaturgo y disidente Milan Uhde escribió para Ljuba Hermanová "Canción sobre el amor tardío" que la artista grabó a sus 65 años.

Ljuba Hermanová, la gran actriz, cantante y amorosa falleció en 1996 a la edad de 83 años.

15-03-2003