Josefina Dusková - "bella fiamma" de W.A.Mozart

27-12-2009

Les ofrecemos la semblanza de la soprano Josefina Dusková, la primera cantante checa que conquistó prestigio internacional y gran amiga de Wolfgang Amadeus Mozart a quien veneró, admiró y amó.

Josefina nació en 1754 en Praga, en la familia del farmacéutico Hambacher. Muy pronto empezó a estudiar el canto y el piano. En 1776 contrajo matrimonio con su maestro de música Frantisek Xaver Dusek, fundador de la escuela checa de piano, destacado virtuoso y compositor.

La cantante empezó a actuar en veladas musicales hacia el año 1777.Ese mismo año conoció en Salzburgo a Wolfgang Amadeo Mozart. El compositor que en aquel entonces tenía 21 años, era músico en la corte del arzobispo de Salzburgo.

La señora Dusková viajó a Salzburgo para recoger la herencia de su abuelo, el ex alcalde Anton Weiser. En la casa de los parientes de Josefina y en la de los Mozart se celebraban a menudo veladas musicales. Mozart, dos años más joven que la cantante checa, le dedicó el aria "Ah, lo previdi".

El consejero de la corte Schiedenhoven que asistió a las actuaciones conjuntas de Dusková y Mozart, apuntó en su diario sobre Josefina: "Posee una voz extraordinariamente sonora y agradable. Cantó con garra y muy graciosamente".

En los siguientes años Josefina Dusková cosechó éxitos en Praga, Dresde,Viena, Berlín y Varsovia.

En 1786 la cantante da conciertos en la capital austríaca, acompañada por Wolfgang Amadeus Mozart. El siguiente año, 1787, el compositor llega a Praga para preparar el estreno de su nueva ópera D.Giovanni en el Teatro de los Estamentos.

Mozart se hospeda con su esposa Constanza en el hotel de los Tres Leones de Oro, en la Ciudad Vieja de Praga, pero después se traslada a la mansión estival de Josefina Dusková y de su esposo, la villa Bertramka, en Kosíre, hoy en día un barrio de Praga. Allí escribe los últimos compases de la ópera D.Giovanni, estrenada el 29 de octubre de 1787.

Durante su estancia en la villa Bertramka, Mozart compuso para su anfitriona Josefina Dusková el aria de concierto "Bella mia fiamma" - "Hermosa llama mía".

Carl Thomas, el mayor de los hijos de Mozart, contaría años después que Josefina Dusková preparó en un pabellón del jardín de Bertramka tinta, papel pautado y pluma, invitó a Mozart al recinto y lo encerró allí. Le dio a entender que no recobraría la libertad hasta que no le compusiera el aria prometida sobre la letra "Bella mia fiamma, addio".

Mozart lo hizo, pero para vengarse de la travesura perpetrada por su anfitriona, llenó la composición de pasajes difíciles de interpretar. Llegó a amenazar a su amiga Josefina que destruiría el aria si la cantante no lograse interpretar la obra a primera vista sin un solo fallo. Todo indica que Josefina Dusková lo consiguió ya que el aria se ha conservado para la posteridad.

En 1788 Josefina Dusková realiza una nueva gira, dando conciertos en Sajonia y Weimar. En Viena vuelve a reunirse con Wolfgang Amadeus Mozart con quien actúa en una velada musical, interpretando arias de las óperas del maestro "Las Bodas de Fígaro" y "D.Giovanni".

En verano de 1791 Mozart regresa a Praga donde se estrena el 6 de septiembre su ópera de coronación "La clemenza di Tito". Una vez más se hospeda en la villa Bertramka del matrimonio Dusek. Mozart dirige la ópera mortalmente enfermo.

Antes de partir a Viena, el compositor dedica a Josefina Dusková el aria para bajo y cuerdas "Io ti lascio, o cara, addio" - "Yo te dejo, querida, adiós". El 5 de diciembre de 1791 Wolfgang Amadeus Mozart fallece en Viena, a la edad de 35 años.

Después de la muerte de Mozart tuvieron lugar en Praga numerosos actos conmemorativos del compositor en los que tomó parte activa Josefina Dusková. La cantante actuó también en el principal acto fúnebre celebrado en el grandioso templo de San Nicolás, en el Barrio de Malá Strana en Praga, el 14 de diciembre de 1791.

BertramkaBertramka El segundo eminente músico con quien se encontró Josefina Dusková durante su carrera artística fue Ludwig van Beethoven que se convirtió también en su amigo. En marzo de 1796 Beethoven acompañó al piano la soprano checa en un concierto en la capital austríaca.

En noviembre del mismo año Josefina Dusková interpretó en Leipzig el aria de Beethoven "Ah, perfido spergiuro". El compositor había dedicado la composición a otra Josefina, la condesa Josefina Clary, a quien había conocido en Praga, pero todo indica que arregló especialmente para Josefina Dusková una de las conocidas versiones de la composición.

En 1799 falleció el esposo de Josefina, Frantisek Xaver Dusek, y la cantante empezó a sufrir problemas financieros que la obligaron a vender la villa Bertramka.

Josefina Dusková dedicó la última etapa de su carrera a la interpretación de oratorios y cantatas. En 1800 actuó en el estreno checo del oratorio de Haydn La Creación y en 1804 en el oratorio Mesías de Haendel.

Josefina Dusková pasó el otoño de su vida como viuda de escasos recursos, sobreviviendo gracias a los irregulares donativos de su gran admirador, el conde Sternberk. Su vida se cerró el 8 de enero de 1824.

27-12-2009