Jára Pospísil, guapo galán de la opereta checa

07-02-2004

En esta edición les presentaremos la semblanza del guapo tenor Jára Pospísil quien con su melodiosa voz subyugó en los años 30 del siglo pasado a las checas de todas las edades.

Cuando las señoras y señoritas escuchaban en la radio los primeros compases de una canción interpretada por Jára Pospísil, generalmente dejaban de lavar, de planchar la ropa y de cocinar para disfrutar de la voz del guapo cantante.

Jára Pospísil fue un gran astro de la música ligera checa. Su carrera artística se prolongó por cincuenta años y el tenor actuó en 10 mil espectáculos. Desde finales de los años veinte empezó a grabar discos y grabó unos 600. El vals que acaban de escuchar fue lanzado en el sello Ultraphon en 1933.

La formación musical del espléndido astro de la opereta comenzó, sin embargo, bajo el signo de la música culta. Jára Pospísil nació en 1905 en la ciudad de Cáslav.Su padrino fue el compositor Josef Bohuslav Foerster. El padre de Jára Pospísil era juez y un músico entusiasta que organizaba la vida musical en toda la comarca y además cantaba magníficamente.

Jára Pospísil siendo muchacho formaba parte de elencos teatrales amateurs y coros. No es de extrañar que muy pronto manifestara el deseo de ser cantante. Su práctico padre insistió, entretanto, que el hijo se preparara para una profesión "decente". Jára frecuentó un liceo y aprendió el oficio de dependiente de perfumería.

Los sueños de convertirse en un artista no lo abandonaban. Entonces intercedió el compositor Josef Bohuslav Foerster y el padre autorizó a Jára Pospísil a inscribirse en el conservatorio de Praga. Foerster era su rector.

Jára Pospísil frecuentó el curso del canto operístico. Los alumnos del conservatorio tenían prohibido actuar en público así que al debutar en la Radio en febrero de 1928, el joven tuvo que cantar bajo un seudónimo.

En mayo de 1929 el cantante grabó su primer disco.En aquel entonces no existía aún una discográfica checa y tuvieron que llegar técnicos desde Londres para realizar la grabación.

Vamos a escuchar ahora el tango "La vagabunda seductora" que Jára Pospísil grabó en 1932.

Cuando realizó la grabación del tema que acabamos de ofrecerles, Jára Pospísil ya era miembro del elenco operístico de la ciudad de Olomouc. El cantante había debutado en 1930 en Olomouc en el papel de Lukás, en la ópera "El Beso", de Federico Smetana.

Su repertorio de tenor operístico fue muy rico:interpretó, entre otros, el papel de Jeník en " La Novia Vendida" de Federico Smetana, el de Tichon en "Katia Kabanova" de Leos Janácek, fue Lenski en la ópera "Eugenio Oneguin", de Pedro Ilich Tchaikovski...

Su melodiosa voz de tenor y su atractivo aspecto le predestinaban, sin embargo, para una meteorítica carrera en la opereta.

En 1933 Jára Pospísil fue contratado por la Gran Opereta de Praga en cuyo escenario actuó hasta 1941. Fue la etapa culminante de su carrera artística. Interpretó una serie de exigentes papeles en operetas del repertorio nacional e internacional.

Cantó en "Rose Marie" de Rudolf Friml, en "La sangre polaca", de Oskar Nedbal...

En "El Murciélago" de Johann Straus y en los famosos títulos de Franz Lehár "La viuda alegre", "El país de las sonrisas", "El conde de Luxemburgo", "Giuditta", "El zarevich"... El guapo tenor de aterciopelada voz se convirtió en el astro de la opereta DE PRIMERA MAGNITUD.

Jára Pospísil fue el primer cantante checo en actuar en la televisión. En 1935 visitó la exposición mundial en Bruselas donde tuvo la oportunidad de cantar en un estudio de televisión desde el cual transmitía en pruebas la televisión francesa.

Sin embargo, el destino jugó a Jára Pospísil una mala partida. A principios de 1939 los nazis ocuparon Bohemia y Moravia y las convirtieron en un Protectorado en el que se aplicaban las leyes raciales de Nuremberg.


Jára Pospísil fue despedido del teatro. El pasquín fascistoide "Combate ario" comentó:"Jára Pospísil tuvo que desaparecer de los escenarios teatrales ya que no era sostenible que un semijudío actuase en el teatro checo".

El hacía poco elegante e idolatrado tenor empezó a trabajar como cochero en una granja en la Meseta Checomorava. Aún distante de Praga, no estaba a salvo de la persecución nazi. En verano de 1944 fue detenido y confinado en un campo de concentración. El 1 de mayo de 1945 huyó y el 9 de mayo presenció en Praga la retirada de las tropas alemanas.

El artista pudo retomar su carrrera en la opereta. En el Teatro Musical de Karlín, en Praga, cantó hasta su jubilación en 1968. El astro de la opereta checa falleció en febrero de 1979, convertido en una leyenda.

07-02-2004