Ivo Zídek fue uno de los más célebres tenores checos

21-02-2004

Esta vez les presentamos la semblanza del tenor Ivo Zídek, uno de los astros de la legendaria generación de cantantes del Teatro Nacional de Praga.Ivo Zídek, uno de los más célebres tenores checos, vivió entre 1926 y 2003. Fue Laco, en la ópera "Genufa" de Leos Janácek, cosechó aplausos como Príncipe en "La Ondina", de Antonín Dvorák y su talento vocal lució en el papel de Michel, en la ópera "Julietta", de Bohuslav Martinu. El papel predilecto de Ivo Zídek fue Jeník, en "La novia vendida", de Federico Smetana.

Acaban de escuchar a Ivo Zídek y Drahomíra Tikalová en el aria "El amor fiel", de "La novia vendida", de Federico Smetana. Ivo Zídek intepretó el papel de Jeník unas 500 veces y a su lado se relevaron en el papel de Marenka 50 divas operísticas.

El cantante nació en 1926, en la pequeña ciudad de Kravare, en Silesia, en una familia de maestros. Allí vivió hasta que en otoño de 1938 los nazis ocupasen los Sudetes. La familia de Zídek se mudó a la ciudad de Ostrava.

Si los nazis no hubiesen clausurado también las escuelas secundarias Ivo Zídek quizás se mantuviese fiel a su primera afición: las artes plásticas. Siendo niño y adolescente, no quería ser cantante ya que era muy tímido. En los espectáculos del teatro amateur, organizados por su padre, se ponía muy nervioso ante el público.

El padre de Ivo Zídek estuvo encarcelado algún tiempo por los nazis por haber escuchado radios extranjeras. Una vez puesto en libertad Zídek padre ya no pudo dedicarse al magisterio. Empezó a trabajar en una granja y para que su hijo Ivo Zídek no fuese enviado a trabajos forzados en las minas le buscó una ocupación: la de ayudante de hortelano.

Durante los fines de semana tocaban al piano y cantaban en casa y el padre propuso a Ivo Zídek a cultivar la voz estudiando con el profesor Rudolf Vasek. El joven aceptó y el potencial de su voz se desarrolló de tal manera que tras la audición que tuvo con el jefe de la Ópera de Ostrava, Zdenek Chalabala, éste decidió contratarlo.

La guerra había terminado, Ivo Zídek pasó los exámenes del bachillerato y a los 19 años firmó el contrato con el elenco operístico de Ostrava. Zídek hizo su debut en el papel de Werther en la homónima ópera de Julio Massenet. En tres años intepretó en la ópera de Ostrava doce papeles protagónicos. Fueron los años de aprendizaje que se convirtieron en la piedra angular de la posterior brillante carrera de Ivo Zídek.

En 1948, a los 22 años, Ivo Zídek consiguió la contratación en la primera casa operística checa, el Teatro Nacional de Praga. A los 23 años interpretó el papel de Ladislav Podhajský en la ópera "Las dos viudas" de Federico Smetana cuyo fragmento acaban de escuchar.

Ivo Zídek permanecería en el escenario del Teatro Nacional 40 años, interpretando papeles en óperas de Federico Smetana, Antonín Dvorák, Leos Janácek y Zdenek Fibich.

Vamos a escuchar ahora en interpretación de Ivo Zídek el aria de Príncipe de la ópera "La ondina", de Antonín Dvorák, grabada bajo la magistral dirección de Zdenek Chalabala.

En 1956 Ivo Zídek aceptó la oferta de cantar en la Ópera Estatal de Viena. Rápidamente estudió el papel de Don Carlos en la homónima ópera de Giuseppe Verdi. Después del primer acto, el director del teatro vienés le ofreció el contrato.

Hasta 1971 Ivo Zídek repartió su tiempo entre la Ópera Estatal de Viena y el Teatro Nacional de Praga. En la Ópera de Viena, Ivo Zídek fue el caballero De Grieux en "Manon Lescaut", cantó en los "Cuentos de Hoffmann"...

El triunfo personal del cantante fue su actuación en la versión de concierto de "Genufa", de Leos Janácek en el neoyorquino Philharmonic Hall.

En el Teatro Colón, en Buenos Aires, cantó con Libuse Domanínská en "Katia Kabanova"...

Por la grabación del papel de Skuratof, en la ópera " De la casa de los muertos", de Janácek, bajo la batuta de Charles Mackerras para el sello DECCA, obtuvo el premio Grammy. Escuchen un fragmento del aria de Skuratoff del segundo acto.

Ivo Zídek tuvo el público más numeroso cuando cantó el himno nacional durante la Revolución de Terciopelo de 1989 en la Plaza de Venceslao, en Praga, ante decenas de miles de manifestantes.

Tras los cambios revolucionarios fue durante dos años director del Teatro Nacional de Praga, pero acabó por renunciar, disgustado por los conflictos en el elenco. En los año noventa recibió el disco de platino por 700 mil copias vendidas. En el compacto con su recital operístico podemos disfrutar de la grabación de un aria de la ópera "Julietta" de Bohuslav Martinu. Con Ivo Zídek canta Maria Tauberová.


21-02-2004