F.A.Špork, noble barroco que se rebeló contra la censura eclesiástica

11-07-2009

En esta edición les presentaremos al conde František Antonín Špork que vivió entre 1662 y 1738. Fue una de las personalidades más notables de la época barroca en Bohemia.Un espíritu rebelde y contracorriente que se negó a someterse a la censura eclesiástica. Además, un mecenas de las artes y un filántropo. Algunos de los establecimientos fundados por el conde Špork para ancianos y personas discapacitadas o desvalidas prestaron servicio durante 300 años, hasta bien entrado siglo XX.

František Antonín ŠporkFrantišek Antonín Špork El conde František Antonín Špork no procedía de una familia aristocrática con dilatada historia. Su padre, oriundo de Vestfalia, inició su carrera militar como simple tambor. Tras alistarse en las tropas de la Casa de los Habsburgo, gracias a su intrepidez y méritos militares en la Guerra de los Treinta Años fue ascendido a general de caballería y obtuvo rango de conde. Para recompensar sus servicios, el emperador le donó extensas posesiones en Bohemia. Así llegaron los Špork a este país.

El progenitor de František Antonín Špork no había ido a la escuela y apenas sabía escribir su propio nombre. Convertido en rico señor feudal, proporcionó a sus hijos una excelente formación.

František Antonín Špork frecuentó una escuela latina en la ciudad de Kutná Hora, en Bohemia Central, y posteriormente cursó Derecho y Filosofía en la universidad de Praga.

Después de la muerte de su padre, el joven František Antonín se convirtió a los diecisiete años en dueño de una inmensa fortuna que utilizó primero para emprender largos viajes por Europa. No tenía problemas para entenderse porque dominaba el alemán, el latín, el italiano y el francés.

Luis XIVLuis XIV Tras largas estancias en Florencia y Roma, el conde Špork se dirigió a través del sur de Francia a Madrid donde vivió cierto tiempo. Seguidamente pasó una larga temporada en París. Le deslumbró el esplendor y la refinada vida de la corte de Luis XIV, así como la nueva sede del Rey Sol en Versalles.

En su espíritu empezó a gestarse la idea de edificar en Bohemia su pequeño Versalles.

El conde Špork era católico, pero durante sus viajes por Europa llegó a recalar algún tiempo también en las capitales protestantes de Londres y La Haya, para completar su formación.

Tras regresar a Bohemia, de su memoria no se borraba el recuerdo de la suntuosa y despreocupada corte de Luis XIV. En 1682 volvió a París llevando con él a dos monteros suyos para que aprendieran a tocar un instrumento novedoso: la trompa de armonía. Ésta se propagó por Bohemia y toda Europa Central gracias al conde Špork.

Los dos monteros regresaron de Versalles como perfectos maestros, capaces de enseñar a los demás. Špork fundó una orquesta, integrada por doce monteros, en la que la trompa de armonía desempeñaba un destacado papel.

Los músicos tocaban para los selectos invitados en las cacerías que el conde mandaba celebrar en sus cotos al estilo francés.

Kuks, foto: www.czechtourism.comKuks, foto: www.czechtourism.com Desde 1692 el conde Špork empezó a construir en Kuks, Bohemia Oriental, su magnífica sede estival al estilo de Versalles, con un confortable complejo balneario que utilizaba los manantiales medicinales del lugar.

Frente a su mansión, en la orilla opuesta del río Elba, mandó construir un asilo, llamado Hospital de Kuks, en el que recibían alojamiento y alimentación un centenar de soldados veteranos y ancianos, procedentes de los feudos de Špork. En caso de enfermedad estaban a su disposición un médico y un farmacéutico. La farmacia barroca despacharía fármacos hasta 1945.

En 1695 el conde instituyó una fundación para sufragar los costes del funcionamiento del asilo. La dotó con 325 hectáreas de tierra laborable y 962 hectáreas de bosque, y con pastos, huertos y estanques. Rendían lo suficiente como para garantizar a las personas desfavorecidas, recogidas en el asilo, una asistencia vitalicia.

El asilo de Kuks sirvió como hogar de ancianos hasta 1974.

En su feudo de Konojedy, Špork mandó remodelar un viejo palacio para que pudiera acoger a 45 personas discapacitadas sin recursos. Otro asilo fue construido en los alrededores de Lysá nad Labem.

Para animar a los demás nobles a practicar obras de caridad, Špork mandaba acuñar monedas con la inscripción:”Es más dulce donar que tomar”. Él mismo donó 100.000 florines para el rescate de esclavos cristianos del cautiverio turco.

František Antonín Špork destacó como mecenas del teatro, artes plásticas y literatura. A él se debe la introducción de la ópera en Bohemia.

En un solar adyacente a su mansión en la calle Hybernská,en Praga, ordenó construir el primer teatro permanente de ópera en Europa Central. Durante muchos años mantuvo un elenco, compuesto sobre todo de artistas italianos, que actuaba en Praga y en Kuks.

Fue extraordinaria la actividad del conde Špork como editor de libros. Publicó unos 160 títulos y llegó a instalar una imprenta en Lysá nad Labem. Repartía las obras publicadas gratuitamente entre sus conocidos y súbditos.

En muchos casos se trataba de libros de autores franceses de cuya traducción se encargaban las dos hijas del conde. Sobre todo la mayor, Marie Eleonora Františka, era su brazo derecho.

Špork editaba los libros sin haberlos sometido previamente al examen de los censores eclesiásticos. Sin su beneplácito no podía salir de las imprentas ningún libro. El conde no lo respetaba.

Špork editaba los libros con el fin de estimular la fe religiosa sincera. Chocó, obviamente, con los jesuitas, aferrados a los dogmas.

El conde editó, por ejemplo, un libro cuyo autor afirmaba que podían celebrarse misas sin la presencia de sacerdotes y predicadores. Publicó también un resumen de las ideas de Blais Pascal. Sabía que el filófoso francés tenía conflictos con los jesuitas y ésta pudo haber sido una de las causas de que Špork lo publicara. También él estaba involucrado en enfrentamientos con la Compañía de Jesús.

A instancias de la Compañía de Jesús fue cerrada la imprenta de Lysá nad Labem. Las denuncias del clero de que Špork editaba libros que no eran compatibles con la doctrina de la Iglesia Católica, desembocaron en el allanamiento de la residencia del conde en Kuks.

En la noche del 26 de julio de 1729, dos destacamentos de soldados cercaron el complejo balneario de Kuks y la mansión de Špork. Registraron todos sus rincones, buscandos libros prohibidos.

KuksKuks En la llamada Casa de la Filosofía confiscaron 40.000 libros, potencial núcleo de la primera Academia de Ciencias checa que el conde quería fundar a ejemplo de la francesa.

En 1731 un decreto imperial ordenó reunir pruebas definitivas contra Špork. Dos años después se inició el proceso contra el conde, acusado de difundir herejías, ridiculizar a los santos y ceremonias católicas e injuriar a las autoridades eclesiásticas, ministros imperiales y personas religiosas y seculares en obras impresas, inscripciones, cuadros y esculturas.

La acusación de herejía se basaba en que el conde Špork había traído del extranjero varios centenares de libros supuestamente heréticos y vulnerado la ley, imprimiendo libros sin censura previa. El emperador Carlos VI había establecido en 1721 la pena de muerte por la importación de libros heréticos.

Gracias a la intervención de poderosos amigos, Špork se libró de la pena máxima. Fue condenado apenas a pagar una multa de 25.000 florines.

František Antonín Špork falleció en 1738, pero en Kuks y Lysá nad Labem sigue siendo un personaje vivo. Todos los años celebran en Lysá Festividades del conde Špork, que convirtió la ciudad en una perla barroca. Se escenifica la llegada del hidalgo que viene para verificar si la ciudad cuida bien de su palacio que alberga una residencia para tercera edad, y de su precioso parque francés, dotado de un laberinto barroco.

11-07-2009