Eva Olmerová, cantante con una vida azarosa

16-02-2002

Eva Olmerová, cantante checa dotada de un peculiar timbre de voz y personalidad acosada por los azares de la vida y los desmanes y arbitrariedades de los poderosos.

Eva Olmerová destacó como cantante de jazz. Tenía lo que los entendidos llaman "feeling", una increíble capacidad de sentir el jazz. Sin embargo, la propia cantante siempre se resistió a ser encasillada en un género determinado. En una entrevista insistió: "Yo no soy una cantante de jazz. Canto siempre lo que me gusta. Country, gospel, evergreens al igual que jazz, rock o chanson. Detesto el encasillamiento."

Eva Olmerová, nacida en 1934 en Praga, empezó a cantar a los 16 años en los tés danzantes de los domingos, en el barrio capitalino de Vinohrady. Posteriormente actuó en un café con el Dixieland Praguense. Eva cantaba gratis, sin honorario.

"Eres como un largo puente" que obtuvo el premio del jurado en el concurso "Buscamos una canción para el día a día".

Karel Mares, autor de la canción "Eres como un largo puente", invitó a Eva Olmerová a interpretar canciones en los espectáculos del legendario teatro de bolsillo capitalino Semafor. Su actuación fue un éxito y los fundadores del teatro Semafor, Jirí Slitr y Jirí Suchý, compusieron para Eva Olmerová "Blues de una mujer solitaria".

Los funcionarios del regimen comunista descubrieron que el abuelo de Eva Olmerová había trabajado durante la Segunda Guerra Mundial en la oficina del presidente checoslovaco, Eduard Benes, en Londres. Hoy en día parece incomprensible, pero las autoridades prohibieron a Eva Olmerová actuar en el popular teatro Semafor.

El deshielo político permitió a Eva Olmerová regresar a Semafor. En 1969 fue incluso la revelación del VI Festival de Jazz, en Praga. Sin embargo, la bonanza en su vida duró poco. Un incendio devastó la casa en la que estaba el piso de la cantante y ella perdió prácticamente todo. En un accidente de tránsito destrozó su coche y fue condenada a una pena de prisión.

En 1970 salió el primer LP de Eva Olmerová, "Jazz Feelin´", con canciones interpretadas en inglés. El disco destinado a los mercados exteriores llegó al público checo en un número muy reducido de copias. Y es que los órganos del Partido Comunista velaban para que no se propagasen grabaciones en inglés, idioma del enemigo ideológico. Aún más triste fue el destino del siguiente disco que recogía las actuaciónes de Eva Olmerová con el Traditional Jazz Studio de Pavel Smetácek. Los funcionarios lo consideraron ideológicamente tan peligroso que lo retiraron del mercado. En aquel entonces, el público no pudo disfrutar ni siquiera de la magistral interpretación de Eva Olmerová del inmortal evergreen Alexander´s Ragtime Band.

En los años 70, la vida de Eva Olmerová fue cuesta abajo. Por circunstancias políticas y personales.Como muchos artistas inconformes, Eva Olmerová era persona non grata para el régimen comunista.Por eso tuvo que abandonar el teatro Semafor, no pudo conseguir un contrato fijo y se vio obligada a actuar en espectáculos de variedades.

Protagoniza otro accidente de tránsito y es condenada a 10 meses de cárcel. Padece enfermedades...

En los años 80 se produce un cambio en la vida de Eva Olmerová. La cantante puede volver a los estudios de grabación y actúa en los clubes de jazz.Además de jazz, canta country, chansons y canciones de tramperos. Pero la enfermedad mina sus fuerzas y Eva Olmerová fallece en 1993 a la edad de 59 años.

16-02-2002