El mariscal Radetzki nació en una familia aristocrática checa

07-01-2006

¡Quién no conoce la Marcha de Radetzki de Johann Strauss padre! Pero ¿ saben, estimados oyentes, que este insigne jefe militar nació en 1766 en el seno de una familia de la vieja aristocracia checa? Radetzki es una figura militar legendaria: prestó servicio a cinco emperadores austríacos:José II, Leopoldo II, Francisco I, Fernando el Bueno y Francisco José I. Tomó parte en 17 campañas de gran envergadura y siete veces fue herido.

Jan Josef Václav, conde Radecký de RadecJan Josef Václav, conde Radecký de Radec El mariscal de campo Radetzki permaneció en el servicio activo los increíbles 72 años.Puso en evidencia su vigoroso temple cuando a la edad de 83 años, ante los ojos de la asombrada Europa, logró sus triunfos finales en Italia.

Radetzki era la encarnación del militar entregado sin reservas al servicio del trono de los Habsburgo.Quien se oponía al emperador, era su enemigo. Con las victorias logradas en Italia del Norte en 1848 y 1849, salvó al imperio de los Habsburgo de la desintegración.

El mariscal Radetzki fue blanco de críticas por haber puesto su genio de estratega al servicio del absolutismo, pero como profesional militar, amado por la tropa, no se le puede reprochar nada.

El insigne militar procedía de la vieja aristocracia checa, del linaje de los Radecký de Radec. El primero de los Radecký que conocemos obtuvo el escudo nobiliario del rey Juan de Luxemburgo en el siglo XIV.

Entre los bustos del triforio de la catedral de San Vito, en el Castillo de Praga, podemos contemplar el busto del canónigo Václav Radecký, esculpido por Petr Parlér, arquitecto y escultor invitado a Praga a mediados del siglo XIV por el emperador romanogermano Carlos IV.

El apellido Radecký está derivado del fuerte de Radec, pueblo situado en Bohemia Oriental, cerca de la ciudad de Nový Bydzov. Sin embargo, el futuro mariscal nació en 1766 en Trebnice, en la comarca de Sedlcany, al sur de Praga, como Jan Josef Václav,conde Radecký de Radec.

Su madre murió en el parto y a los diez años de edad el muchacho perdió al padre. De la educación del futuro jefe militar se hicieron cargo sucesivamente su abuelo y un tío poco responsable que no tardó en disipar toda la herencia de su pupilo.

El joven conde Radetzki frecuentó un colegio de piaristas en Praga, sirvió como paje en la corte de Viena y en 1784 ingresó como cadete en un regimiento de coraceros. Bajo el mando del general Laudon tomó parte, en los años 1788 y 1789, en una de las últimas guerras contra el imperio otomano, participando en la liberación de Belgrado.

La etapa decisiva de la carrera militar de Radetzki transcurrió en las guerras contra Napoleón. En aquella época se casó con la condesa Grafenberg, con la que tendría ocho hijos.

Radetzki pasó a mandar a las unidades de ingenieros, convirtiéndose en un experto en esta especialidad. En una de las alianzas antinapoleónicas entre Austria y Rusia, se desempeñó como lugarteniente del legendario caudillo militar ruso Suvorov.

En 1809 Napoleón infligió a las tropas austríacas una pesada derrota en Wagram, lo que provocó relevos en el generalato austríaco. Radetzki fue nombrado jefe del Estado Mayor austríaco. En la llamada "Batalla de las Naciones" contra Napoleón, librada cerca de Leipzig en 1813, Radetzki fue coautor de la estrategia de las tropas aliadas.

Terminadas las guerras napoleónicas, Radetzki asumió el mando de la plaza fuerte de Olomouc, en Moravia. Durante quince años cumplió las tareas rutinarias, inherentes a su cargo. Así tenía tiempo para resolver sus problemas personales: su temperamental esposa, la condesa Radetzki-Grafenberg, había contraído abultadas deudas, de modo que la familia debía llevar una vida modesta y ahorrar.

En 1831 Radetzki volvió a ocupar un alto cargo en la jerarquía militar, asumiendo el puesto de comandante en jefe de las tropas austríacas, estacionadas en Italia del Norte, en las provincias de Lombardía y Venecia. Participó en las reformas de las tropas, introduciendo ejercicios militares eficaces. Sus unidades eran las mejor preparadas de todo el Ejército austríaco. En 1836 Radetzki fue nombrado mariscal de campo.

El período más célebre de la carrera militar del mariscal Radetzki está relacionado con las luchas en Italia, en los años 1848 y 1849. ¿Qué pasó en aquellos años en las provincias austríacas en Italia del Norte?

El 18 de marzo de 1848 estalló una insurreción en la capital de Lombardía, Milán, a la que se sumaron también los campesinos de los alrededores y los vecinos de las ciudades cercanas.

Al cabo de cinco días de enfrentamientos callejeros, la guarnición de 14 mil hombres al mando de Radetzki tuvo que salir de Milán. Entretanto se había levantado también Venecia, donde los austríacos capitularían el 22 de marzo. Ese mismo día irrumpieron en las provincias italianas de Austria las tropas del rey Carlos Alberto de Cerdeña, a quien los insurrectos habían solicitado ayuda. Las unidades de Radetzki se retiraron a las plazas fuertes que Austria tenía en la cuenca del río Po.

La primera guerra exitosa por la reunificación de Italia pronto empezó a sufrir percances, debido a las discrepancias entre los insurrectos y el rey de Cerdeña Carlos Alberto.Los revolucionarios se dieron cuenta de que al monarca le interesaba más que nada anexionar a su reino las provincias liberadas del Norte de Italia.

Mientras los italianos discutían, el derrotado Radetzki recuperó las fuerzas y pasó al contraataque. A principios de junio de 1848 tomó Vicenza, a finales de julio Custozza, y el 6 de agosto toda la Lombardía volvió a manos de Austria. El rey de Cerdeña Carlos Alberto pidió una tregua a los austríacos.

Mariscal RadetzkiMariscal Radetzki Cuando en marzo de 1849 el monarca rescindió el pacto sobre la tregua, el mariscal Radetzki infligió a las tropas italianas, en la batalla de Novarra, una derrota tan contundente que Carlos Alberto abdicó y sus tropas se pusieron en fuga.

Una vez concertada la paz, Radetzki permanecería en Italia hasta 1857 como gobernador militar de las provincias de Lombardía y Venecia. Al dejar este cargo, tenía noventa años.

A pesar de su brillante carrera, el insigne militar jamás logró librarse de sus deudas. Por eso acabó por aceptar la propuesta casi mefistofélica de su admirador, el rico proveedor del Ejército, señor Pargfrieder. El empresario saldó las deudas del militar, pero a cambio pidió... el cuerpo de Radetzki. Suena macabro. ¿Cómo fue?

Cuando el mariscal falleció en 1858, a los 92 años, fue sepultado con honores de Estado en la tumba que había edificado para él en Wetzdorf, cerca de Viena, el dueño de sus despojos, Josef Pargfrieder.

El mariscal no cayó en un campo de batalla. Se cayó en su habitación, se fracturó una pierna y falleció a consecuencia de este accidente.

07-01-2006