Chodsko, tierra de gaiteros

19-03-2005

La región de Chodsko, situada al sudoeste de Bohemia, posee una peculiar historia y un singular folclore cuyo instrumento típico es la gaita. De ambos estos temas les hablaremos en los próximos minutos, amenizados por la banda de gaitas de Antonín Konrády, de la ciudad de Domazlice.

"Postrekov es un pueblo largo" - así se titula el tema folclórico interpretado por la banda de gaitas de Antonín Konrády que acaban de escuchar. Postrekov es un típico pueblo de la región histórica de Chodsko que se extiende a lo largo de la frontera checo-bávara. En el pasado, la región gozaba de privilegios excepcionales en comparación con el resto del Reino de Bohemia. En la Edad Media, los 11 pueblos de Chodsko formaban una especie de comunidad autónoma que gozaba de considerables libertades.

¿A qué se debía la situación privilegiada de los habitantes de Chodsko, llamados Chodové? Ellos custodiaban la floresta fronteriza entre Bohemia y Baviera y los caminos que conducían desde la frontera al interior, protegidos por los castillos reales de Primda, Tachov y Domazlice.

Los Chodové eran una especie de guardafronteras que daban avisos de alerta cuando se producía una invasión enemiga.Tenían la obligación de contener el avance del enemigo, levantando barricadas de troncos en las vías de acceso.

Domazlice, foto: CzechTourismDomazlice, foto: CzechTourism Los habitantes de Chodsko hacían el servicio de guardafronteras en la cresta montañosa de Ceský les- Floresta checa-,situada a lo largo de la frontera checo-bávara. El cerro más alto de Ceský les se llama Cerchov, y en su falda está ubicado el pueblo de Klencí al que se refiere la siguiente canción interpretada por la banda de Antonín Konrády.

Las referencias más antiguas a los guardafronteras Chodové se remontan al año 1314 cuando son mencionados por el cronista Dalimil. Desde el reinado de la dinastía de los Luxemburgo eran súbditos directos y privilegiados del monarca, habiendo recibido los primeros fueros del rey Juan de Luxemburgo en 1325.

A cambio de los privilegios, los Chodové vigilaban para que nadie se atreviese a modificar el trazado de la frontera entre el Reino Checo y Baviera. Por eso verificaban los marcos fronterizos. Controlaban los permisos de entrada en el país, que correspondían a los visados de hoy, y cobraban las tasas fronterizas.

Símbolo de la comunidad de ChodskoSímbolo de la comunidad de Chodsko Por estos servicios los Chodové gozaban de muchas ventajas. Pagaban muy bajos impuestos y disfrutaban de un amplio autogobierno, con un tribunal propio en la ciudad de Domazlice. Podían cazar en los bosques, lo que en el resto del país era un privilegio reservado sólo a los señores feudales.

Desde el siglo 15, la comunidad de los pueblos de Chodsko usaba su propio sello: un bastón rodeado de estrellas cuyo número correspondía al de los pueblos de la comunidad. ¡Muchos siglos se adelantaron los Chodové a las estrellitas de la Unión Europea!

También tenían su bandera de la cual existe un testimonio escrito de 1543. Éste dice que en el estandarte estaba representado un par de botas de fieltro. Este símbolo relacionaba a los CHODOVÉ con el verbo CHODIT - andar. No cabe duda de que los Chodové gastaron más de un par de botas recorriendo en misiones de vigilancia los cerros y bosques de la Floresta Checa.

Sin embargo, un día se acabaron sus privilegios y libertades de las que gozaban en pago de sus servicios. Después de que fueran derrotados los estamentos protestantes checos en 1620 en la batalla de la Montaña Blanca, el emperador Fernando III de la Casa de Habsburgo donó muchas tierras checas a hidalgos extranjeros. Así el monarca entregó toda la región de Chodsko a la familia aristocrática alemana de los Lamminger.

En vano alegaron los Chodové sus privilegios seculares. El pleito entre los nuevos dueños feudales y los vecinos de Chodsko se prolongó por varias décadas y culminó con una rebelión. El cabecilla de la protesta, Jan Sladký Kozina, fue ajusticiado en 1695 en Pilsen. Al pie de la horca, Kozina emplazó al hidalgo Lamminger a un juicio de Dios.

Kozina fue ahorcado en noviembre de 1695 y un año después Wolf Maxmilián Lamminger, llamado por el pueblo Lomikar, fue fulminado por la apoplejía.

Los Chodové, que tienen una historia tan peculiar, poseen también una cultura popular muy especial. Chodsko es la única región de Bohemia donde se ha conservado vivo el folclore, con su música de gaita, sus canciones y danzas. Escuchen una muestra de las danzas de Chodsko, en la interpretación de los gaiteros de la banda de Antonín Konrády.

Una de las más célebres bandas de gaitas de Chodsko, la de Antonín Konrády, surgió en 1955 en la ciudad de Domazlice. Sus fundadores fueron el gaitero Antonín Konrády y el redactor de la Radio de Pilsen Zdenek Bláha, también un extraordinario gaitero. En la banda tocan cuatro gaitas, dos clarinetes, violín y bajo.

El conjunto interpreta una alegre música folclórica, con letras a veces un poco maliciosas. En la siguiente canción titulada "Cuando me vaya de la taberna" se canta, entre otras cosas: "Si he hecho daño al tabernero, se lo pagaré con dinero. Si a la tabernera daño he hecho, a ella se lo pagaré en el lecho".


19-03-2005