Recuerdos de la radio

En la edición de hoy recordaremos con mi colega Freddy Valverde algunos de los instantes más emotivos y especiales vividos durante años de labor tras los micrófonos de Radio Praga.

Freddy Valverde (a la izquierda) y Carlos González-ShánelFreddy Valverde (a la izquierda) y Carlos González-Shánel C: Hoy haremos este espacio de una manera un tanto diferente, especial. Y para empezar, quisiera preguntarte, Freddy, ¿Cuál sería en tu opinión la experiencia más emocionante tras años de trabajar en esta emisora? Te lo pregunto porque muy pocas veces es posible transmitir a los oyentes todo lo que ocurre tras los micrófonos.

F: Bueno, Carlos, yo pienso que en los pocos minutos que tenemos en ¡Hola, ¿cómo estás? no nos daría tiempo de hacer un balance muy profundo, sin embargo, siempre hay alguna vivencia que nos queda muy marcada y nos acompaña a lo largo de toda la vida. Y sin duda las mejores experiencias están relacionadas con las entrevistas que uno realiza, con el placer de tener a invitados tan especiales ante los micrófonos de Radio Praga. Podría mencionar entre las personalidades entrevistadas por esta radio al presidente del Gobierno español, José María Aznar; Elie Wiesel, Premio Nobel de la Paz; el ex presidente de Costa Rica, Oscar Arias, también Premio Nobel de la Paz...

C: ... también en reiteradas ocasiones ha estado con nosotros el ex presidente checo, Václav Havel; los ex presidentes Eduardo Frei, de Chile; Luis Alberto Lacalle, de Uruguay... hemos hablado incluso con intelectuales que han estado presos en Cuba por razones políticas. Es cierto que resulta enormemente satisfactorio recordar esos momentos, los cuales muy pocas veces se pueden compartir con la audiencia.

F: Sin duda, y viene a mi memoria la reciente visita a Praga del escritor y poeta cubano, Raúl Rivero, que salió recientemente de la cárcel (*) Su puesta en libertad se debió principalmente a la presión de la comunidad internacional, de personalidades como Václav Havel, pero también en gran parte se debió al papel desempeñado por los medios de comunicación mundiales, y yo creo que Radio Praga también aportó su granito de arena. Carlos, al igual que yo, tu también has vivido experiencias muy interesantes durante tus años trabajando para Radio Praga.

C: Así es, yo creo que a mi, en lo particular, una de las experiencias que más me ha marcado es la realización de una serie de reportajes al interior de la cárcel. Tu mejor que nadie debes recordar esa vivencia, ya que estuvimos juntos, dos días dentro de las prisiones checas... entre ellas en la cárcel de alta seguridad de Valdice, concretamente entrevistando a varios hispanoparlantes que habían sido condenados por narcotráfico. Por cierto, sabemos que muchos de ellos con los años han regresado a sus países. Y digo que me impactó esa experiencia porque pude experimentar la impotencia que siente un ser humano al ser privado de la libertad.

F: También en el ámbito de la cultura podemos recordar algunos instantes bonitos.

C: Claro que si, puedo comentarles otra de mis grandes satisfacciones trabajando con Radio Praga, algo netamente personal. Tu sabes Freddy que soy un amante de la música, concretamente del flamenco, y uno de mis grandes ídolos fue siempre Paco de Lucía. Un día vino a actuar a Praga y tuve la oportunidad de conocerlo, entrevistarlo y por la noche tuve el placer de compartir la misma mesa con él durante la cena.

F: Ya que hablamos de música, recuerdo también haber entrevistado a Monserrat Caballé durante su visita a Praga. Esta ciudad tiene la dicha de que muchas personalidades mundiales pasan por aquí. También hemos podido ser protagonistas de diferentes acontecimientos históricos. Yo personalmente pude estar durante la Revolución de Terciopelo, la que puso fin al comunismo en Checoslovaquia. Se trata sin duda de una experiencia única, me considero afortunado de ser uno de los pocos periodistas hispanohablantes que lo vivieron en carne propia. Pienso que gracias a la radio hemos podido enriquecer enormemente nuestras vidas, pero sobre todo hemos podido transmitir a nuestros oyentes todo eso que ha ocurrido y seguirá ocurriendo en estas latitudes.

C: Y antes de terminar, Freddy, sería muy injusto si nos despedimos sin reconocer la labor que desarrollan los demás colegas de la redacción, especialmente nuestros colegas checos, quienes trabajan día a día en una lengua que no es la suya, considerando las diferencias culturales de nuestra región para poder llegar de la mejor manera al público hispanoparlante.

F: Estoy completamente de acuerdo, un reconocimiento en nombre de los dos a todos los colegas checos de la Redacción Iberoamericana de Radio Praga.

(*) Raúlo Rivero fue uno de los 75 opositores cubanos encarcelados en la Primavera de 2003. Rivero, quien fuera condenado a 20 años de prisión, fue liberado dos años después gracias a la presión internacional.