Radio Praga contribuyó a salvar vidas

27-10-2004

En el programa de hoy acompaña el chileno José Soto, quien comparte con nosotros sus recuerdos como asiduo oyente de Radio Praga. Soto relata la importancia que representaba esta emisora, así como otros medios internacionales que transmitían hacia Chile bajo el bloqueo informativo de la dictadura de Pinochet.

José SotoJosé Soto José, ¿Cómo se desarrollaba su vida en aquellos años, como opositor al régimen de Pinochet?

"Yo en ese entonces era un dirigente juvenil, durante la dictadura militar, y me uní tempranamente a la resistencia pacífica, casi inmediatamente después del golpe militar. Si bien fui un opositor al gobierno de Allende, me integré a un organismo de derechos humanos de la Vicaría de la Solidaridad. Y creo humildemente haber salvado muchas vidas, incluso de comunistas, hermanos del MIR, un grupo muy procastrista y que fueron perseguidos al inicio de la dictadura de Pinochet".

¿Qué les motivaba por sintonizar precisamente Radio Praga?

"En esta área en la que nos juntábamos, para discutir una causa común, siempre orientada hacia la no violencia activa sucedieron muchas cosas, se cometieron muchas violaciones de los derechos humanos... ello está expresado en centenares de libros. Pero yo recuerdaba al entrar en Radio Praga, que era a través de esta emisora que nos informábamos. Igual como hoy los cubanos se informan mediante radios de onda corta, con una antena o un alambre que sale por la ventana. Así mismo funcionábamos nosotros. Escuchábamos muchas radios, pero particularmente Radio Praga.

¿Qué recuerdos guarda de aquellos años?

"Yo me acordaba de un hecho muy simbólico. En el año 1976 detuvieron a una médico irlandesa que trabajaba con nosotros y con un grupo de sacerdotes de Irlanda. Se trató de la Dra. Casidy, a quien posteriormente torturaron y nosotros no sabíamos lo que estaba pasando. Se había desatado una ola de represión muy fuerte. Y buscando en onda corta, descubrimos que Radio Praga estaba transmitiendo la noticia. Es decir, en Chile sabíamos lo que sucedía a cinco cuadras de nosotros mediante Radio Praga y otros medios. Por eso digo que la labor de esta radio es fundamental".

¿Y qué se relataba en aquellas emisiones acerca del caso Casidy?

"Bueno, ahí supimos lo que había ocurrido y que existía un movimiento internacional enorme de solidaridad por la liberación de la Dra. Casidy. Ello nos dio al menos la posibilidad de respirar, de saber que la noticia había dado la vueltra al mundo y que había personas que estaban trabajando por la libertad de una persona. Y ello sucedía a diario, nos sentíamos muy respaldados por la solidaridad de estos medios radiales, estábamos comunicados. En ese entonces no había Internet, difícilmente teníamos teléfono, no existían los celulares. Es igual en Cuba. Hoy el cubano "de a pie", como dice mi amigo el disidente Oswaldo Payá, no tiene acceso a Internet o celulares para comunicarse internamente".

¿Qué mensaje dejaría para la audiencia y personal de esta emisora?

"Que es muy emocionante estar hoy en Radio Praga, a la que quiero agradecer todo el apoyo que recibimos quienes combatimos la dictadura de 17 años de Pinochet. Y por supuesto aprovecho para agradecer todo lo que hacen Uds. por los activistas en Cuba, aquellos que están contra la tiranía de Fidel Castro, la que se ha prolongado ya por cuatro decenios".

27-10-2004