"Praga tiene sus puntos en común con la Ciudad de México"

15-03-2006

Esta vez conversamos con Ricardo Saavedra García, de México, que llegó hace unos tres meses a la República Checa. "Llegué aquí para establecerme, empezar a trabajar y vivir con mi esposa que es ciudadana checa", explicó Ricardo al inicio de nuestra conversación.

Ricardo, ¿donde conoció a su esposa? ¿En la República Checa o en México?

"No, curiosamente nos conocimos en Escocia, donde yo estaba estudiando una maestría allí y Verónica estaba terminando su carrera".

¿Sabía algo sobre la República Checa antes de venir?

"Sí, yo todavía tengo en México un negocio en donde importamos cristal de Bohemia. Y llevamos con este negocio alrededor de cuatro años. En México importamos figuras de cristal y joyería. Por un tiempo tuve una representación en candiles de cristal que son muy famosos. De manera que nosotros estuvimos viajando constantemente a la República Checa tanto para visitar a la familia de Verónica, como por cuestión de negocio. La boda con mi esposa fue aquí, en la República Checa y la luna de miel la pasamos viajando por Bohemia del Sur. Así que conozco bastantes partes de este país".

¿Qué lugares le impresionaron?

Ceský Krumlov, photo: Barbora KmentovaCeský Krumlov, photo: Barbora Kmentova "Lo que más me impresionó, aparte de Praga, fue Ceský Krumlov, una ciudad muy bonita y muy diferente a lo que yo estoy acostumbrado. Me gustan también las ciudades de Pilsen y Liberec. Mi esposa es de Opava, un pueblo pequeño pero muy bonito. Es un lugar muy limpio, lo tienen bien cuidado. En general creo que la República Checa es un país limpio".

Mencionando la ciudad de Pilsen, ¿qué opina sobre la cerveza checa?

"Cada vez gano más kilos. Me gusta mucho la cerveza checa y estoy tratando de conocer más marcas. En su mayoría me gustan casi todas".

¿Encuentra mucha diferencia entre el modo de vivir en la República Checa y en México?

"En la República Checa respetan mucho las reglas sociales. En México, y sobre todo en la Ciudad de México, que es muy grande con demasiada gente, esa organización tiende a perderse. Aquí obviamente, por cuestiones demográficas, es muy fácil que la gente se acomode y sea respetuosa de esas normas sociales. Por otro lado, como lo mencionaba antes, la República Checa es un país muy limpio, cosa de la que en México carecemos a veces. De cuestiones de la cercanía a la naturaleza, en la República Checa en cualquier momento uno está cerca de ese contacto con bosques y lugares muy naturales. En México, sobre todo en la Ciudad de México, se tiene que viajar mucho para llegar a lugares tranquilos como acá".

Praga debe parecerle una ciudad muy tranquila. ¿Es así?

PragaPraga "Tiene sus partes de toda ciudad grande. Tiene sus puntos en común con la Ciudad de México. Veo aquí, por ejemplo, gente más estresada y más ensimismada que en otros lugares. No me siento incómodo, al contrario, me siento un poco más identificado. Me sentiría más raro en Opava porque es una ciudad donde el inglés no se maneja. En Praga es más fácil para mí moverme".

¿Cómo son los checos a su parecer?

"Los checos son gente amable, pero seria y es difícil que muestre su sentimiento como los latinos que son más abiertos. Les gusta juntarse y tomar cerveza. Es gente que en general tiene cultura, entonces no es difícil tener pláticas muy interesantes con la gente".

¿Tiene amigos checos?

"Sí, he ido conociendo a través de mi esposa alguna gente checa. Tengo varios amigos por toda la República Checa".

¿Cuáles son sus planes para el futuro?

"Primero, establecerme bien en Praga. Mediano plazo queremos continuar los negocios que mantenemos en México y obviamente tener familia con mi esposa".

15-03-2006