“Nuestra biblioteca de Praga tiene más usuarios y préstamos que Roma, París y Londres”

23-04-2008

En el Día del Libro, que se celebra el 23 de abril en todo el mundo, nada mejor que hablar con el jefe de la biblioteca Carlos Fuentes del Instituto Cervantes de Praga, Alberto Antolín Encinas, un español apasionado por la literatura, muy orgulloso de la labor que lleva realizando en la capital checa desde hace casi tres años.

Alberto Antolín (Foto: autor)Alberto Antolín (Foto: autor) ¿En qué consiste este Día Mundial del Libro?

“El Día Mundial del Libro se instituye el 15 de diciembre de 1995 en la conferencia de la UNESCO, pero fue a propuesta del Gremio de Editores Españoles y se celebra el 23 de abril porque se conmemora la muerte de Cervantes, de Shakespeare y del Inca Garcilaso. Es decir, es un motivo para homenajear a estos grandes escritores y en España se ha convertido ya en una fiesta de todo el país, es una tradición cultural que he visto que no existe en otros países”.

Yo pensaba que había nacido en Cataluña con motivo del día de san Jordi.

“El origen fue, en realidad, la propuesta de un editor y periodista valenciano que se llamaba Vicente Clavel, en 1926, que quería homenajear a Cervantes y por eso pensó en el día 23 de abril. Luego se ha unido más tarde con la fiesta de san Jordi, en Cataluña, que es el día que los enamorados entregaban y regalaban una rosa, roja mejor, si es posible, a su amada. Era un poco cuando el santo Jordi libera de las garras del dragón a la amada. Y entonces en el año 1931 estas dos fiestas se funden, porque la fiesta de san Jordi también es el 23 de abril. Por eso se funden y se hace una fiesta que aparte del día del libro tiene también la tradición de regalar una rosa roja. Y en principio empezó en 1931 en Cataluña y ahora forma parte de la tradición de España”.

¿Cómo celebra esta fiesta el Instituto Cervantes de Praga y en especial la biblioteca?

“Tenemos una serie de programas y actividades relacionadas con el día. Lo más importante puede ser que ese día, aprovechando la tradición que tiene España, regalaremos una flor, una rosa y un libro a todos aquellos que se pasen por la biblioteca en horario de diez a siete de la tarde. Y al margen de esto tenemos un concurso, hemos enviado un cuestionario a todos los usuarios de la biblioteca y todo el mundo que quiera puede participar”.

Coincide el Día del Libro con la Feria Internacional del Libro de Praga, que tiene a España como invitado de honor.

“Evidentemente. Yo hablo de la biblioteca pero todo el Instituto Cervantes está implicado en todas las actividades que se hacen con motivo de que España es el país invitado de honor en la Feria Internacional del Libro de Praga. La biblioteca concretamente ha elaborado un catálogo de lo que hemos denominado la colección local. En el stand de España se regalará a todo el mundo este catálogo”.

¿Cuántos años llevas a cargo de esta biblioteca?

“La biblioteca se inauguró el 16 de enero de 2006. Yo llegué a Praga con la inauguración del Cervantes, en septiembre de 2005. Nosotros tenemos, como desplazados, un período mínimo de tres y un máximo de cinco años. Todavía no llevo tres años y mi idea, porque estoy muy a gusto acá, es una biblioteca que empieza de cero y he tenido mucha parte en toda la elaboración de la biblioteca, pues me gustaría quedarme los cinco años”.

Me imagino que no has leído todos los libros que hay acá pero lo intentas, ¿no?

“Tengo que estar informado de lo que tenemos en la biblioteca y eso estoy, informado. Desde luego yo tengo mis preferencias, hay autores que no me gustan y hay otros que me gustan muchísimo. Pero vamos, procuro leer todo lo que puedo”.

¿Has tenido tiempo de aprender checo en estos años o no mucho?

“En realidad es un problema que tenemos la mayoría de los que trabajamos en el Cervantes, no tenemos tiempo para nada. Y luego nuestro contacto con los checos es siempre a través del personal local, que nos ayuda, nos hace de intérpretes. Es un poco penoso pero así es”.

Alberto Antolín (Foto: autor)Alberto Antolín (Foto: autor) ¿Los usuarios acá son checos?

“La mayoría son checos, pero tampoco la mayoría son alumnos del Cervantes. Los alumnos del Cervantes representan el 30 y tantos por ciento de los usuarios de la biblioteca. Latinoamericanos y españoles representarán un doce, trece por ciento. El resto son checos que no tienen nada que ver con el Instituo Cervantes pero que les interesa por alguna razón la lengua y la cultura en español”.

¿Cuántos socios tiene la biblioteca?

“Socios con carné activo, que dura por un año, tenemos 1450”.

¿Y visitas diarias?

“Entre noventa y cien”.

Alberto Antolín (Foto: autor)Alberto Antolín (Foto: autor) Y en el ránking de todas las bibliotecas Cervantes que hay por el mundo, ¿qué lugar ocupa ésta?

“Es una biblioteca joven, pero es una de las bibliotecas que tiene más usuarios y más préstamos, curiosamente, junto con la de Varsovia. Es algo incomprensible, tiene más usuarios y préstamos que París, Londres, incluso que Nueva York o Roma. Y para un país tan pequeño como éste, con diez millones y medio de habitantes. Pero yo creo que es un usuario diferente al de esos países. Hay mucho interés por lo que es la cultura y esa es una de las ventajas de estar en un país como la República Checa”.

Y eso significa que al checo le interesa el español, ¿no?

“Yo creo que al checo le interesan los idiomas en general y ahora el español en particular. Pero le interesa quizás más por la idea que tienen de Latinoamérica que por lo español”.

23-04-2008