Me quedaré en Praga por los próximos 20 años

01-02-2006

Hoy nos acompaña el periodista mexicano Hugo Servín, quien desde hace algunos meses reside en la República Checa. Los motivos de su llegada al país, sus planes profesionales y su visión acerca de los checos, esos son algunos de los temas que abordamos en esta breve entrevista.

Hugo CervínHugo Cervín Hugo, bienvenido al programa.

"Muchas gracias, es un placer saludarles desde esta fría, pero hermosa ciudad de Praga.

¿Qué fue lo que te motivó a dejar tu natal México y trasladarte a la República Checa?

"Me motivó mi familia, me casé con una checa - Zuzana - y con ella tenemos un hijo, que nació en México, pero tiene ambas nacionalidades. Pensando en el futuro de los tres decidimos venirnos a Praga, una ciudad muy linda.

Pero muy fría como decías hace un momento...

"Si, pero aunque no tanto. Antes de viajar a Praga muchos amigos europeos me habían advertidos del frío extremo y pensaban que no aguantaría ni un mes. Lo que hice fue prepararme mentalmente de tal manera que lo he sentido, pero no como originalmente pensaba".

Tu trabajaste como periodista para un medio de comunicación muy importante en México, para Televisa. ¿Te costó mucho dejar la seguridad que tenías allá, para venirte a probar suerte a este país?

"Pues yo trabajé para la TV Mexicana durante 15 años, pero mis planes son establecerme ahora en la República Checa y pienso quedarme por los próximos 20 años. Estamos comenzando, pero hasta ahora estamos contentos. Pienso tratar de llevar una vida de checo".

¿Ya qué hay de tu carrera, piensas trabajar como periodista?

"Por el momento estoy buscando por todos lados oportunidades para colaborar con televisión, como corresponsal de alguna cadena internacional, tengo también experiencia en radio, en la prensa escrita. Me interesa moverme en este ámbito ya que hay muchas cosas interesantes de la República Checa que deben conocer los mexicanos".

¿Qué tan interesantes pueden resultar las noticias de este país para el público mexicano?

Pienso que en México, en general en Latinoamérica, la imagen que tenemos es de un país que se quedó pegado en su pasado comunista, sin saber que hay una cantidad impresionante de cultura, arquitectura hermosa, naturaleza... cada vez hay más mexicanos que descubren esto, y estoy seguro que en un tiempo este país estará lleno de latinoamericanos".

¿Cuánto tiempo te tomó acostumbrarte a este país? Te lo pregunto ya que de lo conversado antes de iniciar esta entrevista me da la impresión que tienes una imagen muy diferente al resto de los extranjeros que viven acá.

"Pues en todas partes se encuentran similitudes, aunque aquí hay algunos detalles que llaman la atención, como puede ser la misma forma de abrir una ventana, la forma como están hechas las casas. Una cosa que llama la atención es la puntualidad del sistema de transporte, por supuesto el idioma. Pero con el tiempo hay que ver las cosas por el lado positivo. El clima, bueno, si hace mucho frío, pues sale a jugar con el niño en el trineo y ya. Hay que ver el lado positivo de las cosas".

Como periodista, ¿te interesaría hacer algún trabajo sobre esas diferencias o similitudes entre ambas naciones?

"Claro, yo soy muy observador y todo lo que veo lo comparo. Por dar un ejemplo, aunque en México hay muchas mujeres bonitas, aquí es impresionante la cantidad de mujeres bonitas que se pueden encontrar en un vagón del metro o en la parada del autobús. Entre las cosas parecidas está la cerveza. En México tenemos muy buena cerveza, aquí también. Me gustaría hacer un buen reportaje sobre todo aquello".

01-02-2006