Me gustaría darle un impulso a la comida checa

19-07-2006

Rodrigo Flores (27) llegó hace dos meses a la República Checa. Es licenciado en gastronomía, y rápidamente se ha integrado a la sociedad de este país centroeuropeo. Nos comenta que entre sus planes está experimentar fusionando platillos checos con mexicanos. Enlazamos telefónicamente con la ciudad de Teplice, donde se encuentra trabajando el chef Rodrigo.

Rodrigo, llegaste a la República Checa hace relativamente poco tempo. ¿Qué te hizo dejar tu natal México?

"Yo soy licenciado en gastronomía y mi intención era venir a Europa a especializarme en comida italiana, francesa, pero más que nada estoy en Praga gracias a un amigo que me comentó que ahora la comida mexicana tiene mucho auge en este país. Pero yo no había podido venir porque estaba estudiando la carrera. Esa es la razón por la cual estoy en Praga".

Y tengo entendido que te ha ido bien.

"Si, he tenido bastante suerte ya que mi colega, Alejandro Santillán, un chef mexicano con el que trabajamos en la misma empresa (Nuevo Progreso), me invitó a trabajar con él. Estuve en un lapso de prueba y training durante quince días, le gustó mi trabajo y me consiguió la entrevista con los dueños de la empresa y me contrataron. Ya tengo un mes y medio trabajando con ellos, y en Praga llevo dos meses. Y la verdad estoy muy contento, he dado unas siete, ocho consultorías fuera de Praga".

¿Cuáles son tus planes? Te lo pregunto porque cada vez es mayor la competencia en este país, cada vez hay más restaurantes mexicanos en este país. ¿Piensas que puedes tener éxito?

"Soy optimista y creo que tengo mucho futuro aquí en la República Checa. Una ventaja es que hay muy pocos mexicanos que se dedican al ambiente gastronómico. Por eso tengo la posibilidad de vender mejor lo que yo sé hacer, pienso que no tengo mucha competencia. Pero me gustaría que existiera más competencia ya que la competencia es siempre buena para cualquier rubro".

¿Y qué opinas de la comida checa?

"Te voy a ser honesto, estoy empezando de una manera muy suave a probar la comida checa, para acostumbrar de a poco mi paladar y mi estómago, pero me parece una comida muy interesante y rica. Que pena que muchísima gente no la conozca. Talvez en algún día me gustaría darle un impulso a la comida checa".

Talvez la propuesta sería reemplazar el Tex Mex, tan popular en los estados Unidos, por el Czech Mex...

"(Risas) Muy buena propuesta, creo que mucha gente la aceptaría porque la combinación de ingredientes checos y mexicanos se llevarían muy bien. Lo veo factible, crear una fusión entre ambas comidas".

19-07-2006