En Praga se está mejor por la noche que de día

25-02-2004

Esta vez comparte con nosotros sus experiencias adquiridas en la RCh, Francisco Monjo Luis, de Barcelona, España, que lleva en Praga unos cuatro meses en el marco del programa estudiantil "Erasmus".

Francisco Monjo LuisFrancisco Monjo Luis ¿Cómo te has ambientado en la Rep. Checa? Es que los españoles, en general, dicen que les costó ambientarse aquí.

"A ver, al principio es muy difícil, porque todo es muy diferente y más si vienes en plan 'Erasmus', porque no conoces a nadie. Bueno, conocí gente de España que venía y ya conocía a otra gente de su misma universidad, pero en mi caso yo venía solo, no conocía a nadie. Es un país completamente diferente, no sabes con qué te vas a encontrar y al principio da un poco de miedo y es difícil, porque todo es muy diferente. Estás fuera de tu círculo, te das cuenta de que te faltan los apoyos de la gente habitual del día a día, pero a medida que va a pasando el tiempo, te vas habituando y se hace más fácil".

¿Sabías algo de la República Checa antes de llegar?

"Pues, la verdad es que no. Que la capital era Praga, que la cerveza básicamente era muy barata y muy buena y poco más".

¿Te sorprendió algo después de tu llegada a la Rep. Checa?

"Más que nada el carácter de la gente, puede ser que no me haya movido mucho en ámbitos de los checos, pero la gente es más cerrada de lo que me esperaba encontrar. Bueno, la ciudad es muy bonita, hay mucho más ambiente del que pensaba al principio. Quizá porque cuando llegas lo ves todo como muy oscuro, cerrado, pero después te das cuenta que la ciudad tiene un montón de posibilidades para hacer y eso es positivo".

¿Aprendes a hablar checo?

"Hice un cursillo de dos meses, pero la verdad que mucho no aprendí"...

¿Y cómo te comunicas con la gente aquí?

"En inglés"

¿Y es fácil? Son los checos capaces de comunicarse en inglés?

"Hay de todo. Quizá me esperaba que hubiese más dominio de inglés en general. Pero con lo poco que sabes de checo, la gente con la que te encuentras chapurrea cuatro palabritas en castellano y el inglés que llevas, más el que pueden saber ellos, te acabas haciendo entender y si no, siempre te quedan los gestos..."

¿Bueno, ahora, ¿cómo caracterizarías a un checo típico, digamos?

"¿Un checo típico? Esto me da un poco de miedo... A ver, por lo que conocí, la mayoría de los checos son gente bastante reservada y seria. Son muy amigos de sus amigos quizás, pero les cuesta un poco abrirse a gente nueva. Es un comentario que hicimos todos los españoles. Nos da la sensación de que ríen poco. Aunque después te choca, porque sales de noche de fiesta, te vas a cualquier local y los ves pasando bien como los demás, pero si los ves de día hacen un cambio drástico; de lo que es el checo de día y el de noche. El checo de día es la típica señora o señor serios que van por la calle. Y en el metro hay veces que te empujan para entrar o salir y te produce una imagen mala de ellos, porque los ves un poco desagradables a veces o mal educados. Y de noche te encuentras con todo lo contrario con gente que quiere pasárselo bien, que ríe mucho, bueno, claro, la cerveza también ayuda supongo para abrirse un poco. Pero, en general, mejor aquí por la noche que de día".

¿Sabes imaginarte que permanecerías en la República Checa para siempre?

"No, no creo que estuviese aquí toda la vida. Me ha gustado, pero tampoco es un sitio, donde me sienta acogido o donde me sienta tan bien como para estar toda la vida".

25-02-2004