Untar y borrar

08-07-2009

Kdo maže, ten jede. El que tiene capa, escapa. Este es un dicho popular utilizado por los aficionados checos al esquí de fondo. El que unta bien sus esquís con cera, anda rápido. El verbo ―mazat― untar estará en el centro de nuestra atención en la presente lección.

Untar ―mázání― es todo un arte. Se lo confirmarán tanto los fondistas que corren por los campos nevados, como los amantes de los días de playa. Kdo se namaže, ten se nespálí. El que se pone la crema, no se quema.

Uno también puede untar pan con mantequilla ―mazat chléb máslem―. El mismo verbo checo le sirve al alumno que tiene la tarea de borrar la pizarra ―mazat tabuli―.

Si tarda mucho en hacerlo la profesora le dice: Nemaž se s tím tolik. No te demores tanto.

Lo mismo vale para una persona demasiado minuciosa o lenta. No es de extrañar que escuche a menudo de sus amigos o colegas, que esperan el resultado de su trabajo, la frase: Moc se s tím mažeš. Eres como una tortuga.

Nemaž se s ním. No andes con miramientos. Este consejo se lo da una amiga a otra que tiene constantemente problemas con su novio. ¡Qué se largue! Ať maže!

¡Qué duro!

No hace falta ser zalamero ―mazat mu med kolem huby―. Le dices directamente ―koukej mazat― quítate de en medio, y ya está.

¿Y qué le dice un amigo a otro que tiene constantemente problemas con su novia?

Nemaž se s ní.

Mi novia se las sabe todas ―je všemi mastmi mazaná―. No permitiría que la dejara tan fácilmente. Y yo no podría borrarla tan fácilmente de mi memoria ―vymazat z paměti―.

Dobrá, smažme to. De acuerdo, haremos tabla rasa. Smazat también significa en checo borrar, igual que vymazat. Smazat houbou tabuli ―borrar la pizarra con la esponja.

El verbo ―zamazat― lo utilizamos cuando queremos cubrir con pintura por ejemplo una inscripción en la pared.

O cuando queremos rellenar un hueco con algo pringoso, por ejemplo con barro.

De todas maneras, el resultado de estas actividades es que nos ensuciamos las manos ―zamažeme si ruce―.

No solamente las manos. Zmažeme se od hlavy k patě. Nos ensuciamos de pies a cabeza.

A mí me pasa lo mismo, cuando pongo aceite ―mažu― a mi bicicleta. Me quedo totalmente sucio. Jsem celý zmazaný.

No hay otro remedio. Tienes que engrasar bien ―dobře promazat― la máquina. Estar sucio ―být zmazaný― no está tan mal como ―být namazaný― estar borracho.

Prefiero ―namazat se― emborracharme que recibir los santos óleos ―aby mě pomazali―. Pomazat quiere decir ungir.

Takové myšlenky si vymaž z hlavy. Quítate estas ideas de la cabeza. Pero ustedes, amigos, recuerden: Kdo maže, ten jede. El que tiene capa, escapa. Y no se refiere sólo a los esquiadores.

08-07-2009