San Martín no llega en su caballo blanco este año

10-11-2011

Las próximas semanas se caracterizan por una serie de tradiciones y fiestas populares que nos llevan, poco a poco, a las fiestas más importantes de esta parte del año, las Navidades. Las costumbres populares reflejan no solo el calendario cristiano sino también la sabiduría y el modo de vivir del pueblo. En la presente lección de ‘Hable checo con Radio Praga’ podrán conocer algunas tradiciones favoritas checas y el vocabulario que las concierne.

Según la tradición popular el 11 de noviembre, el día de San Martín - Svatý Martin -, anuncia - oznamuje -, la llegada del invierno - příchod zimy -. El más conocido dicho - rčení - reza: San Martín llega en un caballo blanco. Svatý Martin přijíždí na bílém koni.

Otro dicho advierte: El día de San Martín, tener un edredón es festín. Na Svatého Martina bývá dobrá peřina. San Martín es el santo que protege - ochrañuje - a caballos - koně -, jinetes - jezdce -, soldados - vojáky - y también a los viticultores - vinaře -. Así que el día de San Martín se estrena un vino joven - mladé víno - que lleva en la etiqueta la imagen del santo a caballo.

Tradicionalmente en la vida del campo, el día de San Martín era especial. En esta fecha se finalizaba el año agrícola. Se firmaban nuevos contratos entre granjeros y paisanos - statkáři a čeledíny -, los labriegos recibían el sueldo anual, o se celebraban mercados de ganado - dobytčí trhy -.

En el menú de este día festivo no podía faltar el ganso de San Martín - svatomartinská husa - o empanadillas de San Martín - svatomartinské rohlíky -, hechas de masa dulce y rellenas con semillas de amapola y pasas - plněné mákem a rozinkami -.

Hoy día el San Martín no está destinado para hacer las cuentas - skládání účtů -, sin embargo, las botellas del vino joven se abrirán este año a una hora mágica - v magickou hodinu -. El 11 de noviembre de 2011 a las 11 horas.

San Martín no solo anuncia el invierno sino también inicia una serie de fiestas - svátků - que culminan en las Navidades - vrcholí Vánocemi -.

El primer domingo de Adviento - první adventní neděle -, domingo de hierro - železná neděle -, empieza el 27 de noviembre. El segundo domingo de adviento, domingo de bronce - bronzová neděle -, es el 4 de diciembre. Es decir, este año coincide con el día de Santa Bárbara - připadá na svátek Svaté Barbory -.

Las mujeres que están intrigadas por su futuro amoroso, el día de Santa Bárbara suelen cortar la “barbarita” - barborku -. Por lo general es una ramita de cerezo - třešñová větvička -.

La barbarita se pone en casa en una jarra con agua y si florece hasta el día de la Nochebuena - a pokud do Štědrého dne vykvete -, es un buen augurio - je to dobré znamení -.

En los tiempos de nuestros antepasados - za našich předků - el 4 de diciembre las Barbaritas, muchachas solteras vestidas de blanco, pasaban por el pueblo y premiaban a los niños buenos - odměñovaly hodné děti -.

A los gamberros los castigaban - rošťáky trestaly - dándoles con una escoba - metlou -. Más tarde la tradición de las Barbaritas fue reemplazada por la de San Nicolás - svatý Mikuláš -. Este santo es patrono de marineros - námořníků -, pescadores - rybářů -, barqueros - převozníků - y, sobre todo, de los niños - dětí -.

En la tradición checa acostumbra aparecer en los hogares con niños, acompañado por un ángel y un diablo - v doprovodu anděla a čerta -, en la víspera de su santo, el 5 de diciembre tras el anochecer.

Nicolás con sus ayudantes reparte a los niños dulces y fruta - rozdává dětem sladkosti a ovoce -. Y los niños checos le tienen mucho respeto - mají před ním velký respekt -.

A estas alturas del año San Nicolás empieza a ser recordado. Y se suele decir: ¡Pórtate bien o San Nicolás te echará solo carbón! Buď hodný nebo ti Mikuláš nadělí samé uhlí!

¡Así que no se olviden de darle un buen recibimiento a San Nicolás y hasta la próxima!

10-11-2011