¿Por qué le gusta la vida en Chequia?

01-11-2012

¿Qué es lo que más le gusta de la vida en Chequia? La mayoría de ustedes ya se habrá encontrado con este tipo de pregunta por parte de los checos. Nosotros estamos convencidos de que, entre otras cosas, es la lengua checa la que más les gusta, así que en esta edición de Hable checo con Radio Praga aprendemos a responder a estas preguntas en este idioma tan lindo.

Foto: Archivo de Radio PragaFoto: Archivo de Radio Praga ¿Por qué llegaste a Chequia? –proč jsi přijel do Čech?-

Vine a trabajar y también quería conocer la cultura checa –přijel jsem za prací, a také poznat českou kulturu-.

No entiendo cómo se te ocurrió marcharte –odejít- de una ciudad tan encantadora como es Málaga y venir a vivir a esta Siberia.

Ya, hombre, la vida –život- no es sólo playa -pláž- y sol -slunce-. Me despidieron del trabajo y en dos meses le pasó lo mismo a mi novia. Y como es checa, decidimos –rozhodli jsme se- cambiar de aire y marcharnos a su país.

¿Te costó mucho adaptarte –přizpůsobit se- a la cultura checa?

Bueno, la verdad es que hay cosas que son muy diferentes -odlišné-. Por ejemplo, lo del horario. En mi trabajo almorzamos –obědváme- a las 11:30 cuando ni siquiera tengo hambre y en muchos restaurantes ya es imposible –je nemožné- que nos den de cenar a las 23:00 horas. Ahora que estamos hablando de la comida, echo mucho de menos la comida española -španělské jídlo-.

Foto: Archivo de Radio PragaFoto: Archivo de Radio Praga ¿No te gusta la cocina checa? -nemáš rád českou kuchyni?-

La verdad es que no mucho. Para mí, todos los platos llevan demasiada carne –maso-, salsas –omáčky- pesadas… en los restaurantes que no sean elegantes no ofrecen mucho pescado fresco –čerstvé ryby-, y del marisco –mořské plody- ni hablar…

Bueno, esas cosas se venden también, pero salen un poco caras –drahé-. De todas maneras –v každém případě-, ya sabrás que hay muchos restaurantes que ofrecen –nabízejí- comidas internacionales, incluso españolas. Pero para que no sólo critique, en Chequia hay una naturaleza preciosa, monumentos espléndidos, la cerveza es buenísima –výborná- y barata –levná, también hay muchas chicas guapas y simpáticas…

¿Oye, tú no tenías novia? –neměl jsi přítelkyni?-

Sí, sí, la tengo, pero como ya habla checo –mluví česky-, no creo que vaya a escuchar -poslouchat- este programa. Otra cosa que me gusta es el transporte público –hromadná doprava-. Los autobuses –autobusy- y tranvías -tramvaje- llegan a las paradas -na zastávky- a tiempo -včas- casi siempre. En Málaga no era así. Y también aprecio –oceñuji- que no haya tardado ni un mes en encontrar trabajo en lo que había estudiado. Además, después de tres meses de prueba me dieron el contrato indefinido –smlouva na dobu neurčitou-, lo que en España ahora mismo resulta muy difícil.

¿Y qué opinas de los checos? –co si myslíš o Češích?-

Al principio, los checos me parecían un poco antipáticos –nepříjemní-, sobre todo los camareros -číšníci- en los restaurantes, los conductores -řidiči- de autobuses, algunos dependientes –prodavači- no eran muy complacientes cuando les preguntaba por algo. Pero mucho cambió en cuanto aprendí algunas expresiones checas y las utilicé, a partir de entonces todo el mundo me trató con más amabilidad. Al final, todo es acostumbrarse -zvyknout si-, pero, en general, la vida aquí me gusta mucho –se mi moc líbí-.

01-11-2012