Platos con nombres de lugares extranjeros en los menús checos

18-07-2014

Esperamos que ahora mismo no tengan hambre porque en nuestro programa ´Hable Checo con Radio Praga` vamos a hablar de la comida. Varios platos de la cocina local llevan nombre de algún lugar extranjero, sin embargo, no todos tienen que ver con su comida típica. En nuestro minicurso de la lengua les presentaremos algunos platos de los menús checos, más y menos exóticos, para que no se queden sorprendidos al pedirlos.

Španělský ptáček, foto: Pastorius, Wikimedia CC 3.0Španělský ptáček, foto: Pastorius, Wikimedia CC 3.0 El menú de este restaurante recuerda un poco al panel informativo de un aeropuerto. Muchos platos -pokrmy- llevan nombres de países o ciudades extranjeras.

A lo mejor será por la céntrica situación geográfica de Chequia. A lo largo de la historia, muchos extranjeros pasaron por aquí dejando huellas de su cultura, incluidas también recetas de platos típicos de sus países. Sin embargo, según parece, con el tiempo fueron modificándose, sobre todo, en cuanto a los ingredientes.

Pues, yo diría que las recetas las intentaron traer los viajeros checos, pero parece que por el camino se les fueron olvidando. Es que me gustaría saber qué español pudo introducir aquí la receta de tal llamado pajarito español -španělský ptáček-. Un rollito de ternera -hovězí rolka- relleno de huevo -vejce-, salchicha -párek-, bacon -slanina-, y pepinillo en vinagre -nakládaná okurka-, además acompañado de vuestra masa de pan cocida y cortada a rodajas -knedlíky-. No es precisamente una combinación de ingredientes típica para la cocina de la Península Ibérica.

Como no eres el único que me hace esta pregunta, rebusqué en Internet y según la sabia Wikipedia, la historia de este pájaro es la siguiente. María de España, la madre del emperador Rodolfo II, que reinó en los países checos en el siglo XVI, como su nombre indica, provenía de España y dado que muchos españoles generalmente echáis de menos la comida de vuestro país, vinieron con ella a Praga cocineros compatriotas. Y ya que solían preparar rollitos de vacuno, pues, de allí su nombre.

Řízek, foto: CzechTourismŘízek, foto: CzechTourism Gracias por aclarármelo. Ahora me preocupa lo que llevarán las patatas francesas -francouzské brambory-? Espero que no el tocino magro -bůček- o col -zelí- que tanto os gusta a los checos.

Además de las patatas, este plato lleva también jamón york -šunka- o carne ahumada -uzené maso-, cebolla -cibule- y queso -sýr-. Todos estos ingredientes están asados -zapečené-, y la verdad es que están para chuparse los dedos.

¿Y las patatas americanas -americké brambory-? ¿Llevarán hamburgesas o por qué se llaman así?

Bueno, a la hamburguesa -hamburger- la pueden acompañar. Pero se trata de simples patatas sin pelar hechas al horno -pečené v troubě-, pues es una guarnición -příloha-. Y hablando de hamburguesas, el nombre de este manjar está relacionado con la ciudad porteña de Hamburgo, situada en norte de Alemania.

Entonces, si la ciudad alemana de Frankfurt es también conocida por sus famosas salchichas, me imagino que a la sopa de Frankfurt -frankfurtská polévka- no le faltarán, verdad?

Lo has acertado. Pero ya es la hora de elegir plato. No sé si pedir el filete empanado vienés -vídeñský řízek- u holandés -holandský-. El primero es un filete de ternera -telecí- empanado en harina -mouka-, huevo y pan rallado -strouhanka-. Esta cubierta triple en checo se llama -trojobal-. Y el holandés se parece un poco a los filetes rusos conocidos así en España, ya que se preparan de carne picada -mleté maso- y además se les añade queso.

Segedínský guláš, foto: Tereza StýblováSegedínský guláš, foto: Tereza Stýblová Yo voy a probar el gulash de Szeged -segedínský guláš- ¿En qué se diferencia del gulash clásico?

Este plato, cuyo nombre está relacionado con la ciudad húngara de Szeged, aunque las teorías de su origen no siempre coinciden, es la misma, sin embargo, este plato lleva también col fermentada -kysané zelí- y un poco de nata -smetana-.

Parece que no podéis vivir sin nata, ya que la echáis en muchos platos.

Pues, por ejemplo, la sopa borsch ruso -ruský boršč- sin nata no sería lo mismo. Además de esto, se prepara de caldo de carne -masový vývar-, remolacha -červená řepa- y verduras -zelenina-.

Bueno, ya hemos recorrido una buena parte del mundo a través de la carta. Pasemos a los postres. ¿Qué lleva la tarta París?

Son unas capas de bizcocho -piškot- rellenas de crema de chocolate -čokoládový krém-, y todo esto está decorado con nata montada -šlehačka-.

Bavorské vdolečky, foto: archivo de Radio PragaBavorské vdolečky, foto: archivo de Radio Praga ¿Y los bollos de Bavaria -bavorské vdolečky-?

Son unos bollos fritos con mermelada -marmeláda-, requesón -tvaroh- y nata montada.

Qué complicado es elegir, yo me lo comería todo.

Pues, para eso, tienes que acudir a un restaurante donde la comida se sirva en una mesa sueca -švédský stůl-.

¿En qué?

Así se denomina en checo el bufet, es decir, el modo de servir la comida en una mesa grande para que todo el mundo se sirva solo.

Hasta aquí nuestro programa de hoy, amigos. Ahora ya pueden comer en los restaurantes checos más tranquilos. Hasta la próxima semana.

 

(Repetición del 26/7/2013)

18-07-2014