“Me importa una salchicha que haya temporada de pepinos”

24-07-2015

Bienvenidos a una nueva edición de 'Hable Checo con Radio Praga'. En esta ocasión les ofreceremos una nueva entrega de frases hechas que quizás les den un poco de hambre.

Foto: Ehsan Namavar / FreeImagesFoto: Ehsan Namavar / FreeImages Dominika, pones una cara como si te comieras un limóntváříš se, jako kdybys snědla citrón-. ¿Qué te pasa?co ti je?-

Es que acaba de empezar la temporada de pepinoszačala okurková sezóna-.

¿Y tú que tienes que ver con esto?co ty s tím máš společného?-.

A ver, la temporada de pepinos es lo que en español llamáis la serpiente de verano. Es decir, la época cuando no surgen acontecimientos interesantes, los políticos y otros personajes están de vacaciones, etcétera, y uno no sabe sobre qué escribir. Supongo que la frase nació a raíz de que esta temporada surge sobre todo en verano, cuando se cosechan los pepinos.

La verdad es que los periodistas a veces tenemos un pan duromáme tvrdý chléb-, o sea, que no lo tenemos fácil.

Foto ilustrativa: Štěpánka BudkováFoto ilustrativa: Štěpánka Budková Además, el hecho de que no acontezcan sucesos interesantes no quiere decir que nos podamos revolcar los jamones -válet si šunky-, sino todo lo contrario.

Con esta frase querías decir que no nos podemos tocar las narices, ¿verdad? Es que el checo y sus frases hechas son a veces una nuecilla duratvrdý oříšek-. Vamos, que son muy difícíles. Cuando empecé aprender este idioma, tenía la sensación de que era como tirar los guisantes contra la paredházet hrách na stěnu-, es decir, esforzarme para nada. Parecía imposible aprenderlo.

Y mira, al final lograste cascar esta nuez durarozlousknul jsi tvrdý ořech- y lo dominas perfectamente.

Foto ilustrativa: yenhoon / FreeImagesFoto ilustrativa: yenhoon / FreeImages Gracias. Pero no sé si creerte. Sabes que un proverbio dice que el que tiene el estómago lleno no se fía del hambriento -sytý hladovému nevěří-. Y tú todavía no has comido. Vamos a un restaurante, tú comes algo y yo tomaré una cerveza como un rábanodám si pivo jako křen-, es decir, una que tenga buen sabor. Este momento será la guinda sobre el pasteltřešnička na dortu-.

Quieres decir, que será lo mejor del día, ¿no? Pero yo todavía tengo que trabajar un poco.

A mí me importa un comino. Hay que comer –jíst se musí-, así que vamos.

Foto ilustrativa: CzechTourismFoto ilustrativa: CzechTourism En checo no se dice me importa un comino, sino que me importa una salchicha –je mi to buřt-. De todas maneras, ya sabes que las palomas asadas no vuelan a la bocapečení holubi nelétají do pusy- y sin trabajo no hay pastelesbez práce nejsou koláče-. Así que hay que trabajar. Y no me mires como la última patata del desvánnekoukej na mě jako poslední brambor ze sklepa-.

Vale, pero por la tarde podemos ir a tomar una cerveza. Te quiero presentar a un amigo muy interesante.

Carlos, tú sabes que últimamente tengo tanto tiempo libre como azafránmám času jako šafránu- o sea, que lo tengo muy poco porque es muy raro.

Foto ilustrativa: Štěpánka BudkováFoto ilustrativa: Štěpánka Budková Mira, yo no te voy a saltar en el tocinoneskočím ti na špek-. Quiero decir que no me dejaré engañar. Tú simplemente eres vergonzosa y no quieres conocer a gente nueva. Pero luego no llores encima de la leche derramadaneplakej nad rozlitým mlékem- porque te hayas quedado con el vinagrezůstala jsi na ocet-. O sea, luego no te arrepientas porque te hayas quedado para vestir santos.

Tienes razón. Es que todos los hombres que he conocido últimamente se parecían como un huevo a otropodobali se jako vejce vejci-. Todos me untaban la miel alrededor de la bocamazali mi med kolem pusy-, quiero decir, que me adulaban, y al final nada. Todos son iguales. Así que ahora no tengo ganas de conocer a nadie.

Tú verás. Ya le diré a otra amiga. Ella será la que lamerá la nataslízne smetanu-, o sea, se llevará el pastel, mientras que tú rallarás la zanahoriaostrouháš mrkev-. |Vamos, te quedarás con las manos vacías.

24-07-2015