Las ventajas del espacio Schengen para viajar

22-09-2011

El libre movimiento de personas en Europa dentro del espacio Schengen es aprovechado por muchos checos que, especialmente en verano, recorren en sus coches los países de Europa. El tema lo hemos escogido para la presente lección de Hable Checo con Radio Praga.

Foto: Comisión EuropeaFoto: Comisión Europea Durante el verano es cuando los checos pueden apreciar en mayor medida las ventajas -výhody- que ofrece la existencia y los principios de la Unión Europea.

Esto vale especialmente para los turistas que viajan –turisté kteří cestují- por Europa en su coche. La creación hace unos años del espacio Schengen -Schengenský prostor- les posibilitó cosas que hace unos 25 años no se habrían imaginado -nedokázali by si ani představit-.

Así es, por ejemplo cruzar las fronteras -přejet hranice- sin tener que someterse a un desagradable control -nepříjemné kontrole-.

Foto: Comisión EuropeaFoto: Comisión Europea Además, no necesitan tener pasaporte -pas-, ya que para la mayoría de países europeos es suficiente viajar con el carnet de identidadobčanský průkaz-.

Tampoco se ven obligados a cambiar en el banco -vyměnit v bance- varios tipos de moneda -různé druhy platidel-, puesto que en una gran parte de Europa se paga con el euro -platí se eurem-.

Foto: Comisión EuropeaFoto: Comisión Europea Los jóvenes consideran todas estas ventajas como algo natural, pero los ciudadanos mayores recuerdan todavía las largas colas en las fronteras -dlouhé fronty na hranicích- y las serias caras de los aduaneros -vážné tváře celníků- que buscaban contrabando -hledali pašované zboží-.

En una situación así cualquier viajero podía sentirse como un malhechor. Porque de ‘contrabando’ eran consideradas, por ejemplo, algunas prendas de vestir -oblečení- o aparatos domésticos -domácí spotřebiče- que en aquellos tiempos era difícil de conseguir en Europa del Este.

Foto: Comisión EuropeaFoto: Comisión Europea La República Checa ingresó en el espacio Schengen en diciembre de 2007, tres años y medio después de su entrada en la Unión Europea. Aunque ya tras la adhesión a la Unión Europea, los controles en las fronteras con los países vecinos –sousední země- como Alemania y Austria eran más bien simbólicos -symbolické-.

Los europeos consideran una gran ventaja la existencia de la Unión Europea y la aplicación de los principios de confianza -důvěra- y solidaridad -solidarita- por parte de esta comunidad de países -toto společenství zemí-.

Foto: Comisión EuropeaFoto: Comisión Europea Sin ello no existiría el libre movimiento de personas –svobodný pohyb osob- entre la mayor parte de los países comunitarios y los europeos no podrían gozar de otras ventajas que, y no sólo para la temporada de las vacaciones veraniegas, ofrece Bruselas a los ciudadanos de los países miembros.

Aquí terminamos esta lección de checo en Radio Praga. Esperamos que hayan aprendido algo nuevo, amigos.

22-09-2011