Herramientas en la vida cotidiana

07-10-2004

Hola, amigos. Nos alegra poder compartir con ustedes este espacio, descubriendo juntos otros secretos del idioma checo.

Para esta ocasión escogimos el tema de las herramientas, a solicitud del radioescucha mexicano, Raúl Helgueros, de Querétaro. Mi colega Ivana lo ha tomado muy en serio y el pasado fin de semana estuvo ensayando para saber de lo que iba a hablar.

¡No es para bromear, pues hasta hoy me duele la espalda y tengo un par de callos en mis manos! Dos días enteros ensayé con herramientas de jardinería, "zahradnické nářadí" (zahradnické nárzadí).

¿Por ejemplo?

Bueno, a mi esposo se le ocurrió que había que cortar los arbustos que estaban bastante crecidos, así que cogí unas grandes tijeras de jardinería, "zahradnické nůžky" (núshky) y me puse a trabajar. Pensé que después descansaría, pero no. Con un rastrillo, "hrábě" (hrábie) tuve que ayudar a amontonar las hojas de un nogal, "ořech" (orzej), lo que parecía que nunca iba a acabar. Y, como si fuera poco, se me encargó remover la tierra con una azada, "motyka" (motyca) junto a las fresas que tenemos en el jardín, para preparar las plantas para el invierno "na zimu" (na zimu). ¡Desde entonces admiro a todos los jardineros, "zahradníci" (zahradníitsi).

Pero, ¿y tu esposo que hacía mientras tanto?

Pues, se puso a cortar el césped, "sekat trávu" (sekat trávu) con una pequeña segadora de césped "sekačka na trávu" (sekachka) y luego cogió una laya "rýč" (rích) y una pala, "lopata" (lopata), para dar la impresión que estaba preparando el jardín para la siembra de la primavera. Pero a mí me pareció que pasó el tiempo más bien descansando que trabajando. Y tú, Roman, ¿A qué te dedicaste el fin de semana?

Para defender a los representantes del sexo masculino que acaban de ser criticados, debo decir que estuve trabajando también dos días enteros, montando en casa unos muebles. Era tan complicado que en un momento cogí el martillo, "kladivo" (kladivo) y quise machacarlo todo.

¿Qué pasó?

Que no es tan fácil montar los juegos de muebles modernos que se compran por componentes. Sin tener en casa una sierra, "pila" (pila), un atornillador, "šroubovák" (shroubovák), alicates, "kleště" (kleshtie), clavos "hřebíky" (hrzebíky), tornillos "šroubky" (shroubky) y tornillos para madera "vruty" (vruty), uno no logra montar nada. Y lo peor es que nadie te advierte de ello.

¡Para eso tienen en los comercios personal especializado que llega a tu casa y lo monta todo!

Sí, pero yo me quise lucir y mostrarles a todos que lo podía hacer solo. Al final logré armar los muebles, "nábytek" (nábytek), pero me costó muchísimo.

Eso te pasó por no querer reconocer que algo no sabías. ¡Uno sigue aprendiendo toda la vida! ¿Verdad, amigos?

Para que ustedes sigan aprendiendo el checo, les invitamos a asistir también a la próxima lección de este idioma, dentro de una semana, en Radio Praga!

07-10-2004