Es difícil pedir comida si uno no habla el idioma local

15-11-2013

Todo ser humano necesita comer. La comida es algo tan normal en la vida que al tema no solemos dedicarle una atención especial. Pero cuando se sale al exterior, sin conocer el idioma del país visitado, el sustento se puede tornar un serio problema y no sólo por las diferentes costumbres alimenticias que pueden no sentarnos bien.

Foto: archivo de Radio PragaFoto: archivo de Radio Praga Hace poco visitó Radio Praga un oyente nuestro de América Latina y nos contó que quedó encantado con el país, pero que, por no saber checo ni inglés, tuvo ciertos problemas para entenderse con la gente. Y, en especial, cuando le daba hambre -když měl hlad-.

No les vamos a revelar su nombre, eso le puede pasar a cualquiera, pero lo resolvió fácilmente. Iba a los restaurantes -chodil do restaurací- y cuando le traían el menú -jídelní lístek-, con el dedo indicaba algún plato -prstem ukázal na nějaké jídlo- sin saber lo que era.

Foto: CzechTourismFoto: CzechTourism Cuando le traían la comida -jídlo-, muchas veces quedaba sorprendido -byl překvapený-, pero por otro lado, pudo probar -ochutnat- comidas checas que normalmente ni habría pedido -normálně by si neobjednal-.

Para que no les pase algo semejante, amigos, les enseñaremos algunas palabras relacionadas con la alimentación -stravování-.

Vayamos ahora entonces a un restaurante -pojďme nyní tedy do restaurace-.

Foto: archivo de Radio PragaFoto: archivo de Radio Praga Para beber, lo más corriente es que pidan agua sin gas -neperlivou vodu-, agua con gas -perlivou vodu-, cerveza -pivo-, jugo o zumo si quieren -džus-, vino tinto -červené víno- o vino blanco -bílé víno-.

Si desean un primer plato, deben pedir -předkrm-, pero hay tantas variedades que es difícil aconsejar algo concreto. En cuanto a la sopa -polévka-, pueden pedir caldo de res -hovězí vývar- o caldo de pollo -kuřecí vývar- por ejemplo.

En otoño especialmente, se hace en Chequia una sopa más espesa con hongos -houby-, verdura -zelenina- y papas -brambory-, llamada -bramboračka-, que es muy típica de acá y, por cierto, deliciosa.

De segundo plato -hlavní jídlo- pueden pedir comida internacional como bistec -biftek- o carne a la parrilla -maso na rožni-, acompañada de papas -brambory-, arroz -rýže- y ensalada mixta -míchaný salát-, por ejemplo.

Foto: archivo de Radio PragaFoto: archivo de Radio Praga O pueden probar comida típica checa, como carne de res estofada con una salsa blanca con verdura y crema de leche -svíčková-, acompañada de -knedlík-, una especie de rodajas de pan, cocido en agua.

Otra comida típica es vepřo-knedlo-zelo, que es carne de cerdo asada y acompañada de col agridulce -zelí- y de -knedlík- nuevamente. En Chequia se sirve con frecuencia también carne ahumada -uzené maso- acompañada de espinaca -špenát- y -bramborový knedlík-, que son también rodajas de masa, pero esta vez hecha de papas cocidas.

Foto: archivo de Radio PragaFoto: archivo de Radio Praga Es posible además, que les ofrezcan riñones de cerdo -vepřové ledvinky- o hígado -játra- estofados -dušená- y acompañados con arroz -rýže-. Naturalmente, puede ser también otros cientos de platos de comida, pero al menos sabrán orientarse en los principales.

De postre -moučník- pueden pedir una copa de helado -zmrzlinový pohár-, fruta -ovoce-, budín -puding- o un pedazo de pastel -zákusek-. Los de chocolate o los que llevan frutas son muy ricos en Chequia, así como el štrůdl, que es una masa bien fina que se rellena de manzanas y luego se enrolla.

Para terminar el almuerzo -oběd- o la cena -večeře- hace falta tomarse un café -káva- o un té -čaj-. Pero pidan de inmediato -malé preso- que es una taza pequeña de café fuerte. Es que podrían traerles un café a lo checo, que es una taza grande en la que se pone una o dos cucharitas de café y la taza se llena luego con agua hirviente.

Que tengan buen provecho -dobrou chuť-.

 

(Repetición del 18/10/2012)

15-11-2013