En una gasolinera

25-01-2007

La mayoría de las personas no sabría imaginarse ya su vida sin un automóvil "představit si život bez auta".

Es que el modo de vida actual "dnešní způsob života" es agitado y muy diferente al de nuestros abuelos. Pasamos corriendo todo el día y el automóvil nos ayuda a ahorrar tiempo, "auto nám pomáhá šetřit čas".

Y no sólo eso, "a nejen to". Nos ayuda a la hora de hacer compras "při nákupech", ya que, a diferencia de nuestras abuelas, no estamos obligadas a cargar en brazos desde un supermercado hasta la casa paquetes de comida. Y también nos permite viajar cuando nos da la gana "kdy se nám zachce" y sin depender del horario "jízdní řád" de los trenes o los autobuses "vlaků i autobusů".

Naturalmente, nuestro fiel amigo "náš věrný přítel", el automóvil, también tiene sus necesidades. Debemos cuidar que tenga suficiente gasolina "dostatek benzínu" para no correr la mala suerte de quedarnos plantados en un lugar apartado de la civilización. No menos importante es controlar para que tenga suficiente aceite "dostatek oleje", porque a causa de su falta podría destruirse el motor del coche "motor automobilu".

Para cumplir con estas obligaciones, nos dirigimos a una gasolinera "benzínová pumpa" o, dicho de manera coloquial, "benzínka". Llenamos el tanque de gasolina "načepujeme benzín" y, en caso de necesidad, completamos el aceite "doplníme olej".

Y ya que hemos interrumpido nuestro viaje, "přerušili jsme naši jízdu" aprovechamos también la oportunidad y lavamos los cristales de las ventanillas "umyjeme okenní skla", los faros "světla", la matrícula, "státní poznávací značku" o simplemente "značku", así como los espejos retrovisores exteriores "zpětná venkovní zrcátka".

También podríamos medir la presión del aire en los neumáticos "změřit vzduch v pneumatikách" y, en caso de necesidad, los rellenamos de aire "dofoukneme je".

Con tantas actividades, Ącuidado que no se nos olvide pagar la gasolina! "pozor, ať nezapomeneme zaplatit za benzín!".

Ya que estamos en una gasolinera, podemos visitar los servicios, "jít na toaletu", comprarnos algún periódico o revista "koupit si noviny nebo časopis" y tomarnos un café "a vypít si kávu".

Sí, uno nunca debería estar tan apurado para no tener un poco de tiempo para tomarse una bebida refrescante o un café. Un breve reposo ayuda a una mejor concentración, lo que es muy importante a la hora de conducir.

Además, si uno viaja acompańado de nińos, lo que en el caso de nosotras, las mujeres, ocurre muy a menudo, sabe apreciar lo que es una pausa por el camino.

En las gasolineras, especialmente junto a las autopistas, suele haber un parque de juegos para nińos, "dětské hřiště". Allí los nińos, por suerte, pueden gastar toda la energía acumulada durante el viaje, para luego quedar dormidos al volver a sentarse en el auto.

Y bien, después de todo esto podemos seguir en el viaje "můžeme pokračovat v jízdě".

Aunque ustedes, amigos oyentes, deberán esperar una semana para poder asistir en Radio Praga a una nueva lección de checo. ĄHasta entonces!

25-01-2007