En lugar de cabeza un cubo de cerveza

11-03-2016

El 11 de marzo se celebra el 'Día Europeo del Cerebro'. Un buen motivo para dedicar esta edición de 'Hable Checo con Radio Praga' a algunas frases hechas y modismos protagonizados por el cerebro y su estuche protector, la cabeza.

Foto: MR LIGHTMAN, Free Digital PhotosFoto: MR LIGHTMAN, Free Digital Photos Dominika, esta noche no puedo ayudarte con la mudanza. Mi primo, que es médico, hace una fiesta de despedida -rozlučka-. Se va a trabajar a Alemania.

¡Vaya fuga de cerebros! -to je ale odliv mozků-. Este año ya es el tercer conocido mío que se marcha al extranjero.

Es que se metió en la cabeza -vzal si do hlavy- que quiere conocer el mundo. Seguramente le irá muy bien. Es un cerebro -je to mozek-. O sea que es muy listo -je chytrý-.

Está claro que si ha llegado a ser médico que no tendrá un cerebro de gallina -slepičí mozek-.

Ahora me doy cuenta -uvědomuji si- de que la mayoría de las frases hechas con la palabra cerebro son insultos -nadávky-. Como, por ejemplo, ser un descerebrado -bezmozek-. O si dices de alguien que se le está ablandando el cerebro -měkne mu mozek-, también quieres decir que se está volviendo tonto -hloupne-.

Mientras que si algo te está entrando en el cerebro -leze ti to na mozek-, quiere decir que se te va la olla. Al igual que estar tocado de la cabeza -být padlý na hlavu-. O tener una cucaracha en el cerebro -mít švába na mozku- tampoco es precisamente un piropo -lichotka-. El cerebro ha entrado también en la gastronomía checa. El diminutivo de la palabra cerebro -mozeček- es el nombre de mi plato preferido, un revuelto de coliflor, huevo, cebolla.

Ponche de huevo, foto: archivo de Radio PragaPonche de huevo, foto: archivo de Radio Praga El mismo nombre lo lleva también un típico cóctel checo. Se prepara de un chupito de licor de guinda -griotka- en el que se vierte cautelosamente un poco de ponche de huevo -vaječný koñak-. Esta mezcla se parece realmente a un cerebro. También se puede preparar con el licor de menta. Entonces se llama el cerebro verde -zelený mozek-.

El cerebro verde es también un insulto para los militares. Este insulto se usaba sobre todo en la época del comunismo, cuando mucha gente percibía al Ejército como una herramienta del poder totalitario.

Otro insulto, más poético, se refiere a los borrachos. -Máš místo mozku z piva kostku- significa que en lugar de cerebro tienes un cubo de cerveza. Para que se rimara en español se podría decir: en lugar de cabeza, tienes un cubo de cerveza.

Foto ilustrativa: Eva Odstrčilová, Archivo de ČRoFoto ilustrativa: Eva Odstrčilová, Archivo de ČRo Pero cuidado con a quién se lo digas. Una vez me atreví a decírselo a un borracho -opilec- que molestaba a los demás en un autobús. Pero luego me eché la ceniza en la cabeza -sypal jsem si popel na hlavu-, o sea que lamentaba habérselo dicho.

En estas situaciones hay que mantener la cabeza fría -zachovat chladnou hlavu-.

O más bien encender las roscas celebrales -zapnout mozkové závity- para pensar cómo escaparse de un autobús que está en marcha. Obviamente no lo conseguí y salí de la pelea con una conmoción de cerebro -otřes mozku-. ¡Qué horror! Pero me parece muy bien que no hayas metido la cabeza en la arena –nestrčil jsi hlavu do písku-, o sea, no te hayas escondido ante los problemas.

11-03-2016