En la cocina

15-11-2007

Esta lección de checo resulta bastante práctica. Les invitamos, queridos amigos, a aprender el vocabulario de instrumentos y utensilios de la cocina.

Comenzamos la lección con la palabra cocina que en checo se dice “kuchyně”. En la cocina encontramos un gran número de instrumentos “nástroje” y utensilios “pomůcky”.

En primer lugar hay varios recipientes “nádoby”, como la olla “hrnec”, la cazuela “kastrol”, la cuenca “miska” y la sartén “pánev” que sirve para freír que en checo se dice “smažit”.

Ahora imagínense que vamos a preparar por ejemplo espaguetis con salsa de tomates “rajčata”, ajo “česnek” y aceitunas “olivy”, con queso rallado “strouhaný sýr”. Antes de todo necesitamos una olla grande “velký hrnec”. Echamos el agua y la ponemos a calentar “ohřát”.

Mientras que se caliente, cortamos tres o cuatro tomates, una cebolla y dos dientes de ajo. Después abrimos la lata de aceitunas con un abrelatas “otvírák na konzervy”. Para rallar el queso duro utilizamos la ralladora que en checo es “struhadlo”.

Cuando el agua está hirviendo “voda vře”, echamos los espaguetis “vhodíme špagety” y los dejamos cocer “necháme je vařit” unos diez minutos.

Antes de sacarlos del agua y pasarlos por un colador “síto”, ponemos la sartén “pánev” al fuego y con un poco de aceite de oliva freímos la cebolla y los tomates hasta que queden blandos. Al final añadimos “přidáme” las aceitunas y el ajo. Servimos “podáváme” con queso rallado. ¡Buen provecho!

Pero ahora volvamos a la cocina. En una buena cocina no pueden faltar los electrodomésticos “domácí spotřebiče”, como la nevera “lednice”, que a veces incluye el congelador “mrazák”, el lavavajillas “myčka na nádobí”, el horno “trouba”, la vitrocerámica “sklo-keramická deska” y el microondas, o sea “mikrovlnná trouba” o simplemente “mikrovlnka”.

Los hogares modernos cuentan además con una serie de aparatos que facilitan mucho la preparación de la comida. Son, por ejemplo, la tostadora “topinkovač”, que sirve para preparar tostadas de pan “topinky”, y sandwichera “toustovač” para hacer los sándwiches que en checo igualmente se llaman “sendviče”.

A los amantes de patatas fritas “hranolky”, no les puede faltar una freidora “fritéza”, y los que quieren alimentarse sanamente apreciarán un exprimidor “odšťavovač” y una batidora “mixér” para preparar los cócteles.

Sin embargo, antes de sentarnos a la mesa y empezar a comer, tenemos que poner la mesa “prostřít stůl”. Para eso sirve el mantel “ubrus” y las servilletas “ubrousky”.

Después ponemos los platos “talíře”. Los checos utilizan dos tipos de platos: uno hondo, para la sopa “polévka”; y otro normal para el segundo plato “hlavní jídlo”.

Todavía nos faltan los cubiertos “příbory”, es decir, el cuchillo “nůž”, el tenedor “vidlička” y la cuchara “lžíce”. Y para beber usamos “sklenička” que en español puede significar vaso o copa.

Y, ¿qué tal si vamos a querer tomar café?

Entonces necesitaremos un juego de café “kávová souprava”. Éste suele comprender las tazas de café “kávové šálky”, la cafetera “konvice na kávu”, el azucarero “cukřenka” y la lechera “konvička na mléko”.

Mmm… Me entran ganas de tomar un buen café. ¿Qué te parece si vamos a una cafetería?

Y aquí finaliza, amigos, esta lección de checo. Les agradecemos la atención dispensada y esperamos que sigan avanzando en el aprendizaje de este idioma también la próxima semana en otra lección de Hable checo con Radio Praga.

15-11-2007