En la “caldera” de un concierto de rock checo

27-01-2011

En un concierto de rock checo pueden encontrarse con una “caldera llena de fans que amenazan”. Si no entienden esa frase, sigan otra edición del curso de idioma checo.

Lo más importante en un concierto de rock -rockový koncert- es, por supuesto, la banda de rock -rocková skupina-.

Por lo general, una banda suele ser integrada por un cantante -zpěvák-. El líder -frontman- del grupo suele cantar acompañado de una o dos guitarras eléctricas -elektrické kytary-.

La guitarra solista -sólová kytara-, en la jerga musical -sólovka-, y la guitarra rítmica -doprovodná kytara-, que hace -beglajt-, es decir que acompaña, esa palabra viene del alemán begleiten.

En el grupo hay también un bajista -basák (baskytarista)- que toca el bajo -basa (baskytara)-.

Para tocar la guitarra eléctrica y el bajo es imprescindible tener un amplificador -zesilovač-. Cuanto más potente, mejor.

Y no nos olvidemos de un instrumento muy importante para la música rock, la batería -bicí (bubny)-.

El batería -bubeník- toca el instrumento con baquetas -paličky-, que muchas veces lanza al público como un trofeo para los fans.

Sí, pero primero, golpea con ganas con las baquetas la batería que incluye varios tipos de tambores -bubny- y platillos -činely-.

En cuanto a los platillos, se utilizan los términos ingleses, como el Crash y el Ride. Al Hi-hat o Charleston se le dice en checo –hajtka-.

Los tambores se dividen generalmente en el bombo -kopák-, la caja -virbl-, los toms -přechody- y el tom de piso -kotel-.

La palabra -kotel-, que en checo quiere decir caldera, se utiliza también para llamar la parte más bulliciosa del público, situada justo debajo del escenario, donde los fans bailan o, mejor dicho, se empujan uno al otro al ritmo de la música.

Ese término se utiliza también en el deporte, -kotel- es la parte de las gradas donde se reúnen los hinchas radicales de un club. Pero volviendo a la música, un aficionado al rock se llama simplemente -rocker-.

El rockero suele vestir una chaqueta de cuero -kožená bunda- y llevar pelo largo -dlouhé vlasy-, en la jerga checa -háro-.

El pelo largo viene bien para subrayar los movimientos frenéticos de la cabeza al ritmo de la música. Los rockeros animan, además, a la banda con silbidos y gritos. Una expresión muy frecuente en un concierto checo es -Hobluj!-, es decir, literalmente ¡Cepilla!, o sea ¡Dale caña!.

Claro, es que los guitarristas de rock muchas veces parecen “cepillar” el instrumento…

Por otro lado, el fan que mueve el brazo alzado al ritmo de la canción suele llamarse -hrozič-, porque parece que amenaza -hrozí- a un enemigo ficticio.

Pero los rockeros son, por lo visto, personas pacíficas que piensan en el bienestar de los demás. En un concierto de rock suele hacer un calor tremendo. Sudan tanto los músicos como los fans en la “caldera”, y siempre hay por allí un alma buena que tira un tarro con cerveza a la gente que tiene por delante, dándole una ducha de cerveza -pivní sprcha- para que no sufra tanto calor.

¡Que disfruten del rock checo, amigos!

27-01-2011