El Día de Difuntos recordamos a los seres queridos fallecidos

03-11-2011

A comienzos de noviembre, el mundo cristiano incluida la República Checa, recuerda a sus muertos. Las conmemoraciones del Día de los Difuntos es una tradición que se remonta a tiempos lejanos y tiene sus raíces en costumbres de las naciones paganas.

El Día de Difuntos -Památka zesnulých- los cementerios -hřbitovy- en Chequia, e imagino que en todo el mundo cristiano, están llenos de gente. Coloquialmente, ese día es denominado en Chequia también -Dušičky- lo que en español significa las almas.

Ese día, el 2 de noviembre, todas las personas recuerdan -vzpomínají- a sus familiares -své příbuzné- y amigos -kamarády- fallecidos.

Aunque puedan parecer tristes -smutné- estas fiestas, los psicólogos afirman que son muy importantes, al igual que la ceremonia de los funerales -pohřeb-. Permiten que las personas puedan despedirse -rozloučit se- de sus familiares y conocidos que ya fallecieron -kteří již zemřeli-, reservarles un recuerdo -věnovat jim vzpomínku- en su mente y, eventualmente, hacer las paces -smířit se- con ellos.

También yo fui a un cementerio este miércoles, pero en un pequeño pueblo de Moravia. Y quedé verdaderamente impresionada. Las tumbas -hroby- estaban todas muy limpias -čisté- y decoradas -ozdobené-. Había en ellas velas encendidas -zapálené svíčky-, coronas -věnce- y floreros -vázy- con flores frescas -živé květiny- o artificiales -umělé-.

Es cierto que el Día de Difuntos o, Día de los Muertos, se conmemora en Chequia especialmente en ciudades más pequeñas y en el campo. Allí los ciudadanos dedican mucha atención a la decoración -zdobení- de las tumbas. En Praga la gente va al cementerio para recordar a sus muertos pero, debido a que la vida en la capital es mucho más agitada, no se preocupan tanto por la decoración de los sepulcros como en el campo.

El 2 de noviembre, los creyentes asisten a la Misa de Difuntos -mše za zemřelé- y les dedican un recuerdo silencioso -tichou vzpomínku-.

¿Sabían amigos que esta festividad cristiana tiene su origen en ritos paganos -pohanské obřady- vinculados con la despedida del verano -rozloučení s létem-, o sea la vida, y la llegada del invierno -příchod zimy-, que simbolizaba la muerte?

Los eslavos antiguos -staří Slované-, al igual que los celtas -Keltové- también prendían fuegos -zapalovali ohně- para expulsar las fuerzas del mal -odehnat nečisté síly-.

La abadía de Cluny, foto: Loveless, Creative Commons 1.0La abadía de Cluny, foto: Loveless, Creative Commons 1.0 Más tarde algunos de esos ritos pasaron a ser aplicados por los cristianos. El Abad Odilo de Cluny estableció en 998 que el día 2 de noviembre se recordarían las almas de los muertos -duše zemřelých-.

El Día de los Muertos era festejado primero en los monasterios de Cluny y posteriormente se extendió por Francia, Inglaterra y Alemania. En el siglo XIII se estableció en todos los territorios con la fe cristiana.

Bien, amigos, aquí terminamos esta lección de checo, en la que les hemos enseñado también un poco de tradiciones e historia.

Recuerden que dentro de una semana podrán asistir a una nueva clase de checo a través de Radio Praga.

03-11-2011