El cuerpo nos depara a veces sorpresas desagradables

06-09-2012

La salud es un tema muy abstracto y el cuerpo humano es todo un secreto. Cuando uno se siente bien, poco o nada se preocupa de cuidarse y de visitar regularmente un consultorio. Pero cuando nos sentimos mal, buscamos de inmediato ayuda de un médico y a éste lo consideramos en ese momento nuestro mejor amigo. Es quien tiene en sus manos nuestro futuro, quien nos puede librar del dolor y otras molestias. En la presente edición de Hable Checo con Radio Praga, aprenderán algo del cuerpo humano.

Siempre he pensado, que el deporte le ayuda a uno mantenerse sano. Pero, hace unos años, me lastimé un poco practicando deportes y desde entonces, me duele la columna -páteř- de vez en cuando.

Y parece que te duele -bolí tě- bastante y justamente en estos días, porque te noto un poco pálida.

Así es, pero lo peor de todo es que el dolor -bolest- se me dispara de la espalda -záda- a la cabeza -hlava-. No te puedes imaginar lo desagradable que es eso. Ya no se trata sólo de la columna, pero también de los músculos -svaly- que están algo mal. Me duele un omóplato -lopatka-, los trapecios -trapézy-, la cabeza -hlava-, el cuello -krk-, e incluso un oído -ucho-. El dolor se me extiende igualmente a un brazo -ruka-.

Deberías hacer ejercicios -cvičit-. Existen ejercicios especiales -speciální cvičení- para el relajamiento -uvolnění- del sistema muscular -svalová soustava- y tomar agua suficiente.

Yo creo que agua sí tengo suficiente en mi cuerpo -tělo-, ya que, si bien recuerdo, el agua -voda- es el componente principal del cuerpo humano -lidské tělo-, ocupando el 75%. Mejor tomaría algo más sabroso, como mojito, por ejemplo, con este calor.

No hagas bromas, te lo digo en serio. Además de que la cabeza realmente puede doler cuando uno toma poco líquido -tekutina-.

O también, cuando toma demasiado, pero no agua, sino bebidas alcohólicas. Pero ese no es mi caso. El vino u otras bebidas alcohólicas las tomo sólo de vez en cuando, para compartir con mis amigos.

Volvamos a los músculos de tu cabeza -svaly tvé hlavy- y a tu columna vertebral -tvá páteř-. ¿Qué te han dicho los médicos? -Co ti řekli lékaři?-

Pues que debo hacer ejercicios en forma regular y me hicieron tratamientos de fisioterapia -fyzioterapie- y con medicamentos -léky-.

¿Te han ayudado -pomohly ti- esos tratamientos?

La verdad es que poco hasta el presente. Cuando he ido cierta vez al dentista -zubař- con un dolor de muelas -bolest zubů- sentí alivio inmediatamente después del tratamiento, pero este caso es diferente.

Es que los efectos de los tratamientos a los músculos y la columna tardan en surtir efecto. Es como fracturarse una pierna -zlomit si nohu-. A uno entonces le duele todo. La pierna, las venas -žíly- en esa pierna y también la cabeza -hlava-. Y lleva algún tiempo para que el cuerpo se recupere nuevamente.

Te compadezco, pero insisto en que sin los ejercicios no mejorarás. Yo me siento muy bien, por suerte. Aunque, en vacaciones me quemé tomando sol y pensé después que la piel -kůže- se me iba a reventar de lo quemada que la tenía. No pude ni doblar la rodilla -koleno- de lo quemada que estaba.

Cualquier accidente y dolor suelen ser desagradables. Basta cuando uno se quema la lengua -spálí si jazyk- con un café caliente.

Así que, amigos, tengan mucho cuidado para que no sufran ningún tipo de accidentes y sigan estando sanos -buďte zdraví-. Y no olviden que dentro de una semana transmitiremos en Radio Praga una nueva lección de checo. ¡Hasta entonces!

06-09-2012