El checo no prescinde del agua

28-03-2014

El sábado pasado se celebró el Día Internacional del Agua. Al igual que un ser vivo no prescinde de este líquido, así tampoco la lengua checa, ya que esta sustancia aparece en muchas expresiones idiomáticas. Y algunas de ellas nos presentaremos en esta edición de 'Hable Checo con Radio Praga'.

Foto: Barbora KmentováFoto: Barbora Kmentová Parece que nunca dejará de llover. Y todavía peor es que me entra agua en los zapatos -teče mi voda do bot-. Tengo que comprarme unos nuevos.

Pues, has acertado -trefil ses-, porque como esta semana ya es la tercera vez que vienes tarde al trabajo -jdeš pozdě do práce-, es verdad que te entra agua en los zapatos, ya que esta frase la utilizamos para denominar en checo las situaciones con amenaza de algún peligro, que en tu caso será una bronca -vynadání-. Tanto va el cántaro a la fuente que al final se rompe -tak dlouho se chodí se džbánem pro vodu, až se ucho utrhne-.

Es que he tenido que llevar a mi perro al veterinario y había mucha gente. Incluso he tenido que llevármelo a la redacción para no llegar más tarde.

Foto: Tomáš AdamecFoto: Tomáš Adamec ¡Pero qué grande está tu perro! Ha crecido como del agua -vyrostl jako z vody-, es decir, ha crecido como la espuma.

Más bien ha engordado. Desde que mi novia me ha dejado ir al agua -pustila mě k vodě-, o sea, me ha dejado plantado, los dos estamos tan tristes -smutní- que no hacemos más que comer.

Lo siento -to je mi líto-. No sabía que habíais roto.

Eso es la vida -to je život-. Ha encontrado a un hombre rico y ahora ya está detrás del agua -je za vodou-. Esta expresión quiere decir que tiene mucho dinero -hodně peněz- y una vida cómoda -pohodlný život-. El significado de esta metáfora se refiere a la emigración de los europeos al otro lado del charco, es decir al continente americano, porque en su época vivir en América era para muchos checos un sinónimo de una buena vida con mucho dinero. Pero lo que más me da pena es que mi novia haya tenido la vergüenza de enturbiar las aguas -kalit vodu- durante unas cuantas semanas, es decir, que me ocultaba su nueva relación.

Foto: Filip JandourekFoto: Filip Jandourek Entonces creo que esta noche deberíamos ir a enturbiarnos nosotros. Es que enturbiar -kalit- significa en la jerga checa ir de juerga. Y de allí denominamos una juerga como -kalba-. Tomaremos un par de chupitos de vodka y así te relajarás un poco.

Esta vez en vez de vodka tendré que conformarme solo con el agua -voda-. Ves, qué gracioso, es que vodka es un diminutivo de la palabra -voda-, que es agua. Es que mañana tengo una conferencia importante y esta noche tengo que prepararme el discurso porque luego no quiero cocinar solo con agua -vařit z vody-, es decir no quiero improvisar -improvizovat-. Pero tú seguro que vas a salir esta noche porque en una discoteca estás como pez en el agua -jsi jako ryba ve vodě.

No, si no vas tú, me quedaré en casa -zůstanu doma-. Estoy muy cansada y esta noche me dormiré como si me echaran al agua -usnu, jako když mě do vody hodí-. Y además, si vengo tarde, mi novio me echará la bronca, ya que esta semana no ha habido día el que haya llegado a casa antes de las doce de la noche.

Foto: archivo de Radio PragaFoto: archivo de Radio Praga ¿Tu novio y echarte la bronca? Quién lo hubiera dicho con lo tranquilo -klidný- que es.

Ya sabes que las aguas tranquilas son profundas o como decimos en checo, el agua silenciosa muele las orillas -tichá voda břehy mele-. Lo peor es que él predica agua y bebe vino -káže vodu a pije víno- es decir que me pide que haga algo y él mismo hace lo contrario. Y con ello lleva las aguas a mi molino -žene vodu na můj mlýn-, es decir, me sirve de beneficio, porque luego se lo puedo echar en cara cuando me reprocha algo.Veo que ninguna relación es fácil. ¿Y sabes qué? Como el tiempo fluye como el agua -čas plyne jako voda- y tenemos solo una vida, esta noche sí vamos de juerga, y con el agüita, es decir con vodka.

28-03-2014