Con el viento en las velas

07-08-2008

No hay quizá nada más agradable que un viento suave en los calurosos días de verano. Y nada más desagradable que un viento fuerte en invierno. Lo que pasa con el viento en el idioma checo lo conocerán en los siguientes minutos.

El viento se dice en checo vítr. Si se trata de un viento suave, una brisa, hablamos de vánek, větřík o větříček, y por el contrario si sopla un viento fuerte, un vendaval, es vichr o incluso vichřice un viento huracanado-.

Un lugar donde hay siempre mucho viento es větrné. La famosa novela Cumbres borrascosas de Emily Bronte se llama en checo Na Větrné hůrce.

Ese sería un buen sitio para construir un molino de viento větrný mlýn- o -větrník-. Větrník puede ser también una veleta o un molinete. O un buen postre que pueden comprar en una confitería checa.

Foto: CzechTourismFoto: CzechTourism A los que no les gusta el viento pueden protegerse ante sus efectos nefastos plantando una franja de árboles o arbustos: větrolam.

Pero mucho más fácil es ponerse una cazadora deportiva con una capucha contra el viento: větrovka. O retirarse hacia un lugar donde no sopla el viento – závětří -. Být za větrem significa estar en un lugar donde no hay viento, pero también en el sentido figurativo estar en un lugar protegido, seguro.

Větrovka o větrový bonbon puede ser también un caramelo de menta.

Hay personas a las que les gusta ir contra el vientojít proti větru. Son gente que aman esa sensación cuando el viento les pega en la cara o son personas valientes que hacen algo a pesar de que la mayoría hace lo contrario.

Una persona joven despreocupada, frívola y loca es větroplach, es decir alguien que vuela con el viento. Por favor, ¡no confundir con la persona que pilota una avioneta sin motor – větroñ –.

Povětroñ se llama una obra del famoso escritor checo Karel Čapek. En el checo antiguo significaba meteoro – meteor -. Povětrná žena es una mujer de moral libre.

El que sabe dónde está encerrado el gato, sabe cuál es la razón de alguna cosa, ví, odkud vítr vane. Textualmente: Sabe de dónde sopla el viento.

El que hace promesas y no las cumple o el que dice algo sin que sus palabras tengan algún efecto mluví do větru. Es lo que les pasa a menudo a los padres cuando hablan con sus hijos. Mluví do větru.

Hmm, dnešní děti nemívají z rodičů vítr. Los niños de hoy no les tienen miedo a sus padres. Cuando alguien les da miedo dostanete z něj vítr.

No obstante, vítr no es en checo solamente un fenómeno atmosférico o el miedo. Si alguien má větry no significa que tiene vientos o miedo, sino que sufre un problema con el aparato digestivo: tiene gases.

Por eso cuiden su dieta si no quieren - aby vám někdo vzal vítr z plachet – que alguien eche por tierra sus planes o se les adelante en algo, literalmente que alguien les quite el viento de las velas.

¡Hasta la próxima vez en Hable checo con Radio Praga!

07-08-2008