A los checos les encanta bajar los ríos

04-07-2014

¡Hola radio oyentes! Bienvenidos a la nueva edición de minicurso de checo. Últimamente, los ríos desbordados han causado enormes daños en la República Checa, sin embargo, los caudales suelen generar también ratos divertidos. Montar en canoa es una manera de pasar las vacaciones muy popular entre los checos y en esta edición de ´Hable Checo en Radio Praga` les presentaremos algunas expresiones útiles propias a ese tipo de turismo.

Foto: Archivo de Radio PragaFoto: Archivo de Radio Praga ¿A dónde vas de vacaciones este año -kam jedeš letos na dovolenou-?

Me quedo en Chequia -zůstávám v Čechách-. Voy a bajar el río Moldava en canoa -budu sjíždět Vltavu na kánoi-.

Me encanta el canotaje -kanoistika-. Los que lo practican de manera recreativa -rekreačně- en checo se llaman -vodáci-. Este tipo de turismo tiene una larga tradición en nuestro país, y por tanto existe también su típica jerga.

Foto: Archivo de Radio PragaFoto: Archivo de Radio Praga Actualmente, los que optan por pasar las vacaciones bajando los ríos, no solamente lo pasarán bien, sino que también ayudarán a recuperar los negocios dañados por las riadas del mes pasado.

Pues, supongo que los bares y restaurante en las orillas de ríos harán el agosto -budou mít kšeft-, ya que el combustible de los canoístas checos son el ron y la cerveza.

He oído que ese tipo de turismo se hace cada vez más popular entre los checos.

La verdad es que sí. El río más visitado es el Moldava, sobre todo, en su tramo de Bohemia del Sur. En verano, a veces hasta se crean allí atascos de tráfico -dopravní zácpy-. A veces pienso que convendría poner semáforos hasta en los ríos.

Bueno, es normal que tanta gente opte por este tipo de vacaciones, ya que son entretenidas y no arruinan el bolsillo.

Además, el ambiente en los ríos no tiene precio. Todos se saludan entre sí con el típico saludo -ahoj-, siempre hacen bromas sobre cualquier cosa -ze všeho si dělají legraci-, y por las noches todos se reúnen en los campamentos -tábořiště- junto a una hoguera -táborák-. Se toca la guitarra -hraje se na kytaru-, se cantan las típicas canciones de estilo folk y country -zpívají se typické folkové a westernové (country) písně- y para cenar se asan salchichas -opékají se buřty-.

Foto: Barbora KmentováFoto: Barbora Kmentová ¿En qué lugar os vais a embarcar -kde se nalodíte-?

La bajada -sjezd- la empezamos en el municipio de Vyšší Brod, en Bohemia de Sur. Allí hay una cascada bastante brava -divoký jez-. En la jerga del canotaje -vodácký slang-, la cascada se llama -šlajsna-.

Conozco bien este lugar, y nunca he conseguido bajarlo sin volcarme -převrhout se-, o, como se dice en la jerga -cvaknout se-.

¿En qué parte de canoa -kánoe- te sueles poner? ¿Detrás como timonel -kormidelník- o como remero, que en la jerga se llama ganchito -háček-?

Por fin he ascendido para timonear -kormidlovat-. Y así ya puedo disfrutar apurando a mi compañero que reme más.

Foto: Archivo de Radio PragaFoto: Archivo de Radio Praga La verdad es que a los remeros siempre les toca lo peor. Ya que la ley del canoísmo recreativo dice que siempre tienen que posibilitar al timonel la salida de la canoa con el pie seco -suchou nohou-, por lo cual siempre les toca mojarse -namočit se- y vadear -brodit se- por el barro -bahno- para llevar el barco a la orilla. Además, siempre se les echa culpa de todo, por ejemplo, si la barca choca -srazí se- contra una piedra -kámen-, se vuelca o hasta si se acaba la cerveza o se pone a llover, también es culpa del remero.

De hecho, yo prefiero el rafting. Es un deporte más adrenalínico.

Foto: Archivo de Radio PragaFoto: Archivo de Radio Praga Seguro te gusta más porque habiendo tantas personas a bordo -na palubě, nadie se da cuenta de que a ratos remas -pádluješ- un poco menos que los demás, ¿verdad?

Bueno, me has pillado… -dostala jsi mě-.

Para practicar rafting es recomendable bajar el río Ohře, ya que su corriente -proud- es bastante rápida. Además el paisaje -krajina- alrededor del río es hermoso y muchas veces hay que navegar -plout- bajo desfiladeros en cuyas cimas hay ruinas de castillos -zříceniny-. Así que este río ofrece adrenalina -adrenalin- y romanticismo -romantika- a la vez.

Una ruta muy bonita se puede emprender también en el río Ploučnice. Tiene muchos meandros -zátočiny, zákruty- y un precioso paisaje a su alrededor. El río además pasa por parte de una antigua área militar soviética que ahora parece una ciudad fantasma.

Para los que prefieren ríos más tranquilos -klidnější- es recomendable el río Berounka, a dónde se dirigen también muchos principianteszačátečníci-. Además, a su alrededor hay muchos campamentos y castillos antiguos. Sin embargo, ya que sus aguas son calmadas -klidné-, lo que en la juerga piragüista se llama aceite -olej-, hay que remar mucho. Pero no importa, ya que de eso se encargará el remero.

Ahora ya conocen las expresiones más importantes para emprender una bajada de cualquier río checo. Pero recuerden que es mejor que insistan en ocupar la parte trasera de la canoa. ¡Hasta la próxima semana!

(Repetición del 12/07/2013)

04-07-2014