Barrilito (1945)

En 1945 regresó con gran pompa a su país natal una de las canciones checas más conocidas de todos los tiempos.

■ El 5 de mayo comenzó en Praga el levantamiento contra la ocupación nazi.
■ El 8 de mayo termina la Segunda Guerra Mundial en Europa.
■ A fines de mayo fue renovada Checoslovaquia, pero sin el territorio de la Rutenia subcarpática.

En este capítulo recordaremos a uno de los reyes de la canción popular checa, y el de mayor proyección internacional: Jaromír Vejvoda.

A los 27 años al compositor le vino a la cabeza una melodía interesante. El joven músico la apuntó, luego agregó algo más y así surgió ‘La Polca de Modřany’, como se llamaba la canción originalmente.

Los sellos discográficos mostraron interés por editar la canción, que más tarde adquirió una gran popularidad bajo el nombre de ‘La Pena del Amor’ (Škoda lásky). El letrista Vašek Zeman escribió luego el estribillo que en Chequia conocen todos:

“Qué pena del amor que te he entregado / Hoy me desharía en lágrimas / Mi juventud ha huido al igual que un sueño / De todo me quedó en el corazón solo un recuerdo”.

Foto: ČTFoto: ČT El director Vejvoda cobró por la polca en 1934 unas 150 coronas, el letrista una remuneración parecida y la canción emprendió el viaje al mundo. Literalmente.

Bajo el título de ‘Rosamunde Polka’ arraigó en los países de habla alemana, mientras que una discográfica estadounidense hizo de la canción en 1939 la ‘Beer Barrel Polka’, es decir la ‘Polca del Barrilito de Cerveza’.

Los checos se enteraron sorprendidos hasta a fines de la Segunda Guerra Mundial que la polca de Vejvoda se había convertido en un éxito mundial, de manera que muchas naciones la consideran hoy folclore propio.

La canción se tocó en el año victorioso de 1945 en las fiestas de todo el mundo convirtiéndose en la melodía más popular checa a nivel internacional.