La República Checa y sus relaciones con países de Centroamérica

28-09-2007

La República Checa conmemora hoy su Fiesta Nacional. El equipo de la redacción Iberoamericana de Radio Praga les ofrece en esta fecha un programa especial, en el que nos dedicaremos a las relaciones de la República Checa con los países de Centroamérica.

Milan Jakobec, el embajador de la RCh en CentroaméricaMilan Jakobec, el embajador de la RCh en Centroamérica En los estudios de Radio Praga tenemos el placer de recibir hoy a una gran personalidad de la vida política y cultural de la República Checa. Está con nosotros el señor Milan Jakobec, embajador de la República Checa en Centroamérica. Él en unos instantes nos explicará, concretamente, cuáles países representa en esa zona de América Latina.

Señor Jakobec, podría decirnos usted, en primer lugar, cuándo llegó a la República Checa desde esas tierras cálidas, de América Central?

"Yo estoy en América Central por dos años. Hace dos años tuve la oportunidad de presenciar mis cartas credenciales en Centroamérica, por lo que se puede decir que mi experiencia de la zona es reciente y fresca y puedo observar la realidad de América Central desde puntos de vista nuevos", señaló Milan Jakobec.

Y nos puede decir exactamente en cuáles países usted representa a la República Checa en Centroamérica, desde Panamá hasta el norte?

"En seis países, mi sede se encuentra en San José, Costa Rica. Yo soy también el embajador concurrente en Belice, Honduras, El Salvador, Panamá y Nicaragua", indicó Jakobec.

Empecemos entonces en San José de Costra Rica, donde usted tiene su sede. ¿Qué relaciones tienen actualmente Costa Rica y la República Checa en los campos político y cultural?

"Tradicionalmente, Costa Rica y la República Checa democrática tienen las mejores relaciones. Son lazos muy amistosos y los habitantes de Costa Rica siempre han tenido y siguen manifestando un gran interés por los festivales culturales que se celebran en Praga y noticias sobre Praga y la República Checa se pueden leer en todos los periódicos. Por otro lado, personalmente desearía fomentar el desarrollo de ese puente cultural y ayudar a una mayor presentación de la música checa, de nuestros cantantes y organizar asimismo diversas exposiciones. Tenemos muy buenos resultados de este tipo de cooperación. Registramos igualmente una positiva cooperación en el campo político, así como en otros terrenos. La República Checa y Costa Rica tenemos muchas prioridades semejantes, por ejemplo, el cuidado y protección del medio ambiente. Costa Rica tiene gran fama en el mundo por el alto nivel de cuidado de su naturaleza y por presentar numerosas iniciativas a favor del medio ambiente. Existen muy buenos contactos entre los Ministerios del Medio Ambiente de los dos países. Para el mes de octubre está prevista la visita a la República Checa del ministro del Ambiente y Energía de Costa Rica, Roberto Dobles Mora. Hay que decir que el ambiente es la prioridad de nuestra cooperación. También perseguimos los mismos objetivos en el sector de los Derechos Humanos y especialmente por el apoyo de los Derechos Humanos en países como Cuba y otros, donde esos derechos poco se respetan. Estas, más o menos, son las actividades que unen a la República Checa con Costa Rica", recalcó el embajador Milan Jakobec.

Y nos puede mencionar señor Jakobec algo en lo referente a la presencia checa en Costa Rica. Por ejemplo, sabemos que hay una comunidad realmente amplia y también muchos nombres checos. Todavía tienen mucho prestigio ya sea en el fútbol y en otros terrenos.

"Sí el fútbol es la 'enfermedad' número uno en Costa Rica y nosotros, los checos, tenemos una gran fama en Costa Rica, gracias a la victoria en el Campeonato Nacional y desde aquél entonces los costarricenses tienen una visión ciertamente exagerada sobre las capacidades de los checos en el fútbol. Hay que decir a la vez que muchos entrenadores checos se han desempeñado en Costa Rica y que son muy respetados en ese país. En especial hay que mencionar a Ivan Mráz, Josef Bouska y también otros nombres como Petrzela, Hapal, etc. Además de la famosa estatuilla del Niño Jesús de Praga, los entrenadores de fútbol checos es lo que más se conoce en Costa Rica de la República Checa", dijo Jakobec.

El embajador Milan Jakobec es también un representante cultural de la República Checa. Por eso permaneceremos todavía en Costa Rica. En la redacción tenemos un nuevo disco, un CD que se llama "Mis canciones de Centroamérica" y cuyo autor es el señor Jakobec. Señor embajador, podría decirnos ¿Cómo le ha ido en este sentido primero en Costa Rica donde, según tengo entendido, ha lanzado usted al mercado este nuevo CD, porque ya había tenido otro?

"La historia de la grabación fue un poco complicada porque cuando me estuve preparando en la República Checa para ir a Costa Rica, en un estudio de mi amigo he grabado una canción que se llama Costa Rica, porque yo no quería tener en mis manos sólo las cartas credenciales, sino que deseaba continuar con mi gran afición que es la música y quería presentarme en Centroamérica también como un cantautor. Y porque, según se dice, los checos somos de sangre fría, mi esperanza también era que en Latinoamérica, que los ritmos latinoamericanos enriquecerían mi música y con esta canción Costa Rica empecé mi carrera musical en ese país. Interpreté mi música durante diversas presentaciones de la cultura checa y actué de telonero de otros músicos checos. Me alegró poder interpretar esa canción sobre Costa Rica y debo decir que la misma ha tenido una aceptación bastante buena entre el público. Pero, porque soy también embajador concurrente para otros países, compuse canciones dedicadas también a ellos. O sea, a Nicaragua, Panamá, Honduras, y otros y los he grabado en el estudio del músico costarricense Luis Alonso Naranjo. El disco lo estoy preparando ya para la venta e incluye once canciones que tratan de mi vida en Centroamérica y de mi relación hacia esa zona", señaló el embajador Jakobec.

Y precisamente, estimados oyentes, esta es la música que nos acompaña hoy aquí, en esta agradable conversación con el señor Milan Jakobec, embajador de la República Checa en Costa Rica y Centroamérica.

Señor Jakobec, antes de abandonar Costa Rica, tenemos entendido que también hay un importante proyecto entre Praga y San José respecto a la eventual construcción de una eventual red de trenes o tranvías en Costa Rica. ¿Cuáles son los detalles sobre este tema?

"El tráfico en Costa Rica es terrible, especialmente en San José. Costa Rica es un país de gran atractivo turístico. Al país llegan anualmente millones de turistas, pero, lamentablemente, la red de vías no responde a las necesidades, debido al gran nivel de turismo. Y especialmente la vida en San José es muy agitada. Los checos tenemos fama como productores de tranvías y trenes. Y desde hace más de diez años hay un plan que supone que la República Checa ayudará a Costa Rica a edificar una red de transporte de tranvías y de trenes. Porque, lamentablemente, en Costa Rica sólo en pocas regiones existe la comunicación por vías férreas y tranvías no hay en absoluto. El transporte ferroviario fue abandonado en ese país hace unos veinte años. El proyecto checo-costaricense cuenta con volver a ese tipo de transporte y, al menos en las tres más grandes ciudades del país, San José, Heredia y Alajuel instalar una red de tranvías. Pero parece que faltan recursos para la realización de esos proyectos", destacó el embajador Jakobec.

Después de hablar con el embajador Milan Jakobec sobre Costa Rica, nos trasladamos ahora a Nicaragua. Usted también estuvo recientemente en Nicaragua, donde visitó la región de los misquitos y llevó una estatuilla del Niño Jesús de Praga. ¿Por qué en esa región y cómo terminó el proyecto?

"Nicaragua es un país fascinante. Tiene una gran riqueza de monumentos, ciudades coloniales como Granada y León y también la naturaleza de ese país es muy bella. Creo que Nicaragua tiene todos los requisitos para convertirse en un gran centro del turismo. A la vez, Nicaragua vivió también una complicada historia, la población local sufre una gran pobreza, siendo ese país uno de los más pobres del mundo. En ese país promovemos un interesante proyecto para el desarrollo de zonas al norte que son zonas mineras. Actualmente trabaja allí un grupo de geólogos checos en un proyecto de prevención de los riesgos naturales. Se persigue proteger los poblados situados en los territorios locales ante eventuales deslizamientos de tierras. Tuve la oportunidad de visitar toda Nicaragua y una de mis canciones, que se titula Nicaragua, está basada más en la realidad que en el caso de mi canción dedicada a Costa Rica. Ésa refleja más mis sueños", sostuvo el embajador Jakobec.

Pero volvamos ahora al tema de la efigie, la estatuilla del Niño Jesús de Praga que habíamos mencionado con anterioridad y que usted llevó a Nicaragua, a la región de las comunidades indígenas misquitas.

"En varias oportunidades he insistido que el mejor "embajador" de la República Checa en Centroamérica es el Niño Jesús de Praga. Hay muchas capillas en países de Centroamérica, consagradas al Niño Jesús de Praga. Y nosotros tratamos de proporcionar a los pueblos de la región más información sobre la historia del Niño de Praga. Organizamos exposiciones y también hemos donado estatuillas del Niño Jesús a varios lugares. En Nicaragua hay una gran adoración por el Niño Jesús de Praga, especialmente en Managua y en otras partes del país donde la religión católica es muy fuerte. Con los misquitos tenemos también otras oportunidades de relaciones culturales, porque los misquitos son protestantes y tienen lazos históricos con la región de Moravia, parte de la República Checa. Y los moravos llevan dentro la tradición del filósofo y pedagogo checo del siglo XVII, Juan Amos Comenio así como del reformador religioso, Juan Hus, quien vivió en el siglo XIV. Y estos moravos eran muy exitosos en la costa caribeña en el siglo XIX. Ellos convencieron a los misquitos a aceptar la religión de los moravos y hoy en día esta religión es más fuerte religión en la costa caribeña. Y yo fui el primer embajador checo que ha tenido la oportunidad de visitar esta costa y también de transmitir a los misquitos las primeras informaciones sobre la historias de su religión y de sus raíces en la República Checa. Tras estos dos años de mi presencia en Centroamérica tenemos diversos programas culturales que desarrollamos gracias al apoyo de la Iglesia Evangélica y de la Iglesia Husita de la República Checa que también donaron a Nicaragua los bustos de Juan Amos Comenio y de Juan Hus. Y yo me sentí muy feliz de poder ayudarles a los misquitos a conocer más de su religión y a contactar con la República Checa", dijo Milan Jakobec.

En Radio Praga conversamos con el señor Milan Jakobec, embajador de la República Checa en Centroamérica y un gran representante de la cultura checa en esa parte de América Latina. Y desde Nicaragua nos trasladamos ahora a Honduras. Señor Jakobec, nos puede dar un avance sobre las relaciones entre la República Checa y Honduras y en qué destacan estas relaciones?

"Con Honduras tenemos lazos muy amistosos, es hoy un país democrático y nosotros tenemos muy buena cooperación con Honduras en diversos sectores. Honduras también tiene un templo que se llama Copán que es monumento número uno en ese país. En este templo se han conservado muchas esculturas mayas. Mi primera experiencia con Honduras fue una experiencia con esta cultura maya y el templo de Copán. Y la canción que he compuesto sobre ese país está dedicada al templo de Copán y a la tradición de los mayas", recalcó el embajador Jakobec.

Y ahora nos vamos directamente a El Salvador. Señor Jakobec, ¿Cuáles son las relaciones entre El Salvador y la República Checa?

De izquierda: Miroslav Krupicka, Milan Jakobec y Freddy ValverdeDe izquierda: Miroslav Krupicka, Milan Jakobec y Freddy Valverde "El Salvador es un país que sufrió mucho durante el siglo XX, durante la guerra civil y hasta el presente se pueden conocer allí muchas historias de sufrimiento de su pueblo. Gracias a Dios, hoy en día El Salvador emprende pasos democráticos y avanza en su desarrollo. Y el Gobierno registra grandes en la reconstrucción de la economía del país. Además, es el único país de la región que tiene sus soldados en Irak. Y, quizás también por ello, sufre problemas de inseguridad. Lamentablemente del pasado, de la guerra civil, quedaron muchas armas blancas en los pueblos y también en las ciudades. Pero los pasos del Gobierno salvadoreño son muy positivos. Mi canción sobre El Salvador está basada en la historia de ese país. Está dedicada al "arzobispo de los pobres", el arzobispo Romero, quien ha sido asesinado", indicó Jakobec.

En Radio Praga estamos conversando con el señor Milan Jakobec, embajador de la República Checa en Centroamérica. Nos trasladamos ahora a Belice. Señor Embajador, ¿cuáles son las relaciones entre la República Checa y ese país?

"Las relaciones son bastante buenas, aunque tenemos un cierto problema con ese país. Nuestro Ministerio de Justicia pide la extradición de un ciudadano checo que se radicó en Belice y que se hizo famoso nefastamente durante el proceso de privatizaciones en la República Checa. Lamentablemente, el Ministerio de Justicia de Belice no tiene interés en ayudar a las instituciones checas con este caso. Pero esto no crea mayores dificultades en las relaciones mutuas, porque Belice es un país muy pequeño y joven, con una tradición de unos 25 años de independencia. Nosotros sabemos que la economía de Belice depende mucho de los inmigrantes, por ejemplo, de palestinos, africanos, asiáticos. Porque el país tiene muy pocos habitantes. Belice tiene un lugar en nuestros corazones, pero con ese país no mantenemos lazos tan intensivos como con otros estados de la región", dijo el embajador Jakobec.

En esta charla sobre los contactos entre Praga y los países de esa zona de América Latina, falta mencionar las relaciones con Panamá.

"Panamá es un país fascinante, con una tradición moderna, con el famoso canal de Panamá. Planeamos una visita a Praga del presidente Martín Torrijos y esperamos que los lazos entre ese país y la República Checa llegarán a ser más intensivos", señaló Milan Jakobec.

Este programa especial de Radio Praga sobre las relaciones entre la República Checa y Centroamérica llega a su punto final. Agradecemos la presencia del señor Milan Jakobec, embajador de la República Checa en Centroamérica.

28-09-2007