Ivančice avanza gracias a las ayudas de la UE

01-05-2019

El ingreso de la República Checa en la Unión Europea hace 15 años ayudó al desarrollo económico, cultural, así como deportivo del país. Permitió igualmente el intercambio de especialistas y estudiantes. Esto tanto en la capital Praga, como a nivel regional.

Ivančice, foto: Kirk, Creative Commons 3.0Ivančice, foto: Kirk, Creative Commons 3.0

Jana Heřmanová, foto: Ivana VonderkováJana Heřmanová, foto: Ivana Vonderková Ivančice es una de las ciudades más antiguas de Moravia, habiendo sido fundada a comienzos del siglo XII. Se encuentra a unos 200 kilómetros al sureste de Praga y tiene alrededor de 9600 habitantes. Es a la vez el centro administrativo de la microrregión del mismo nombre.

Hace 15 años, cuando Chequia entró en la Unión Europea, se abrieron ante ella nuevas perspectivas. Junto con el libre comercio y movimiento de personas, fueron ofrecidas ayudas económicas para el desarrollo de los más diversos sectores de la sociedad que permitieron un rápido avance de todo el país.

Pasados los años, Jana Heřmanová, concejal de la Alcaldía de Ivančice encargada del desarrollo de la microrregión y directora del Centro de Ocio local, destaca que la adhesión del país a la UE trajo muchos cambios.

”Muchas cosas cambiaron para mejor sin duda. Se incrementó el interés por los viajes turísticos y de trabajo al extranjero. Además, las subvenciones económicas europeas permitieron el desarrollo de la ciudad de Ivančice y de los pueblos adyacentes”.

”Muchas cosas cambiaron para mejor sin duda. Se incrementó el interés por los viajes turísticos al extranjero, así como por las salidas de trabajo. A la vez, un gran número de extranjeros comenzaron a venir también acá, a la microrregión de Ivančice. La posibilidad de salir al exterior es muy importante igualmente para los estudiantes. Además, las subvenciones económicas europeas permitieron el desarrollo de la ciudad y los pueblos adyacentes. En muchos de esos trabajos colaboraron voluntarios de otros países europeos que tras su llegada se incorporaron activamente a la vida pública local”.

Heřmanová afirma que desde el punto de vista personal no ve ningún aspecto negativo en relación a la pertenencia de Chequia a los Ventiocho. Apunta que, sin embargo, no todos los habitantes de la microrregión apoyan la membresía en la Unión.

Foto: Ivana VonderkováFoto: Ivana Vonderková “El problema es que esas personas reclaman por el mal estado de las carreteras, veredas y otras cosas. Pero cuando iniciamos las labores de reconstrucción, gracias en parte al dinero de los fondos europeos y de la Administración de Moravia del Sur, nuevamente se ponen a reclamar que las carreteras y veredas están cerradas y que no tienen por dónde ir. Sin embargo, creo que la mayoría concibe los cambios positivamente. La gente ve que muchos edificios antes en mal estado fueron remodelados, entre ellos escuelas, hospitales y sedes de instituciones públicas. Se recomponen monumentos histórico-culturales, se promueven proyectos menores para enriquecer la vida en la ciudad y los pueblos adyacentes. Y los ciudadanos aprecian esto. Pero a lo mejor no se dan cuenta de que muchas cosas se hacen sólo gracias a que somos miembros de la Unión Europea”.

“Algunas ayudas estuvieron dirigidas a los programas de Erasmus que permiten a los estudiantes, en este caso a los de nuestra microrregión de Ivančice, salir a estudiar al extranjero y, a la inversa, nosotros recibimos aquí a estudiantes de otros países”.

En ocasión de las conmemoraciones del 15 aniversario de la adhesión de Chequia a la Unión Europea, Jana Heřmanová, concejal de la ciudad morava de Ivančice encargada del desarrollo de toda la microrregión, mencionó la aplicación de varios programas concretos de desarrollo.

“La microrregión, sus pueblos, organizaciones e instituciones toman parte activa en grandes proyectos de inversión y revitalización en el marco del programa integral de desarrollo operacional. En primer lugar se trata de programas centrados en la protección del medio ambiente, también se procedió al aislamiento térmico de los edificios de viviendas e instituciones públicas, sobre todo de escuelas y hospitales. Algunas ayudas estuvieron dirigidas a los programas de Erasmus que permiten a los estudiantes, en este caso a los de nuestra microrregión de Ivančice, salir a estudiar al extranjero y, a la inversa, nosotros recibimos aquí a estudiantes de otros países”.

Horizont - Centro de Ocio, foto: Ivana VonderkováHorizont - Centro de Ocio, foto: Ivana Vonderková

Otra ayuda de los fondos europeos fue para la remodelación y modernización del Centro de Ocio, del que Jana Heřmanová es directora.

Horizont - Centro de Ocio, foto: Ivana VonderkováHorizont - Centro de Ocio, foto: Ivana Vonderková ”Estamos remodelando varias salas para tener aulas politécnicas, mediáticas y de idiomas, que serán once en total, y estamos instalando una nueva red de computadoras. A la vez hemos procedido a la reconstrucción de los cuartos de baño y la construcción de un elevador, a fin de superar las barreras arquitectónicas del edificio. También se cambiarán 450 ventanas y puertas, habrá una nueva fachada y se realizará el aislamiento térmico del edificio, así como la reconstrucción de la cámara de calderas. Todo esto gracias a las subvenciones comunitarias. Esperamos que los trabajos terminen este año para impulsar otros nuevos proyectos”.

Entre estos “otros nuevos proyectos” figura la apertura de varios centros comunitarios tanto para niños en edades de parvulario como para los escolares, incluidos los adolescentes. Además, según recalcó Heřmanová, quieren crear clubes para las madres con hijos y para los ancianos. Para ello quieren reconstruir varias alas de la sede del Centro de Ocio en Ivančice. Se cuenta también con transformar una de las salas en un gran gimnasio para diversos deportes.

”Recibimos a voluntarios europeos desde el año 2009. Cada año llegan acá unos seis voluntarios que se quedan durante un año, lo que permite que se integren en la vida de la comunidad de habitantes locales. Estos jóvenes viven en familias checas y participan en las actividades de la ciudad. Para nosotros son una nueva fuente de inspiración y ellos aquí aprenden también cosas nuevas”.

La directora del Centro de Ocio Jana Heřmanová resaltó que tienen elaborado un nuevo proyecto en el marco de Erasmus, por tener muy buena experiencia con la cooperación con estudiantes y voluntarios extranjeros y con las estadías de jóvenes checos en el exterior. En colaboración con socios de Portugal, Italia y Bélgica promueven una mayor participación de los jóvenes en el desarrollo y la transformación de las ciudades para que se viva mejor en ellas.

Heřmanová valoró altamente los intercambios de jóvenes y de trabajadores del sector educativo en el marco del Programa Erasmus y acotó que la microrregión de Ivančice aplica sus propios programas de intercambio.

”Desde el año 2004 hemos tenido varios proyectos de intercambio juvenil, así como cursos de capacitación profesional centrados en el trabajo con niños sobre todo. O sea que jóvenes extranjeros, así como adultos que trabajan con niños y adolescentes, vienen acá para aprender algo nuevo. Igualmente participamos en proyectos internacionales a nivel comunitario y fuera de la UE. Nuestros voluntarios viajan al exterior para obtener nueva experiencia. Estuvieron en países de la antigua Unión Soviética, así como en Portugal, Bélgica, España, Alemania, Finlandia y Suecia, entre otros”.

Heřmanová resaltó el gran aporte que representan para Ivančice las estadías regulares de voluntarios europeos.

Foto: Ivana VonderkováFoto: Ivana Vonderková ”Los voluntarios europeos vienen a Ivančice desde el año 2009. Considero perfecto este programa. Cada año llegan acá unos seis voluntarios que se quedan durante un año mayormente, lo que permite que se integren en la vida de la comunidad de habitantes locales. Estos jóvenes viven en familias checas y participan en las actividades de nuestro Centro de Ocio y de la ciudad. Para nosotros son una nueva fuente de inspiración y ellos aquí aprenden también cosas nuevas. Se perfeccionan en las labores que hacemos de otra manera a la que están acostumbrados de casa. La convivencia con ellos es perfecta y enriquecen nuestro trabajo”.

De acuerdo con nuestra entrevistada, con mayor frecuencia los voluntarios que vienen a Ivančice provienen de España, Portugal, Francia, Italia y Alemania, y últimamente también Turquía manifiesta gran interés por este intercambio de voluntarios.

Heřmanová mencionó asimismo el apoyo y ayuda que brinda el Centro de Ocio de Ivančice a los proyectos elaborados por grupos de jóvenes checos en el marco del programa del Cuerpo Europeo de Solidaridad. Estos programas estuvieron y están centrados en especial en la apertura de centros juveniles en las aldeas y en actividades de entretenimiento para madres con hijos y para los ancianos.

Se organizaron igualmente cursos de baile para personas de distintas edades, y existen otras tantas iniciativas. Muchos de estos jóvenes organizadores son escogidos posteriormente para viajar al extranjero a fin de que adquieran otros conocimientos y experiencia, según señaló Jana Heřmanová.

Foto: Ivana VonderkováFoto: Ivana Vonderková Entre los logros del Centro de Ocio de Ivančice y gracias a la ayuda de Bruselas, Jana Heřmanová mencionó la apertura de un Grupo Infantil, una especie de parvulario para niños de entre uno y cuatro años de edad.

”A este grupo asisten 12 niños de los que cuidan dos educadoras y una ayudante. Recibimos a niños a partir de un año y medio de edad que pueden estar aquí desde las siete de la mañana hasta las cuatro de la tarde. Registramos un enorme interés por este servicio, por lo que desearíamos ampliarlo. Para ello es necesario elaborar e impulsar un nuevo proyecto, lo que queremos hacer lo más pronto posible para poder recibir a más niños pequeños a partir del próximo año o dentro de dos como máximo”.

A diferencia de algunas otras regiones, Jana Heřmanová sostuvo que los proyectos de la microrregión de Ivančice y del Centro de Ocio local casi siempre fueron aceptados sin problema y permitieron mejorar la vida de los habitantes locales. Fueron aceptadas unas tres cuartas partes de los proyectos y el rechazo a los restantes se debió simplemente a la escasez de recursos financieros.

Foto: Ivana VonderkováFoto: Ivana Vonderková En cuanto a los planes de desarrollo de la microrregión para el cercano futuro, Jana Heřmanová insistió en que estos son realmente muchos.

“Nuestro Centro de Ocio, por ejemplo, promueve un proyecto de campamentos veraniegos diurnos para niños, lo que permite a los padres seguir trabajando cuando no pueden salir de vacaciones y los niños ya no tienen clases. La casa para ancianos local obtuvo dos nuevos automóviles para poder llevar a sus clientes de paseo o a control médico y desearíamos conseguir al menos otro más. Continuaremos con la reconstrucción y modernización de los centros escolares y preparamos proyectos de nuevas ciclovías tanto junto a los caminos para peatones en los bosques, como junto a las veredas en las ciudades y pueblos. Cabe mencionar igualmente proyectos de ayuda a los autónomos, sobre todo a los agricultores y los vinicultores, para la adquisición de equipos y máquinas necesarios para su trabajo”.

“Es un problema de toda Europa que los niños practican muy poco deporte, no se mueven, por lo que creo necesario respaldar la creación de centros multifuncionales, canchas deportivas, y de organizar encuentros y juegos deportivos, cursos de gimnasia, etc. Esto sería otro importante hito en el desarrollo de Europa”.

Con motivo del 15 aniversario de la entrada de la República Checa en la Unión Europea, Jana Heřmanová, concejal de la ciudad morava de Ivančice, situada a unos 200 kilómetros al sudeste de Praga, destacó en entrevista para Radio Praga varios beneficios que aportó a Chequia esa adhesión. Insistió en que junto con facilitar un más rápido desarrollo económico y cultural del país gracias a las subvenciones de los fondos europeos, considera importante igualmente mencionar el sector deportivo.

”Apoyamos las actividades deportivas entre la juventud. Ivančice es una ciudad del deporte y el fútbol y el baloncesto tienen aquí un buen nivel. En cada escuela hay un gimnasio y tenemos aquí una sala de deportes que, sin embargo es insuficiente. Necesitamos otra más y una cancha abierta. Durante el primer período en la Unión Europea hubo ayudas europeas al deporte que no hemos aprovechado. Creo que sería beneficioso si se dedicara nuevamente atención al deporte. No sólo al de élite, sino también a las actividades deportivas de los niños, adolescentes y adultos de todas las edades. Es un problema de toda Europa que los niños practican muy poco deporte, no se mueven, por lo que creo necesario respaldar la creación de centros multifuncionales, canchas deportivas, y de organizar encuentros y juegos deportivos, cursos de gimnasia, etc. Esto sería otro importante hito en el desarrollo de Europa”.

La concejal de Ivančice, Jana Heřmanová, afirma que aprecia altamente las ayudas económicas europeas pero que personalmente considera como un aporte especial de la membresía en la Unión Europea la posibilidad del intercambio de experiencia y la cooperación entre especialistas en diversas áreas.

”Considero que la República Checa tiene mucho que ofrecer y mostrar, sobre todo en lo relativo al trabajo con la juventud. En Chequia no disponemos de centros modernos y atractivos, pero por otro lado sabemos trabajar muy bien con los niños”.

”Considero que la República Checa tiene mucho que ofrecer y mostrar, sobre todo en lo relativo al trabajo con la juventud. Otros estados europeos tienen la ventaja de que disponen de finanzas suficientes para construir nuevas instalaciones destinadas a los niños y adolescentes y a las actividades de ocio. En Chequia no disponemos de centros tan modernos y atractivos, pero por otro lado sabemos trabajar muy bien con los niños. En Francia tienen por ejemplo una metodología perfecta de estas labores, pero envidian cómo nosotros sabemos trabajar en la práctica con los niños. Un centro similar de ocio al de Ivančice tienen en Finlandia, y nosotros colaboramos con ellos. Es beneficioso para todos ayudarnos e inspirarnos mutuamente, intercambiar opiniones. Y esto, en mi opinión, funciona muy bien”.

El 1 de mayo de 2004 se produjo la hasta entonces mayor ampliación de la Unión Europea. A los viejos países comunitarios se adhirieron entonces diez nuevos. Además de la República Checa fueron Eslovaquia, Estonia, Hungría, Chipre, Malta, Lituania, Letonia, Polonia y Eslovenia.

01-05-2019