Eva Pilarová, la maga de la voz

16-10-2004

Les invitamos a pasar veinte minutos con la maga de la voz, Eva Pilarová, escuchando canciones del compacto en el cual la cantante pop ha recogido los mayores éxitos de los 40 años de su carrera. Una cantante como Eva Pilarová nace una vez en cien años, afirman los entendidos. A lo largo de su prolongada trayectoria artística ha cantado swing, jazz, rock, pop y hasta folklore. Uno de sus más fervorosos admiradores, el escritor Josef Skvorecký, le dedicó un poema en el que llama a Eva Pilarová " hija de los dioses del jazz".

Eva Pilarová, foto: CTKEva Pilarová, foto: CTK Eva Pilarová irrumpió a principios de los sesenta en los escenarios musicales de Praga como un deslumbrante meteoro. Era una muchacha sexy. Además de su extraordinaria voz, la bella rubia natural era dueña de un par de impresionantes piernas- largas, larguísimas...Pilarová vino a Praga tras abandonar los estudios en la Academia de Bellas Artes Janácek, en Brno.

La cantante nació en la metrópoli morava de Brno en 1939 bajo el signo de Leo. Su padre poseía una sastrería, la madre era una costurera. Siendo niña, cantó en coros de varias iglesias y aprendió a tocar piano. Su sueño era frecuentar el conservatorio, pero los padres insistían en que la muchacha optase por una carrera más sólida que la de artista.

Eva tuvo que inscribirse en un curso para secretarias. Pero ella era una Leo, llena de voluntad de conseguir aquello con lo que soñaba. Una vez terminado el curso, se inscribió secretamente en el Departamento de canto operístico de la Academia de Bellas Artes Janácek, de Brno.

Fuera de la Academia, Eva Pilarová cantaba pop. Sus profesores opinaban que sus actividades no se compaginaban con el estatuto del centro docente que la chica frecuentaba y la colocaron entre la espada y la pared: o la Academia o el pop.

Eva Pilarová dijo entonces adiós al canto operístico y a los 22 años se marchó a Praga donde fue contratada por el legendario teatro de bolsillo Semafor, fundado por Jirí Suchý y Jirí Slitr. La grabación del tema "El amor celestial" que interpretó con Waldemar Matuska en uno de los espectáculos del Semafor, la catapultó a la fama.

En los años 60, Eva Pilarová actuó en varias películas. El guión del filme "El crimen en el teatro de variedades" fue escrito por Josef Skvorecký expresamente para la bella cantante.

En el legendario filme musical "Mil clarinetes", interpretó con Karel Gott el tema "Es peligroso tocar las estrellas" en el que Pilarová hizo gala de su virtuosismo.

El marido de la cantante, el contrabajo Milan Pilar, emigró a Alemania Occidental y las autoridades comunistas prohibieron a Eva Pilarová actuar durante un par de años en el extranjero. Con su nuevo compañero sentimental, Pavel Sedlácek, incursionó, con la canción Hey Paula, en el big beat.

Según confesaría más tarde Eva Pilarová, en los años de su mayor éxito ninguna de sus parejas vivió con ella más de dos años. La cantante dijo una vez en broma que en lo que se refería a sus parejas, el letrista Zdenek Borovec le escribía textos premonitorios.

Cuando Borovec entregó a Pilarová la letra de la canción "Haz volar las campanas", la cantante se casó con Jaromír Mayer con quien también grabó este tema.

Eva Pilarová y Jaromír Mayer actuaron a invitación del padre de Massiel en España. Sin embargo, cuando Zdenek Borovec escribió para la pareja la letra de la canción "Me tienes harto", el matrimonio se divorció.

Eva Pilarová ya puede bromear sobre su pasado ya que su tercer matrimonio, contraído con el bailarín Jan Kolomazník, 13 años más joven, es feliz.

Aquí damos por cerrado el capítulo dedicado a la sin duda rica vida sentimental de Eva Pilarová. Regresemos a finales de los sesenta, años de su mayor éxito. En aquel entonces la cantante arrasó en los festivales internacionales con la canción Réquiem.

Era una canción premonitoria. En su letra se hablaba de la sombra que se cernía sobre el país y se hacía un dramático llamamiento a la amistad y al entendimiento. Cuando las tropas del Pacto de Varsovia invadieron en agosto de 1968 Checoslovaquia, "Réquiem" adquirió una impactante dimensión política. Vamos a escuchar "Réquiem" en una grabación realizada en 1967.

En 1973, el grupo musical que acompañaba a Eva Pilarová en sus giras por Cuba, pereció al estrellarse en el aeropuerto de Praga una aeronave de la compañía soviética Aeroflot en la cual los músicos viajaban desde La Habana. Eva Pilarová no estaba a bordo ya que había decidido pasar un par de días más en la Isla.

Para la cantante fue el momento más doloroso de su vida.Ya que la aeronave siniestrada era soviética, las autoridades comunistas de Checoslovaquia ordenaron silenciar el caso. Eva Pilarová quiso organizar un concierto a fin de recaudar dinero para las viudas de los músicos perecidos, pero la inciativa fue prohibida.

A lo largo de toda su prolongada carrera, la actuación de Eva Pilarová centró la atención de los críticos y de los especialistas en las ciencias musicales. Uno de los más destacados, Leo Jehne, escribió sobre la estelar cantante: "Eva Pilarová ha elevado la interpretación de la canción moderna al rango de una manifestación de arte".

16-10-2004