Taxify desembarca en cuatro ciudades checas

Lanzado en agosto de 2015, en Praga, la plataforma estonia Taxify ofrece ahora su servicio de intermediación entre los clientes y los conductores privados en cuatro grandes ciudades checas: Ostrava, Olomouc, Pilsen y České Budějovice.

Foto: Tomáš Adamec, ČRoFoto: Tomáš Adamec, ČRo En la República Checa, Taxify tiene la intención de ampliar su gama de servicios de transporte. "Dependiendo de las necesidades de una ciudad checa en particular, estamos poniendo en marcha, además del tradicional servicio de taxis, mototaxis o incluso auto-servicio de escúter eléctricos", dijo el director de Taxify en la República Checa y Eslovaquia, Romano Sysel.

Víctimas, según su opinión, de la competencia desleal, los taxistas checos protestan regularmente contra la presencia de empresas de transporte compartido en el mercado, en particular contra el servicio Uber. Los representantes de Taxify dicen que quieren trabajar con el gobierno checo para establecer reglas que se adapten tanto a los conductores como a los clientes.

La plataforma europea de servicios de auto con conductor Taxify, principal competidora de Uber, fue fundada en Estonia hace cinco años y apoyada por el grupo chino Didi ChuXing. En mayo pasado, la compañía anunció qhaber ingresado 175 millones de dólares, incluyendo la apertura de su capital para el fabricante alemán Daimler para financiar el desarrollo tecnológico y la expansión internacional. El valor actual en el mercado es de aproximadamente 1.000 millones de dólares, según la agencia de noticias ČTK.

Taxify disfruta de 150 a 200 millones de dólares en ingresos en 2018. La compañía afirma que cuenta con más de 10 millones de pasajeros y 500.000 conductores en más de 25 países de Europa y África, incluyendo varios cientos de conductores en Praga. Taxify afirma registrar "la tasa de crecimiento más alta del mundo" en su industria.