Škoda Auto en paro forzado de dos semanas en Rusia

19-09-2014

Dos naves de Škoda situadas en Rusia renovarán el próximo lunes su producción después de un paro forzado de dos semanas. El fabricante checo de automóviles tomó esa medida en vista de las pérdidas que sufrió el sector de automoción en dicho país debido a las sanciones económicas internacionales.

Škoda Auto en Kaluga, Rusia, foto: ČTKŠkoda Auto en Kaluga, Rusia, foto: ČTK Las líneas de producción de las naves de Škoda, situadas en las ciudades de Kaluza y Nizhni Nóvgorod, volverán a ponerse en marcha el lunes entrante tras una pausa de dos meses. El mayor fabricante de automóviles checo se vio obligado a cerrar temporalmente dichas sucursales debido a las pérdidas sufridas por su empresa madre Volkswagen en el mercado ruso a raíz de las sanciones internacionales que responden a la tensa situación en Ucrania.

Rusia representa para el fabricante checo el tercer mercado más grande, al que suministra anualmente hasta cien mil vehículos. La dirección de la empresa por el momento ha rechazado cuantificar el impacto del paro sobre sus ingresos y adelantar si tendrá que volver a introducir una medida parecida en un futuro próximo.

La situación tensa en Rusia de cara al conflicto bélico en Ucrania y las consecuentes sanciones internacionales se reflejan negativamente en el mercado automovilístico de ese país. La gente tiene más cuidado y las ventas de automóviles nuevos han caído bruscamente. En agosto, las ventas se redujeron en un 25% en comparación con el mismo periodo del año pasado.

Volkswagen no es el único grupo que se vio obligado a interrumpir recientemente la fabricación en Rusia. El martes, la empresa Opel anunció que tuvo que tomar la misma medida que su rival.

19-09-2014