Resumen económico

15-06-2015

Los posibles problemas en las relaciones bilaterales entre la República Checa y Arabia Saudí, el 'no' de Hacienda a las bonificaciones de los directivos de ČEZ, el balance del primer año del grupo Cobra, el nuevo acuerdo sobre las pensiones y los problemas del sector lácteo son algunos de los temas que repasaremos en 'Economía checa'.

Las relaciones comerciales checo-sauditas en el punto de mira

Riad, Arabia Saudí, foto: free domainRiad, Arabia Saudí, foto: free domain Unas supuestas polémicas declaraciones del presidente de la República Checa, Miloš Zeman, sobre los musulmanes que han aparecido en algunos medios de Arabia Saudí podrían dar al traste con las relaciones comerciales entre ambos países.

Para el primer ministro checo, Bohuslav Sobotka, dichas informaciones son falsas y en nada se parecen con el estado actual de las relaciones checo-sauditas. De hecho, Praga pretende impulsar aún más dichas relaciones. Algunos analistas sugieren que estas informaciones polémicas sobre las relaciones checo-saudíes pueden haber sido provocadas por alguna disputa comercial que involucre a algunas empresas checas.

 

Hacienda no quiere bonificaciones para los directivos de ČEZ

Foto: ČT24Foto: ČT24 El Ministerio de Hacienda, por medio del cual el Estado es dueño de casi el 70% del grupo energético ČEZ, ha propuesto que los miembros del consejo de la compañía no cobren este año el bonus procedente de los beneficios.

El pago propuesto a los consejeros asciende a cerca de un millón de euros, algo que desde Hacienda quieren frenan a toda costa abogando por un “cambio de mentalidad” dentro de la empresa, que ha visto cómo sus beneficios caían un 36% en términos anuales.

 

El grupo anti-fraude Cobra cumple su primer aniversario evitando la evasión de 70 millones de euros

Tomáš Tuhý, foto: Filip Jandourek, Radiodifusión ChecaTomáš Tuhý, foto: Filip Jandourek, Radiodifusión Checa Cuando se cumple un año de la creación del grupo anti-fraude de la Policía checa, Cobra, los datos de sus intervenciones revelan que ya ha conseguido evitar que se evadan impuestos por valor de 70 millones de euros.

El escuadrón se compone de oficiales de policía, funcionarios de aduanas y administradores tributarios, y su tarea es ayudar a reducir esa suma asombrosa, de aproximadamente 5.000 millones de euros, que el país pierde anualmente a través de la evasión de impuestos. Ahora, esta unidad reclama al Ejecutivo una mayor financiación para abarcar todas las regiones de la República Checa y poder trabajar en más casos simultáneamente.

 

Las pensiones de los checos recibirán 22 euros extras este año

Foto ilustrativa: Filip Jandourek, Radiodifusión ChecaFoto ilustrativa: Filip Jandourek, Radiodifusión Checa Los pensionistas checos recibirán un aporte único de 22 euros este año y sus pensiones mensuales serán indexadas para compensar la inflación en el año 2016. Esta es la base del acuerdo al que han llegado los tres partidos de la coalición de Gobierno y que supondrá a las arcas públicas un esfuerzo de cerca de 63 millones de euros.

En total, el Estado gastará 63 millones de euros con este desembolso. Ya el próximo año, las pensiones subirán para cubrir la inflación, como marca la ley. Esta indexación de las pensiones las subirá 3,60 euros al mes.

El pasado lunes, el ministro de Finanzas, Andrej Babis, rechazó el aumento del 1,8% propuesto por la ministra de Trabajo. Una propuesta que aumentaría la pensión de los checos en 7,5 euros al mes de promedio. Previamente, el primer ministro, Bohuslav Sobotka, había dicho que un aumento de 7 euros en la pensión mensual era la prioridad presupuestaria para los socialdemócratas. Según datos del Ministerio de Trabajo, el aumento de las pensiones costaría un extra de 388 millones de euros y 410 millones de euros en 2017 y 2018, respectivamente.

 

Preocupación entre los granjeros checos en el mercado de la leche

Foto: ČT24Foto: ČT24 La liberalización del mercado de la leche en Europa y el fin de la producción por cuotas no ha tenido los efectos esperados. Con los precios de la leche bajando y los granjeros perdiendo dinero, el mercado de las exportaciones está teniendo resultados inferiores a lo esperado y los compradores aún están pagando precios altos.

El descenso de precios en el caso de la República Checa ha sido bajo, pero también porque los precios ya eran más bajos que la media europea. Cerca del 40% de la leche checa es exportada y el resto se consume en el mercado interno, así que la bajada de precios a nivel europeo es un factor de peso también. La semana pasada, la Cámara de Agricultura Checa pidió que se llevasen a cabo acciones a fin de minimizar el impacto de esta situación y reclamaron la promoción de las exportaciones, la compra de leche y sus derivados por parte del Gobierno y la intervención para incrementar los precios.

15-06-2015