Resumen económico

04-08-2014

Los sueldos de los funcionarios checos se incrementarán un 3,5%, la marca CzechoSlovakia sigue viva, el aeropuerto de Praga se reforma para acoger a los A380, desciende el consumo de cerveza en Chequia, las sanciones de la UE contra Rusia dejan indiferente a la economía checa.

Aumentarán un 3,5% los sueldos de empleados públicos

Foto: Filip JandourekFoto: Filip Jandourek Los salarios de los empleados públicos checos aumentarán en un 3,5%, como mínimo, a partir del año entrante. Así lo prometió el primer ministro, Bohuslav Sobotka, tras reunirse con representantes sindicales del país. Sin embargo, el ministro del Interior, Milan Chovanec, subrayó que tratará de conseguir para los policías y bomberos un aumento de hasta el 5%. Por su parte, los sindicatos temen que debido a la nueva Ley de Administraciones Públicas, que cuenta con una reorganización del sector público, el Gobierno no sea capaz de asegurar un aumento salarial a nivel general.

Consideran reanimar la marca Made in CzechoSlovakia

Petr Dadák, CC BY-SA 2.0Petr Dadák, CC BY-SA 2.0La antigua marca Made in CzechoSlovakia podría volver a revivir a pesar de que el Estado común de los checos y los eslovacos dejó de existir hace ya más de dos décadas. Representantes del Banco de Exportaciones checo y del banco eslovaco Eximbanka firmaron este martes en Bratislava un acuerdo de colaboración, en el que se cuenta con tal eventualidad. Durante su visita este mes a Praga, el presidente eslovaco, Andrej Kiska, rechazó la idea de la recuperación de la respetada marca de exportaciones Made in CzechoSlovakia. Kiska insistió en que el tema es cuestión del pasado y que actualmente Chequia y Eslovaquia deben ir conquistando los mercados extranjeros y formando su renombre en el exterior cada uno por su cuenta.

El aeropuerto de Praga será renovado y acondicionado para los gigantes A380

Foto: presentación oficial del Aeropuerto Internacional Václav HavelFoto: presentación oficial del Aeropuerto Internacional Václav Havel El Aeropuerto Internacional Václav Havel de Praga tendrá que restaurar una de sus terminales y áreas claves para adaptarse a las aeronaves gigantes A380 de Airbus. El acondicionamiento del aeródromo tendrá un coste de 5,6 millones de euros. El avión A380 que unirá Praga con la capital de Corea del Sur, Seúl, a partir del próximo verano transportará a más de 480 pasajeros. Unos 60 pasajeros más que los que viajan actualmente con el Boeing 747. Esta aeronave tiene una longitud similar a la A380, pero esta última posee una envergadura 15 metros mayor. El enorme avión ya ha aterrizado anteriormente tres veces en las pistas del Václav Havel de Praga. Sin embargo, los vuelos regulares que el próximo verano unirán Seúl con la capital checa amenazan con sobrepasar la capacidad del aeropuerto y causar retrasos.

Desciende el consumo de cerveza en la República Checa

Foto: Kristýna MakováFoto: Kristýna Maková A pesar de ser el país de la cerveza por excelencia, con una media de 131 litros por cabeza al año, el consumo de esta bebida en los bares ha caído a mínimos históricos, lo que ha llevado a las fábricas cerveceras a impulsar sus propios restaurantes, según ha informado el periódico Hospodářské Noviny. De cada diez jarras de cerveza, tan solo cuatro se consumieron en los bares el año pasado, según los datos aportados por el diario checo. Algunas de ellas se han decantado por pubs con un ambiente óptimo para disfrutar de los partidos de fútbol. Situados cerca de los estadios y decorados con los colores de los clubes, estas tabernas buscan convertirse en un lugar idóneo para disfrutar de una sesión de fútbol entre cervezas.

Las sanciones de la UE contra Rusia apenas tendrán efecto en la economía checa

Este jueves entran en vigor las nuevas sanciones de la Unión Europea contra Rusia. La República Checa, que ha insistido en que las limitaciones se restrinjan al ámbito militar, apenas se verá afectada, según ha declarado el Gobierno checo. La República Checa decidió esta semana apoyar la imposición de nuevas sanciones contra Rusia y mantener la unanimidad de la Unión Europea en este aspecto. Bruselas trata de castigar así al gobierno de Vladimir Putin por seguir suministrando armas a los separatistas prorrusos en Ucrania y negarse a negociar con este país una bajada de tensiones.

04-08-2014