Resumen económico

14-07-2014

Estos son los temas más destacados de la economía checa en la semana del 7 al 11 de julio: Škoda logra record de ventas, los guías turísticos de Praga se ven amenazados por el intrusismo laboral, Chequia devolverá las ayudas a la agricultura que ha malgastado, el gobierno promueve la construcción de carreteras y líneas ferroviarias, Un mes después de su puesta en marcha Kobra muestra sus primeros resultados en la lucha contra el fraude fiscal.

Škoda logra batir el record de ventas en los primeros seis meses del año

Foto: archivo de Škoda AutoFoto: archivo de Škoda Auto El fabricante de automóviles checo Škoda, del grupo Volkswagen, contabilizó más de 522.500 unidades vendidas en los primeros seis meses del año, lo que bate la cifra record de medio millón de vehículos.

Las matriculaciones en junio se situaron en 94.500 unidades que, según la firma, presenta una progresión del 8,1% en comparación con las 87.400 unidades entregadas en el mismo mes del año pasado.

Según datos de la empresa, en la primera mitad del año, las ventas se han incrementado un 12,5% en total.

El intrusismo laboral afecta gravemente a los guías turísticos en Praga

Foto: Kristýna MakováFoto: Kristýna Maková Los profesionales del turismo se ven asfixiados por el intrusismo de guías sin preparación que ofrecen una imagen falsa o edulcorada de la ciudad a los turistas.

El Gobierno promete desde hace tiempo una ley que exija garantías sobre sus conocimientos después de que en 2008 el Parlamento aprobara sin previo aviso la apertura total del sector.

La Asociación de Guías Turísticos Checa lleva seis años quejándose de que, hoy día, ser guía autorizado o no, no supone diferencia alguna a la hora de encontrar trabajo.

Además, es de suponer que un guía no profesional que se dedica a ello unas horas al día compaginándolo con otras ocupaciones, tendrá menores expectativas salariales, lo que afecta a las condiciones laborales de los profesionales del sector.

Chequia devolverá las ayudas para la agricultura que ha malgastado, según la CE

Foto: Comisión EuropeaFoto: Comisión Europea La Comisión Europea reclama a quince países, entre ellos la República Checa, la devolución de 57 millones de euros que se destinaron en ayudas comunitarias a la agricultura, ya que considera que se han gastado de forma indebida.

Bruselas realiza más de un centenar de auditorias al año para comprobar la correcta utilización de los fondos. En ellas se constata la suficiencia de los controles de los países receptores de las ayudas o las medidas correctoras que se deben de adoptar en caso de detectar deficiencias.

Actualmente, ya se han recuperado cinco millones de euros por lo que el importe restante a devolver asciende a 52 millones de euros.

Francia se lleva la peor parte ya que deberá devolver la suma más significativa, 20,04 millones de euros.

El Gobierno promueve la construcción de carreteras y líneas férreas

Autopista D1, foto: Petr JansaAutopista D1, foto: Petr Jansa La construcción de autovías y autopistas esa es una de las tareas más urgentes del Ministerio de Transportes. A esa conclusión llegaron el primer ministro, Bohuslav Sobotka, y el responsable de la cartera, Antonín Prachař, el jueves.

Muchos conductores se quejan del mal estado de las carreteras en la República Checa. La modernización de la principal autopista del país, la D1, es una pesadilla diaria para miles de personas que viajan entre Praga y la ciudad de Brno.

La modernización de la autopista viene acompañada de una serie de escándalos, los términos iniciales no se cumplirán y su reapertura tardará más de lo prometido por políticos.

Por su parte, el jefe del gobierno, Bohuslav Sobotka, que actualmente pasa revista a sus ministerios, expresó su satisfacción por el trabajo realizado y los planes de futuro del Ministerio de Transportes.

Kobra muestra sus resultados en el primer mes de funcionamiento

Foto: ČT24Foto: ČT24 Kobra, la nueva unidad especial de la Policía checa para luchar contra la evasión de impuestos, presenta sus primeros resultados tras un mes de funcionamiento. Los detectives se encargan actualmente de cinco casos que podrían hacer perder al erario público un total de 36 millones de euros.

La lucha contra la evasión fiscal como manera de aumentar los ingresos del Estado es uno de los objetivos del actual Gobierno de coalición de la República Checa. De ahí la creación hace un mes de una unidad policial específica para detectar a los defraudadores.

Este nuevo departamento, formado por detectives, aduaneros y expertos en materia fiscal, ha presentado ya sus primeros resultados. En sus incipientes semanas de vida ha comenzado la investigación de cinco casos en los que se sospecha de un fraude total de más de siete millones de euros, lo que podría significar una fuga de impuestos total de alrededor de 36 millones de euros.

14-07-2014