Resumen Económico

09-05-2016

Empresas rusas ganan presencia en Chequia, Irán tiene interés en colaborar con la República Checa en materia nuclear, Alemania busca trabajadores checos, estos son algunos de los temas de nuestro resumen económico.

Crece en Chequia el número de empresas con propietarios rusos

Foto ilustrativa: Štěpánka BudkováFoto ilustrativa: Štěpánka Budková Los rusos se sienten en Chequia seguros y “como en casa”, esa parece ser la principal razón de que en los últimos diez años se haya duplicado el número de empresas checas con propietarios rusos. Actualmente se trata de los extranjeros con mayor presencia en las estructuras de propiedad del tejido empresarial checo.

La presencia rusa en las empresas checas se halla en expansión desde 2008, es decir, desde el comienzo de la crisis financiera global. Los empresarios e inversores rusos decidieron entonces trasladar sus recursos a ambientes más seguros y, al mismo tiempo, cercanos y conocidos.

Entre los refugios que ofrecían estas características destacaba sin duda la República Checa, un lugar de turismo habitual para la clase alta rusa, donde muchos ya poseían inmuebles, y que además se mostró relativamente estable en los peores años de la crisis.

Es por ello que en los últimos diez años se haya más que duplicado el número de empresas checas que cuentan como principal accionista a un ciudadano ruso, según un análisis de la agencia Czech Credit Bureau.

 

Irán tiene interés en que Chequia participe en la seguridad de sus centrales nucleares

Foto: archivo de Doosan Škoda PowerFoto: archivo de Doosan Škoda Power Irán tiene interés en colaborar con la República Checa en materia nuclear, según declaró el vicepresidente iraní, Ali Akbar Salehi, tras reunirse en Praga esta semana con el ministro de Relaciones Exteriores checo, Lubomír Zaorálek. La tecnología checa aumentará la seguridad y potencia de las centrales nucleares iraníes.

El fin de las sanciones económicas a la República Islámica de Irán supone un nuevo abanico de oportunidades para las empresas checas. Quizás la posibilidad más importante de colaboración económica que se presenta en un futuro cercano es la que se ha abierto esta semana en materia de energía nuclear.

El vicepresidente de Irán, Ali Akbar Salehi, él mismo experto en el tema y presidente de la Organización Iraní para la energía nuclear, firmó en Praga un memorando que abre las puertas a la República Checa a la hra de participar en la mejora de la seguridad y productividad de las centrales de este país de Oriente Medio.

 

Temperaturas bajas destrozan la cosecha de albaricoques checos

Foto: Eva Dvořáková, ČRoFoto: Eva Dvořáková, ČRo La ola de frío que ha afectado sucesivamente a toda Europa Central desoló la mayor parte de la cosecha de frutas en la República Checa. Las temperaturas inesperadamente bajas para estas alturas de año causaron peores estragos en el sector de los albaricoques, que contará con un volumen casi nulo esta temporada.

El sector de frutas checo vuelve a vivir la pesadilla de hace cinco años, cuando las heladas de mayo desolaron totalmente o parcialmente la cosecha de más de 10.500 hectáreas de plantaciones, o sea el 60% del terreno frutal total del país.

Los pronósticos auguran que este año la situación será parecida a la del año 2011, cuando hubo la peor cosecha en los últimos cincuenta años.

Las bajas temperaturas han afectado, sobre todo, al sector de los albaricoques, pero han causado graves estragos también en los frutales de cerezos, melocotoneros y ciruelos.

 

Las empresas alemanas buscan trabajadores técnicos en Chequia

Unos 40.000 checos trabajaban el año pasado en Alemania, el doble que hace cinco años, cuando el mercado de trabajo alemán se abrió para la República Checa. En el país vecino se buscan sobre todo profesiones técnicas, servicios y personal sanitario.

Foto: Comisión EuropeaFoto: Comisión Europea Hace cinco años el mercado alemán se abrió para los empleados checos, que podían pro fin entrar a trabajar en el país vecino sin restricciones, en el marco de la Unión Europea.

Algunos medios alemanes temían una avalancha de checos que saturara su oferta de mano de obra, pero nada de eso sucedió. Un año después de abrirse el mercado alemán, trabajaban allí 19.000 checos. El año pasado, según datos de la Oficina de Trabajo Federal, su número era de 40.000, la gran mayoría en Baviera, y otra parte en Sajonia.

Los trabajadores checos que cuentan con mayor demanda en Alemania son los especialistas técnicos y los del sector servicios, sobre todo de la hostelería, aunque también se busca personal sanitario, como médicos y enfermeras.

09-05-2016