Resumen económico

11-04-2016

El aumento de las exportaciones gracias a la devaluación de la moneda checa, el resurgir de la empresa automovilística Tatra o el invento de un nuevo tipo de munición que se puede disparar en el interior de un avión son algunas de las noticias económicas más importantes de los últimos días.. Nos informa Carlos Ferrer.

Gracias a la corona devaluada las exportaciones checas crecieron en 16.000 millones

Foto: Matěj Skalický, ČRoFoto: Matěj Skalický, ČRo La apuesta del Banco Nacional Checo por una corona débil, que desde 2013 se ha fijado la línea roja de 27 unidades por euro, ha dado los resultados esperados en cuanto a la venta de los productos checos en el exterior. Según la Asociación de Exportadores en los últimos dos años el volumen de pedidos en el exterior ha crecido en unos 16.000 millones de euros.

De hecho, si todo sigue como hasta ahora, la mencionada entidad vaticina que este año se alcanzará la cifra récord de 148.000 millones de euros. La única limitación, apuntan, es la falta de mano de obra, tanto de profesionales cualificados como de simples obreros, que les impide satisfacer la demanda.

Los checos no temen gastar, están seguros de mantener su empleo

De acuerdo a las encuestas nacionales, las compras en el mercado minorista han subido un 8,5% en comparación con la temporada pasada. El aumento de días totales del año fue la causa principal de que las compras hayan subido un 4,8% en el mes de enero.

El aumento se ha dado principalmente en las áreas de alimentos, combustibles, productos caseros y otros bienes. Con el crecimiento de la economía checa va mejorando la situación en el mercado de trabajo. Esto es lo causante de que los ciudadanos sean capaces de mantener su empleo con mayor facilidad y poco a poco crezcan los sueldos, lo cual mantiene positivos a los consumidores y aumenta sus ganas de hacer compras.

La empresa Tatra se recuperó de su letargia

Foto: archivo de la empresa TatraFoto: archivo de la empresa Tatra Las inversiones en la compra de la empresa automovilística Tatra, con sede en la ciudad morava de Kopřivnice, sus nuevos propietarios lograron recobrarlas en un par de años. Mientras que en 2012 las pérdidas de la empresa eran de casi 37 millones de euros y debía otros 37 millones, en 2015 sus ganancias alcanzaron más de 14 millones de euros.

En 2013 la compañía había sido adquirida por los empresarios Jaroslav Strnad y René Materna en la históricamente primera subasta por embargo de una empresa completa. Y los nuevos propietarios alcanzaron un verdadero milagro. Aunque los comienzos fueron duros, hubo que despedir a muchos trabajadores, hacer diversos cambios en la organización de la producción e invertir en nuevas instalaciones tecnológicas, finalmente todo se justificó.

Cines checos: de la crisis a ingresos récord

Las ganancias de los cines checos superaron los 60 millones de euros en 2015, lo que es una marca histórica, y a las salas de proyección acudieron casi 13 millones de espectadores, la mayor cifra desde 2010.

El sector, que hace cinco años se balanceaba al borde del abismo, hoy día vuelve a gozar de una posición fabulosa. Los cinéfilos vuelven a invadir las proyecciones en una Chequia que con más de 600 salas figura uno de los países con la mayor densidad de cines a nivel europeo.

Nueva munición checa permitirá disparar dentro de un avión

Se les llama air marshals y su trabajo consiste en garantizar la seguridad de los vuelos dentro del avión, vestidos de paisano y aparentando ser un pasajero más. Estos agentes de seguridad intervienen normalmente contra viajeros ebrios o fuera de control, pero hipotéticamente podrían hacerlo también contra terroristas. Uno de los problemas con los que contarían en esta situación sería el hacer uso de sus armas de fuego. El proyectil podría atravesar el cuerpo del sospechoso y herir a otro pasajero o atravesar la cabina y provocar una pérdida de presión.

Un equipo de expertos en armas y municiones de la Universidad de Defensa de Brno ha reaccionado ante este problema y desarrollado un nuevo tipo de munición de 9 milímetros llamado AM. Las balas, fabricadas de latón, están huecas casi en un 50% y son por ello extremadamente ligeras. Vuelan por ello más rápido que otros proyectiles y una vez en el cuerpo del agresor, su diseño hace que se deformen y se queden atrapadas en su interior, en lugar de atravesarlo limpiamente.

11-04-2016