Primer ministro, Andrej Babiš, quiere tomar una decisión este año con respecto a la extensión de la planta central nuclear de Dukovany

El primer ministro ha dicho que quiere que la decisión sobre la eventual financiación de la extensión de la central nuclear de Dukovany, que está situada al sur de Moravia y que pertenece a la sociedad energetica ČEZ, sea tomada antes de que finalice el año.

La central de Dukovany, foto: Zruda, CC BY-NC-SA 2.0La central de Dukovany, foto: Zruda, CC BY-NC-SA 2.0 La central de Dukovany, construida entre 1974 y 1987, es una de las dos centrales nucleares activas en la República Checa. Sin embargo, su duración de vida no es eterna y deberá poder funcionar hasta el 2035. Según el primer ministro, esto significa que la sociedad ČEZ, 70% propiedad del Estado, tendrá que consolidar un plan lo más pronto posible para reemplazar sus cuatro reactores.

Andrej Babiš piensa que la empresa, considerada la más importante del sector de energía de Europa Central, no debería depender del dinero púbico. Dispondrá de un capital lo suficientemente grande para asegurar su auto financiamiento. El Estado deberá simplemente jugar un rol de garantía, en caso de algún problema.

El líder del movimiento ANO estima que la empresa ČEZu, una subsidiaria de ČEZ, podría ocuparse de la construcción de un nuevo reactor. Se trata de una solución que ya había propuesto cuando era ministro de finanzas en el gobierno de Bohuslav Sobotka.

La compañía energética también opera la central eléctrica de Temelín, en Bohemia del Sur. Las dos centrales producen más de un tercio de las necesidades eléctricas checas.